Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

¿Naturalidad? No, que me provoca gases


Muy bien. Ahí estás tú, vestida para matar, con esa mirada que sería capaz de derretir el iceberg que hundió al Titanic. Eres una chica de hoy, una mujer hecha y derecha que sabe lo que quiere, amiga de sus amigas, independiente, atrevida y audaz. Eres todas esas cosas que has leído en las revistas. Tú te identificas con ellas. Ellas, las chicas de la portada, son como tú y tú eres como ellas. Sois un equipo. El equipo de las chicas modernas.

Bebes con picardía un traguito de la copa que has pedido, por supuesto, un combinado que perfectamente se podría pedir una de las chicas de Sex and the city porque, por supuesto, tú dices Sex and the city, nada de Sexo en Nueva York, que se note que sabes idiomas. Podrías ser la quinta chica. O, incluso, la cuarta. Porque la morena nunca te convenció. Tú aportarías mucho más.

Y, de repente, mientras estás ensayando tu discurso de agradecimiento por el Emmy que acabas de ganar como mejor actriz de reparto, te fijas en un tío que cruza por delante de ti. Perdón, un tío no. Un HOMBRE. Igualito que los que aparecen en las revistas. El perfecto complemento para una chica como tú.

Nada de un niñato que no sabe lo que quiere, no. Un HOMBRE de verdad, que llora delante de ti, que te escucha y te anima a perseguir tus sueños, un compañero, un amante, un confidente, un amigo y, sobre todo, alguien que te respeta y te admira por cómo eres aunque (siempre hay un pero) tengáis que pelear por los botes de crema hidratante.

Intentas atraerlo con tu mirada de pantera, ésa que has estado ensayando toda la semana desde que leíste el artículo en tu revista favorita. Pobre chico. Seguro que además es un poco tímido. Lo mejor es que te acerques y tomes la iniciativa, tal y como dijeron en el Especial Verano.

Allá vas. Muy probablemente te mande a escardar cebollinos porque, sinceramente, no hay quien te aguante. No eres tú. Eres un producto, un personaje creado por la sociedad. No te comportas con naturalidad. Tú, el paradigma de la independencia, convertida en un producto prefabricado, quién lo diría. Y, sobre todo, qué pensaría Carrie.

Si algo así te temías, que ya te lo dijo tu horóscopo. Menos mal que, uy, fíjate, ahí viene otro HOMBRE. Éste sí parece de los de verdad, no como el niñato de antes.

chica-natural.jpg

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías