Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Anorgasmia masculina


Anorgasmia masculina. Definición y causas

La anorgasmia masculina precisa siempre de una valoración en persona por un psicólogo sexólogo o un facultativo especialista en urología. El DSM V aglutina con la denominación de trastornos del orgasmo masculino a los cuadros de eyaculación retardada, eyaculación retrógrada y aneyaculación. Asimismo, les asigna los mismos criterios diagnósticos.

Estos trastornos pueden ser: primarios (de toda la vida) o secundarios (a partir de cierto momento de la vida sexual), parciales (sólo en determinadas situaciones) o totales (ante toda clase de estímulo erótico).

La forma clínica más grave es la aneyaculación sin ni siquiera poluciones nocturnas y la más frecuente es la eyaculación retardada en la vagina. Otra modalidad es la Eyaculación Dolorosa, que consiste en molestias o sensaciones de ardor o dolor que se manifiestan durante o después de una eyaculación en el perineo, uretra y testículos.

Trastornos del orgasmo masculino. Causas

Las causas orgánicas más frecuentes son: alteraciones anatómicas de las vías seminales, lesiones neurológicas, hiperprolactinemia, iatrogenia quirúrgica, diabetes y algunos fármacos.
Las causas psicológicas más frecuentes son similares a las de la disfunción eréctil, y además: fobias sexuales, inseguridad sexual y problemas en la relación de pareja.

Anorgasmia masculina. Historias reales

Soy hombre y no llego al orgasmo

Tengo 50 años y he estado casado durante 20 años. Desde el principio las cosas no fueron bien, en el tema sexual. Yo soy muy activo sexualmente y mi pareja no, lo que ha provocado un rechazo constante. Cada vez que intentaba mantener relaciones la contestación siempre era la misma: “no”. Sólo una vez al mes era ella la que lo solicitaba.

Con el tiempo he ido perdiendo la capacidad de tener orgasmos, hasta el punto de que no siento ningún placer con el sexo, lo que me provoca una gran ansiedad y una obsesión por conseguir el orgasmo, que provoca un efecto negativo, lejos de mejorar, empeora el problema.

El proceso ha sido muy sutil, hasta el punto que no he sido consciente hasta tener nueva pareja. Mi pareja actual colabora todo lo posible, es muy cariñosa, se entrega con pasión; realizamos multitud de prácticas sexuales, pero no hay forma de conseguirlo. Puedo mantener relaciones sexuales completas, pero no tengo orgasmos.

He acudido a especialistas, urólogos, me confirman que físicamente estoy bien y me remite al terapeuta sexual. El terapeuta dice que el problema es mental, y me indica una serie de comportamientos y pautas, que tampoco han dado resultado. Las actividades recomendadas son:

– iniciar con un ambiente propicio: luz, música, vestuario, etc.

– Continuamos con caricias, sin tocar los genitales

– Finalizamos con masturbación

Estoy empezando a creer que no tengo solución y me sumo en una profunda tristeza que me lleva a la depresión. ¿Creen que no tengo solución? Saludos.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Terapia Online

Categorías