Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Automasoquismo


AUTOMASOQUISMO (Síndrome de auto-daño deliberado, Auto-mutilador borderline – imposición de daño para suprimir la excitación, Síndrome de Munchausen – reapertura de una herida, Traumafilia – excitación a partir de un trauma).

El automasoquismo es el acto consciente de imponerse dolor o daño sobre sí mismo como un medio de estimular un orgasmo, un estado alterado, o una liberación emocional que actuaría como un sustituto del orgasmo. Ejemplos de automasoquismo son acostarse sobre una cama de clavos, flagelación, cortarse, perforarse, quemarse, bailar al sol, bailar con objetos colgados de la piel con garfios, amarrarse, ponerse corsés, y tatuarse. Muchas culturas han usado formas de mutilación como una parte de sus rituales tribales o religiosos. Una marca física se usaba como verificación de la habilidad de un adulto para conquistar el dolor. A las personas que se involucran en estos actos para aliviar el estrés o para gratificación sexual subliminal se les refiere como auto-mutiladores. Las razones fundamentales para el automasoquismo y la auto-mutilación puede que sean similares. Muchos mutiladores tienen baja autoestima, sentimientos de culpa y auto-denigración, depresión, dificultad para expresar o verbalizar sus emociones, provienen de hogares rotos, o tienen padres emocionalmente distante o abusivos físicamente.

 Los mutiladores más serios (Ej.: remoción de pene) se consideran psicóticos o esquizofrénicos.
Los motivos de la auto-mutilación pueden variar. Puede ser hecha para ganar atención y amor, reducir tensión, o terminar un estado de despersonalización o anonadamiento emocional. Los eventos que frecuentemente guían a un episodio son discusiones con la familia o la amenaza de perder un amante. Algunas personas sabotean su salud con la meta de ser intervenidos quirúrgicamente y luego puede que reabran la herida. Esto se refiere como en síndrome de Munchausen. Las personas quienes compulsivamente se hieren a sí mismas parecen seguir un patrón constante de cinco estadios: “(1) el evento precipitante (tal como la pérdida de una relación significativa), (2) intensificación de la disforia, (3) intentos de prevenir el auto-daño, (4) auto-mutilación, y (5) la secuela (por ej., alivio de la tensión)” (“La Experiencia Interna del Auto-mutilador Borderline”, por E. Leibenluft, DL Gardner, RW Cowdry, Journal Personality Disorders, 1987; 1317-1324).
El Automasoquismo tiene los mismos efectos neurológicos que el Masoquismo. Estos oscilan desde excitación sexual, euforia, despersonalización, y estados alterados. Las personas que llevan a cabo auto-mutilación para culminar la fase de despersonalización del ciclo de estrés puede que estén subconscientemente efectuando una recuperación más veloz.
A las personas quienes sufren de heridas físicas luego de un desastre “frecuentemente les va mejor últimamente que a aquellos que escapan ilesos” (“ And Now, Emotional Aftershocks”, por Anastasia Toufexis, reportado por Andrea Dorman/Nueva York y Joseph J. Kane/Atlanta, revista Time, Octubre 1986, p. 46).   La especulación basada en los remedios históricos involucra acupuntura, sangrías, ventosas, shock eléctrico, abofetear a alguien que se pone histérico, etc., sugiere que la imposición postraumática de dolor o herida dispara el ciclo neurológico de recuperación o el sistema inmune del paciente.
La auto-mutilación es frecuente en hospitales, prisiones, y asilos.   Esto es lógico a causa del estrés extra sentido por pacientes o prisioneros quienes son de su familia, y que tienen una nueva rutina impuesta  que limita severamente su libertad personal.   Naturalmente, las personas pasan a través de un ciclo de estrés normal cuando experimentan el trauma:   temor, conducta de evitación, rabia, compulsividad, depresión, despersonalización, y anonadamiento.   Los científicos han observado que “prácticamente todos los reportes conocidos de auto-daño en macacos (un primate) han sido registrados cuando el animal está restringido físicamente restringido y usualmente cuando es aislado” (“Auto-daño: hacia una base biológica”, por I. Jones, Perspect Biol Med, 1982; 26: p27-150).

Las personas quienes se involucran en automasoquismo puede que encuentren beneficioso la terapia profesional, grupos de auto-ayuda, o guía en comunicar las emociones y ansiedad.   Medicación, tal como “antagonistas de la dopamina, inhibidores de la recaptación de serotonina, y antagonistas de los opiáceos pueden ser de gran ayuda” en algunos casos” (“Conducta de Auto-daño:   Una revisión de la Conducta y la Biología de la Auto-mutilación”, por el Dr. Ronald M. Winchel, y Michael Stanley, Ph.D., Am J Psychiatry 148:3, Marzo 1991, pp. 306-315).   PRECAUCION:   El cortarse puede dañar nervios y arterias, lo cual puede guiar a serias complicaciones de salud.

Fuente: www.sexologica.com

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías