Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Alfred C. Kinsey. Informe Kinsey


Alfred Charles Kinsey nace en Hoboken, Indiana el 23 de junio de 1894 fallece en Bloomington, el 23 de agosto de 1956, Nueva Jersey. Entomólogo y psicólogo norteamericano.

Vida.

Estudió en la Universidad de Bowdoin, en Brunswick, Maine entre 1914 y 1916. Graduado “magna cum laude” con un B.S. en biología y psicología. Recibió su Sc.D. en biología de la Universidad Harvard en septiembre de 1919, y fue a la Universidad de Indiana como profesor auxiliar de zoología en agosto de 1920. Estableció una reputación académica sólida por sus pruebas biológicas y su investigación en taxonomía y evolución. En 1937, el “American Men of Science” lo nombró como uno de sus precursores. En 1938, asumió el control de la coordinación del nuevo curso matrimonial en la Universidad de Indiana, para luego comenzar a recolectar historias para el archivo del comportamiento sexual. En 1940, el presidente Herman B. Wells le dio a elegir a Kinsey: o continuaba con el curso matrimonial o con su proyecto de investigación sexual.kinsey-sexologos-valencia

Kinsey y su personal realizaron 18.000 entrevistas y publicaron “El comportamiento sexual en el hombre” en 1948 y “Comportamiento sexual en la mujer” en 1953. Murió en 1956 en la edad de 62 años a causa de una neumonía.

Obra de Alfred C. Kinsey. Informe Kinsey.

Kinsey recopiló en su obra El comportamiento sexual en el hombre publicada en 1948, miles de entrevistas personales que, aunque adolecen de algunos problemas legales, metodológicos y técnicos importantes, sus resultados han coincidido en gran medida con los posteriores estudios sobre la conducta sexual masculina realizados en otros países y en otros momentos diferentes.

Sobre la base de más de 5.300 entrevistas personales con hombres de raza blanca, Kinsey llegó a una serie de conclusiones acerca de la homosexualidad:

El 37% de los hombres entrevistados experimentaron alguna vez un orgasmo homosexual a partir de la adolescencia.
El 13% de los varones sintieron deseos homosexuales, sin que se produjera por ello contacto físico alguno.
El 25% de ellos tuvieron experiencias homosexuales no incidentales entre las edades de 16 a 55 años.
El 18% mantuvieron igual número de relaciones heterosexuales que homosexuales durante un período mínimo de 3 años, entre las edades de 16 a 55 años.
El 10% tuvo una conducta estrictamente homosexual durante un período de 3 años como mínimo y entre las edades ya reseñadas.
Sólo un 4% manifestaba una conducta estrictamente homosexual durante toda su vida y ya manifiesta durante la adolescencia.
La homosexualidad existía a todos los niveles sociales y ocupacionales.
De su trabajo de 1953 sobre el Comportamiento sexual en la mujer, Kinsey realizó 5.490 entrevistas a mujeres de raza blanca de las cuales se deduce que:

Un 13% de mujeres habían experimentado algún orgasmo homosexual a partir de la adolescencia.
Sólo un 3% de las mujeres habían sido predominantemente homosexuales durante un período de 3 años como mínimo.
Las mujeres, en contraste con los hombres, no solían ser promiscuas y tenían sus relaciones homosexuales sólo con 1 ó 2 compañeras en el 71% de los casos.
Estos resultados, llevaron a Kinsey a confeccionar la Escala de Kinsey sobre la heterosexualidad-homosexualidad, donde el grado 0 manifestaba una heterosexualidad completa sin ambajes y el 6 una homosexualidad exclusiva y dominante. Aun así, su estudio demuestra que la mayoría de las personas se encontraban dentro del número 1 o 2 en su escala.

Las conclusiones que se extraen de la obra de Kinsey diferían radicalmente la apreciación de la homosexualidad como fenónemo minoritario: la mitad de los varones de la muestra estudiada habían tenido al menos una experiencia homosexual (a nivel físico o de fantasía), aunque era muy frecuente que hubieran tenido más de una, o incluso una vida homosexual exclusiva (4%). Por tanto, este tipo de sexualidad no era excepcional, lo que venía a indicar que la homosexualidad en sí no era un índice de patología mental, como demostrarían posteriormente Churchill en 1967, Silverstein en 1972 o Martin y Lyon también el mismo año, quienes argumentan en sus estudios que la mayoría de homosexuales masculinos y femeninos se identifican con su propio sexo, al contrario de lo que a menudo se considera en cuanto al afeminamiento del varón o la masculinización de la mujer.

El estudio de Kinsey, recibió numerosas críticas en lo que a su metodología y resultados se prefiere, de las que destacan las realizadas por German en 1948.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías