Pareja y su papel en la disfunción eréctil

En Pareja … Mantén relaciones sexuales satisfactorias

La existencia de disfunciones sexuales en uno de los miembros de la pareja impacta negativamente en la calidad de vida de ambos componentes.

Cuando aparecen los problemas de erección y la falta de deseo en el hombre, la pareja suele ser la primera en percatarse. Sin embargo, pocos hombres se atreven a tratar el tema abiertamente, debido al temor, la culpabilidad y el estrés que les produce «fallar» durante la relación sexual, y adoptan una falsa postura de desinterés hacia la sexualidad, lo que genera diferencias y, con frecuencia, el deterioro de la relación.

Y es justamente en ese momento cuando la pareja debe actuar para propiciar el abordaje del problema con naturalidad, a través de una comunicación fluida. En un estudio reciente , en el que participaron 512 hombres que habían experimentado en algún momento problemas de erección, sólo un 20% de ellos buscó solución. Además, el hombre tarda una media de 1,7 años en consultar con el médico y/o Sexólogo sobre sus dificultades de erección. Uno de cada 3 hombres que acudieron al Sexólogo y/o médico lo hicieron motivados por su parejas, lo cual revela el papel decisivo de ésta en la visita al sexólogo y/o médico y, por ende, en el diagnóstico y tratamiento oportuno de los problemas de erección y déficit de testosterona del hombre.

La disfunción eréctil en varones mayores de 50 años, suele asociarse irrefutablemente a la edad, cuando en realidad puede ser una señal de que hay otros aspectos en la salud general masculina que no están funcionando como deberían.

La pareja no solo debe fomentar la búsqueda de asistencia psicológica, sexológica y/o médica en estos casos: es fundamental hacerle comprender al hombre que las disfunciones sexuales muchas veces pueden ser motivadas por otros problemas de salud que deben ser tratados a tiempo, especialmente aquellos relacionados con la salud cardiovascular.

De igual manera, se estima que alrededor de la mitad de los hombres que experimentan problemas sexuales interrumpen la medicación , de allí que el apoyo de la pareja sea determinante en la adherencia(cumplimento) al tratamiento.

Como pareja, qué señales deben dar la alarma:

  • Cambios en la actividad sexual regular. Si la incapacidad para mantener una erección ha dejado de ser un hecho puntual o si notas que hay menor deseo sexual o incluso dificultad para alcanzar el orgasmo.
  • Perturbación del estado de ánimo. Estar irritable, ansioso o deprimido de manera habitual puede ser una reacción inconsciente para evadir el problema real.
  • Otros problemas de salud. La obesidad y la diabetes, la pérdida de vitalidad y hasta la falta de concentración pueden estar relacionados con disfunciones sexuales.

¿Cómo ayudar a tu pareja si padece de Disfunción eréctil?

Además de invitar a tu pareja a conversar sobre este tema, evitando los juicios negativos, es importante que le sugieras la búsqueda de información fiable sobre salud sexual, pues aceptar que su disfunción puede estar enmascarando otros problemas de salud podría ser el primer paso para que se anime a consultar a su médico y a preparar esa primera visita.

Vaginismo y relaciones sexuales dolorosas

Cuando las relaciones sexuales son dolorosas

El vaginismo es la dificultad de realizar el coito, debido a la contracción involuntaria de los músculos que rodean la vagina, y que se produce al tocarla o presionarla. Esta contracción hace que se cierre parcial o totalmente y provoca que la penetración del pene sea dolorosa.

Síntomas del vaginismo

El vaginismo puede manifestarse como una leve incomodidad, una sensación de ardor, o un dolor intenso en el momento de la penetración. A veces, pueden alternarse periodos de agravamiento o mejoría de forma espontánea.

Si padeces estos síntomas que dificultan tus relaciones sexuales, debes consultar con un Psicólogo, especialista en Sexología o Sexólogo.

¿Por qué es importante tratarlo?

El vaginismo es una disfunción sexual femenina que afecta al 12% de las mujeres, que tiene solución y no tiene por qué representar un problema grave. Es importante tratarlo, ya que suele generar angustia, frustración, culpa y baja autoestima, entre otras emociones; llegando en algunos casos, a pensar en la imposibilidad de formar una familia.

No solo afecta en el plano sexual, sino que en muchas ocasiones puede generar problemas al introducir tampones o al someterse a una revisión ginecológica.

Dado que la sexualidad sigue siendo todavía un tema muy privado y algo “tabú”, algunas mujeres afectadas pueden esperar hasta dos años para hacer la consulta al especialista en Sexología.

¿Cuándo aparece el vaginismo?

El vaginismo suele aparecer en la adolescencia, al iniciarse las relaciones sexuales y es en estos casos cuando se considera primario. También puede darse en edades más avanzadas, sobre todo en periodo menopáusico, en mujeres que no han tenido problemas de relaciones a lo largo de la vida. En este caso se trataría de vaginismo secundario.

¿Cuáles son las causas del vaginismo?

Las causas que generan el vaginismo se deben a dos factores principales:

Orgánicos:

  • Himen hipertrófico
  • Endometriosis
  • Tumores
  • Cicatrices
  • Hemorroides
  • Alteraciones en la piel de la vulva

Psicológicos (son los más frecuentes)

  • Ansiedad antes de la penetración
  • Miedo a padecer dolor
  • Miedo a quedar embarazada
  • Haber experimentado experiencias sexuales negativas
  • Haber sufrido violación o abusos
  • Depresión
  • Baja autoestima

¿Cómo se diagnostica el vaginismo?

El vaginismo se diagnostica por los síntomas que presenta la paciente y por la exploración ginecológica. En primer lugar, debes explicar a tu sexólogo  y/o ginecólogo exactamente lo que sientes cuando mantienes relaciones sexuales, y una vez tenga esta información, te realizará una exploración para descartar otras causas que puedan impedir la penetración.

¿Qué tratamientos existen para el vaginismo?

El vaginismo es una disfunción sexual que no se suele resolver sin ayuda, pero que el porcentaje de éxito es muy elevado. Principalmente, el tratamiento se centra en reducir la tensión de los músculos vaginales y el temor al dolor que sientes al tocarte la vagina o cuando mantienes relaciones sexuales. Si la causa es orgánica, existen tratamientos y técnicas para solucionar el problema. Cuando la causa es psicológica, los especialistas recomiendan abordarlo desde diversos frentes, como la eliminación de ideas erróneas relativas a la penetración, así como el control de la ansiedad que pueda aumentar la tensión muscular.

Para disminuir esta reacción refleja, hay ejercicios de tacto y exploración para desensibilizar la zona genital del dolor

También existen otros ejercicios, llamados Ejercicios de Kegelque implican la contracción y relajación de los músculos del suelo pélvico, que son los que controlan la orina.

Anorgasmia Femenina. Tratamiento en Terapia Sexual

Evaluación y tratamiento de la anorgasmia femenina

En «The Second International Consultation on Sexual Medicine» se definió el trastorno del orgasmo o anorgasmia, como «a pesar de una adecuada excitación hay ausencia, notable disminución de la intensidad o retraso del orgasmo, con cualquier tipo de estimulación».

En una reciente revisión de 34 estudios, las cifras de anorgasmia oscilan entre el 20 y el 50%. En mujeres españolas se estima una incidencia de entre un 5 y un 40%, y después del deseo sexual hipoactivo es la segunda causa de consulta entre las pacientes que acuden al Instituto Andaluz de Sexología y Psicología (IASP).

Pero, a pesar de la alta incidencia, no hay medidas farmacológicas específicas y se han usado con poco éxito la mirtazapina y la yohimbina, inhibidores de la fosfodiesterasa cinco y apomorfina. En los últimos años se ha prodigado mucho el uso de geles clitorídeos y del Eros device®.

Para Billups et al con el Eros® mejora el 42% de las mujeres que presentan alguna disfunción sexual; sin embargo, en el IASP sólo el 1,25% encontró satisfacción con el aparato.

En cuanto a los geles clitorídeos, como el Viacrem®, Donacreme®, etc., en el IASP se puso de manifiesto una eficacia del 6,25%.

En definitiva, no se dispone de ningún fármaco que haya demostrado ser claramente eficaz, como ocurre en la disfunción eréctil del varón, por lo que la estrategia terapéutica más efectiva en la actualidad sigue siendo la terapia sexual.

Qué es y qué Causa la Anorgasmia

La anorgasmia es la inhibición continua del orgasmo, se manifiesta por la ausencia del orgasmo tras una fase de excitación normal. Es, junto con la falta de deseo o frigidez, una de las disfunciones sexuales más comunes en la mujer.

Hay varios tipos de anorgasmia:

  • Anorgasmia primaria: la sufre quien nunca ha sentido un orgasmo, ni en pareja ni por masturbación.
  • Anorgasmia secundaria: la sufre quien, tras una época de haber tenido orgasmos, deja de experimentarlos.
  • Anorgasmia absoluta: cuando la mujer no es capaz de alcanzar el orgasmo mediante ningún procedimiento.
  • Anorgasmia relativa: cuando obtiene el orgasmo de una forma determinada (por ejemplo, solo con la masturbación).
  • Anorgasmia situacional: cuando puede alcanzar el orgasmo sólo en determinadas circunstancias específicas.

Sobre las causas, contarte que en un 95 % de los casos la anorgasmia tiene causas psicológicas, el 5 % restante puede deberse a la ingesta continuada de algun medicamento, un traumatismo o alguna enfermedad.

Las causas psicológicas pueden ser diversas como los condicionamientos culturales, traumas sexuales, factores interpersonales, falta de información sobre la sexualidad, estrés, angustia, temores, culpas, conflictos de pareja, etc.

Cuídate si Sufres de Anorgasmia

Si sufres de anorgasmia te estás perdiendo uno de los mejores momentos de la vida, el orgasmo es algo muy especial que no solo representa placer y satistacción, es una función más de nuestro cuerpo-mente y como tal es necesaria para una salud plena.

Aunque la anorgasmia no representa un problema directo para nuestra salud, las mujeres que la sufren pueden tener otro tipo de problemas relacionados con la ausencia del orgasmo:

  • Estrés, ansiedad o estados depresivos. El orgasmo es la mejor “pastilla” anti-estrés y anti-depresión.
  • Problemas de pareja. Una vida sexual plena es parte de una relación feliz y duradera.
  • Sobrepeso. En muchas ocasiones la ausencia del orgasmo hace que la comida sustituya al sexo.
  • Dolores menstruales y de cabeza. Las endorfinas que se liberan durante el orgasmo reducen estas dolencias.
  • Envejecimiento prematuro. El orgasmo estimula en la mujer una hormona capaz de rejuvenecer su aspecto.
  • Baja autoestima. La anorgasmia puede hacerte sentir mal contigo misma y generar dificultades con tu autoestima.
  • Emociones negativas. La falta de orgasmos genera sentimientos de enojo, rabia e insatisfacción hacia tu pareja.

Tratamiento para la anorgasmia

Ya te has puesto en marcha. Ahora, queremos decirte que puedes encontrar la solución. No permitas que tu relación de pareja ni tu autoestima se sigan viendo afectadas por esta causa.

En Sexólogos Valencia trabajamos desde una terapia cognitivo conductual y ecléctica, para que obtengas resultados lo antes posible. A lo largo de la terapia formaremos un equipo con una meta común: ayudarte a superar la anorgasmia.

¿Qué técnicas y métodos utilizamos?

  • Orientación sexual. Te ayudaremos a desterrar los mitos y las falsas creencias que afectan tu respuesta sexual y originan la anorgasmia. Para ello, nos basamos en información científica actualizada.
  • Psicoterapia individual. A través de la psicoterapia exploraremos las causas del problema, para poder erradicar de raíz los conflictos psicológicos que están alimentando la anorgasmia.
  • Terapia de pareja. Si la anorgasmia tiene su origen en un problema de pareja, es imprescindible solucionar esta dificultad, por lo que trabajaremos con ambos para fortalecer vuestra relación y solucionar los conflictos latentes.
  • Ejercicios de terapia sexual. La mayoría de las mujeres aprenden a experimentar el orgasmo a medida que prueban diferentes estimulaciones y conocen mejor su cuerpo. Por eso, te explicaremos ejercicios que te ayudarán a eliminar los condicionamientos sexuales que te impiden disfrutar al máximo del encuentro íntimo.

 Estos son los beneficios que conseguirás con nuestra terapia sexual:

  • Eliminar el sentimiento de culpabilidad y la vergüenza.
  • Alcanzar orgasmos placenteros y una mayor seguridad en tus relaciones sexuales.
  • Mejorar la relación de pareja y la comunicación.
  • Aumentar tu autoestima y el nivel de satisfacción en general.
  • Conocer mejor tu cuerpo y tu respuesta sexual.

Ejercicios de Kegel en el tratamiento de la Eyaculación Precoz

Ejercicios de Kegel, solución para controlar la eyaculación precoz.

Los ejercicios de Kegel, los cuales reciben el nombre de su creador Arnold Kegel, fueron diseñados por éste como tratamiento contra la incontinencia urinaria de las mujeres tras el parto. Son un tipo de entrenamiento que permite fortalecer los músculos de la región pélvica. Se pueden realizar en cualquier momento del día y en cualquier lugar, independientemente de si estamos de pie, sentados o caminando.

La mecánica de estos ejercicios es sencilla: contraer y fortalecer los músculos pélvicos.

Para saber a qué tipo de músculos nos estamos refiriendo, es necesario que imaginemos que nos estamos orinando mucho y queremos frenar la “salida” de esa orina. El músculo encargado de esa acción recibe el nombre de pubocoxígeo y es el que hay que relajar y contraer a la hora de hacer los ejercicios de Kegel.

Aunque, por norma general, estos ejercicios se relacionan más frecuentemente con las mujeres, lo cierto es que también se recomiendan a los hombres porque son un método para tratar tanto la eyaculación precoz, ya que ayudan a controlarla, como la disfunción eréctil.

Beneficios de los ejercicios Pélvicos en los hombres

Entre los beneficios para los hombres de seguir una rutina diaria incorporando estos ejercicios cabe destacar:

  • Contribuyen a controlar la eyaculación, por lo que ayuda a tratar la eyaculación precoz en los hombres.
  • Mejora la erección a la hora de mantener relaciones sexuales
  • Repercuten positivamente en los hombres que padecen disfunción eréctil
  • Mejoran la incontinencia urinaria o fecal

Los Especialistas en sexología o Sexólogos aconsejan realizar los ejercicios, al menos, tres veces al día, con una serie de 10 o 20 repeticiones. Los resultados se perciben al poco tiempo de empezar a practicarlos.

Ejercicios fortalecedores del suelo pélvico para hacer en pareja e individualmente que ayudan a combatir la eyaculación precoz.

La eyaculación precoz es un problema frecuente que afecta en algún momento a 1 de cada 4 hombres y que puede mejorar haciendo ejercicios con la pareja o de manera individual.

En la eyaculación precoz intervienen causas físicas y psicológicas, por tanto, dependiendo del origen el médico puede recomendarte usar medicamentos indicados para eyaculación precoz, asesoramiento psicológico, terapia conductual o una combinación de todo lo anterior.

Se dice que la práctica hace al maestro, así que es importante ser constante y paciente en la realización de los ejercicios para notar resultados, y si no se resuelve, pide ayuda a tu médico, los especialistas como urólogos, andrólogos o sexólogos son los profesionales mejor indicados para que el paciente con esta disfunción sexual pueda llegar a controlar su eyaculación.

Ejercicios que se pueden practicar individualmente para retardar la eyaculación

Estos ejercicios se basan en contraer y relajar la musculatura implicada en la eyaculación. El objetivo final es ayudarte a controlar de forma consciente esa musculatura para cuando estés preparado poder ponerlo en práctica con tu pareja.

Ejercicios Pubocoxígeos

Estos ejercicios sirven para identificar y fortalecer los músculos de la base de la pelvis. ¿En qué consisten? Te lo contamos paso a paso:

  • Para identificar los músculos del suelo pélvico, imagina que estás orinando y que cortas el paso del pis durante 10 segundos. Si lo haces bien, además notarás que se contrae el ano. Después suelta poco a poco. Se recomienda hacer series de 10-40 contracciones/relajaciones en 2 o 3 veces al día durante al menos 2-3 meses.
  • Contrae todos los músculos del suelo pélvico, mantén 3 segundos y vuelve al reposo poco a poco durante 3 segundos. Prueba a hacerlo varias veces seguidas y cuando lo controles bien podrás practicar estando de pie o andando.

Masturbación

Por ejemplo, se recomienda que recurras a libros eróticos para cambiar la forma y la velocidad con la que te estimulas. Mientras estás leyendo te acaricias el cuerpo sin ir de forma directa al pene, de manera que en cuanto sientas que estás cerca de eyacular debes parar y relajarte. Cuando no sientas excitación hay que repetir el proceso hasta cuatro veces. Y se recomienda hacerlo al menos dos veces por semana.

Y para practicar con tu pareja cuando te sientas preparado:

Técnica de parar y apretar

Para realizar esta técnica puedes seguir estos pasos:

  1. En los preliminares estimula el pene hasta que sientas que estás preparado para eyacular.
  2. Tu pareja debe apretar el punto en el que el glande (la cabeza del pene) se une a tu cuerpo durante unos segundos, hasta que se vayan las ganas de eyacular.
  3. Repetid el proceso varias veces hasta que puedas penetrar a tu pareja sin eyacular.

Técnica de empezar y parar

En aquellos casos en los que la técnica anterior provoque dolor o no funcione se puede recurrir a esta Técnica de empezar y parar”. En este caso se empieza la estimulación sexual hasta antes de la eyaculación y en ese momento se para hasta que la excitación se reduce. Después se vuelve a empezar.

No conviertas la eyaculación precoz en un tabú

Afrontar la eyaculación precoz: algunos datos

La eyaculación precoz es un problema sexual frecuente en el hombre, muchas veces infradiagnosticado porque cuesta hablar de los síntomas con el médico. Descubre algunos datos clave sobre la eyaculación precoz que pueden ayudarte a prepararte para hablar sobre ello y a aprovechar la consulta con tu psicólogo – sexólogo lo máximo posible.

No conviertas la eyaculación precoz en un tabú

Para poder identificar el origen del problema el médico te preguntará por tu vida sexual y tus síntomas.

Estas son algunas preguntas que puedes prepararte:

  • ¿Con qué frecuencia tienes eyaculación precoz?
  • ¿Cuándo fue la primera vez que experimentaste eyaculación precoz?
  • ¿Tienes eyaculación precoz solo con una persona específica o con más personas?
  • ¿Experimentas eyaculación precoz cuando te masturbas?
  • ¿Experimentas eyaculación precoz cada vez que tienes relaciones sexuales?
  • ¿Con qué frecuencia tienes relaciones sexuales?
  • ¿Cuánto te molesta o te preocupa la eyaculación precoz?
  • ¿Cuánto te molesta o te preocupa a tu pareja la eyaculación precoz?
  • ¿Estás satisfecho con tu relación actual?
  • ¿También tienes dificultades para lograr y mantener una erección?
  • ¿Tomas medicamentos recetados? Si la respuesta es sí, ¿qué medicamentos?
  • ¿Consumes drogas de uso recreativo?

En el diagnóstico de la eyaculación precoz se tienen en cuenta varias circunstancias más allá del tiempo hasta la eyaculación:

  1. Que la eyaculación suceda antes de lo deseado
  2. Que haya falta de control para retrasar la eyaculación
  3. Que aparezca una sensación de incomodidad que afecte tanto a la confianza en uno mismo como a la relación de pareja.

Además de algunas preguntas, el Sexólogo te hará un examen clínico general exhaustivo y es posible que solicite algunas pruebas para averiguar si hay otros problemas de salud detrás de la eyaculación precoz.

Si tienes pareja es ideal, pero no necesario que ambos participéis en la consulta

La eyaculación precoz se convierte en motivo de sufrimiento personal, pero también de la pareja. De hecho, puede afectar tanto a la pareja como a quien sufre la eyaculación precoz, ya que la eyaculación sucede antes de que la pareja haya logrado una respuesta satisfactoria.

Los hombres con eyaculación precoz piensan que sus parejas no entienden lo humillante y frustrante que les resulta. Esto puede generar tensiones en la relación. De hecho, se han observado problemas de ansiedad, sobre todo cuando la eyaculación precoz aparece en muy poco tiempo.

No abordar el problema puede terminar en un círculo vicioso, es decir, haber tenido un problema de eyaculación precoz anteriormente genera malestar en la pareja (falta de deseo sexual, estrés, miedo), y esto a su vez podría afectar a la pérdida de control sobre la eyaculación.

Hay varias opciones de tratamiento de la eyaculación precoz

Para el tratamiento de la eyaculación precoz se dispone de múltiples opciones como técnicas relacionadas con la conducta que ayudan a quitar presión y mejorar tu autocontrol. También hay tratamientos tópicos que se aplican en la zona genital y medicamentos que se toman por vía oral.

Es posible que lleve algún tiempo encontrar el tratamiento o la combinación adecuada para tu caso. Para reducir la ansiedad y sobrellevar el estrés puede ayudarte hablar con un profesional de salud mental.

Formulario de contacto. Pon fin a tu eyaculación precoz.