Bajo o poco deseo sexual en la mujer.

El poco Deseo Sexual en las mujeres o Falta de libido

El deseo sexual de las mujeres varía naturalmente con el paso de los años. Los altibajos generalmente coinciden con el comienzo o el final de las relaciones o con grandes cambios en la vida, como embarazo, menopausia o enfermedad. Algunos medicamentos que se usan para tratar los trastornos del estado de ánimo también pueden provocar la disminución del deseo sexual en mujeres.

Si tu falta de interés en el sexo continúa o regresa y te causa aflicción, puedes tener una afección llamada «trastorno del deseo sexual hipoactivo».

Sin embargo, no tienes que cumplir con esta definición médica para buscar ayuda. Si te molesta tener poco deseo sexual o un deseo sexual reducido, existen cambios en el estilo de vida y técnicas sexuales que pueden ponerte de ánimo más seguido. Algunos medicamentos también pueden brindarte buenas perspectivas.

Síntomas que indican un bajo deseo sexual

Si quieres tener relaciones sexuales con menor frecuencia que tu pareja, ninguno de los dos está necesariamente fuera de lo que es normal para personas en esa etapa de la vida, aunque esa diferencia puede causar aflicción.

Del mismo modo, incluso si tu deseo sexual es menor de lo que solía ser, tu relación puede ser más fuerte que nunca. En resumen: No existe un número mágico para definir el deseo sexual bajo. Varía de una mujer a otra.

Los síntomas de poco deseo sexual en mujeres comprenden los siguientes:

  • Falta de interés en cualquier tipo de actividad sexual, incluso en la masturbación
  • No tener fantasías ni pensamientos sexuales nunca o casi nunca
  • Preocupación por la falta de actividad o de fantasías sexuales

Causas que pueden ocasionar una falta de deseo sexual en la mujer

El deseo sexual se basa en una interacción compleja de muchos factores que afectan la intimidad, como el bienestar físico y emocional, las experiencias previas, las creencias, el estilo de vida y la relación actual. Si tienes problemas en alguno de estos aspectos, tu deseo sexual puede verse afectado.

Causas físicas

Una gran variedad de enfermedades, cambios físicos y medicamentos pueden causar la disminución del deseo sexual, entre ellos los siguientes:

  • Problemas sexuales. El dolor durante las relaciones sexuales o la falta de orgasmos pueden disminuir el deseo sexual.
  • Enfermedades. Muchas enfermedades no sexuales pueden afectar el deseo sexual, como la artritis, el cáncer, la diabetes, la presión arterial alta, la enfermedad de las arterias coronarias y las enfermedades neurológicas.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos recetados, en especial los antidepresivos llamados «inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina», disminuyen el deseo sexual.
  • Estilo de vida. Es posible que un vaso de vino te haga sentir apasionado, pero beber mucho alcohol puede afectar tu deseo sexual. Lo mismo sucede con las drogas ilegales. Además, fumar disminuye el flujo sanguíneo, lo que puede disminuir la excitación.
  • Cirugía. Las cirugías relacionadas con los pechos o el aparato genital pueden afectar la imagen corporal, la función sexual y el deseo sexual.
  • Fatiga. La fatiga por haber cuidado niños o familiares que están envejeciendo puede contribuir a la disminución del deseo sexual. La fatiga por enfermedades o cirugías también es un factor de disminución del deseo sexual.

Cambios hormonales

Los cambios en los niveles de las hormonas pueden modificar el deseo sexual. Esto puede ocurrir durante:

  • Menopausia. Los niveles de estrógeno bajan durante la transición a la menopausia. Esto puede hacer que tengas menos interés en el sexo y que se sequen los tejidos vaginales y, en consecuencia, las relaciones sexuales sean dolorosas o incómodas. Aunque muchas mujeres siguen teniendo relaciones sexuales satisfactorias durante la menopausia y después de ella, la libido de algunas se atenúa durante este cambio hormonal.
  • El embarazo y la lactancia. Los cambios hormonales durante el embarazo, inmediatamente después de tener un bebé y durante la lactancia pueden disminuir el deseo sexual. La fatiga, los cambios en la imagen corporal y la presión que supone quedar embarazada o cuidar de un nuevo bebé también pueden contribuir a que cambie el deseo sexual.

Causas psicológicas

Tu estado de ánimo puede afectar el deseo sexual. Hay muchas causas psicológicas de la disminución del deseo sexual, entre ellas las siguientes:

  • Problemas de salud mental, como depresión o ansiedad
  • Estrés, como estrés financiero o laboral
  • Baja autoestima de la imagen corporal
  • Baja autoestima
  • Antecedentes de maltrato físico o de abuso sexual
  • Experiencias sexuales negativas en el pasado

Problemas de pareja

Para muchas mujeres, la cercanía emocional es el preludio de la intimidad sexual. Entonces, los problemas de pareja pueden ser un factor importante en relación con la disminución del deseo sexual. La disminución del interés en las relaciones sexuales suele ser el resultado de problemas persistentes, como los siguientes:

  • Falta de conexión con tu pareja
  • Conflictos o peleas sin resolver
  • Comunicación deficiente de las necesidades y preferencias sexuales
  • Problemas de confianza

VENTAJAS DE LA TERAPIA ONLINE

Terapia Sexual Online aplica todas las posibilidades de las nuevas tecnologías.

La psicología como muchas otras profesiones está cambiando gracias a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías e Internet.

El psicólogo tradicionalmente recibe a sus pacientes en su gabinete, pero la consulta «Online» ofrece muchas ventajas.

1. Terapia Sexual Online DESDE CASA

Por internet, no  tiene que salir de su casa para ir a la consulta del psicólogo y/o Sexólogo. La consulta se realiza  desde su casa a través del ordenador: no se preocupa de aparcamientos, atascos … y por lo tanto menos estrés, y también más económico, Consulte nuestros bonos de sesiones.

2. CONFIDENCALIDAD Y PRIVACIDAD

De hecho, no hay riesgo de encontrarse con su vecino o su compañero de trabajo en la sala de espera. No obstante, hay que tener cuidado y no transmitir más información de la necesaria en la red. Evitar los sitios que piden que se registre, No es necesario ni ético.

Evitar el Chat que deja huellas de sus conversaciones y no permite que el psicólogo pueda apreciar correctamente la dimensión emocional del mensaje.

Priorizar más bien la  videoconferencia. Skype, es hoy por hoy el medio de videoconferencia más utilizado por tod@s. Totalmente gratuito en cualquier plataforma y Dispositivo.

Una plataforma como www.terapiasexualonline.es cumple todos los requisitos de confidencialidad y de conformidad con el código ético de la profesión

3. GARANTIA DE PROFESIONALISMO  CON LA EXPERIENCIA DE 20 AÑOS

Podrá elegir el perfil del psicólogo y/o Sexólogo que mejor le convenga. La confianza en su psicólogo – sexólogo es un elemento esencial para el éxito de la terapia.

Al elegir su psicólogo y/o sexólogo, Compruebe que es un profesional registrado en el Colegio Oficial de Psicólogos (COP).

4. HORARIOS FLEXIBLES

La disponibilidad de los Psicólogos y/o Sexólogo online es mucho más amplia que los clásicos horarios de oficina. Si usted trabaja o tiene obligaciones durante el día, es fácil encontrar las consultas en línea por la noche o los fines de semana.  Beneficio añadido de la reserva en línea: es usted quien decide libremente si desea continuar su terapia sexual o psicoterapia, y elige por sí mismo, a su conveniencia, la frecuencia y el calendario: no siente presión cuando  sale  de la consulta para programar la próxima cita.

5. PRECIO ADAPTADO

A menudo se proponen unos minutos de la primera consulta para asegurar una conexión correcta y ver que todo funciona según lo esperado. El objetivo es por una parte asegurarse que el material y la tecnología funcionan correctamente y que detrás del pago de la consulta hay un profesional y por otra empezar a explicar al psicólogo – sexólogo el problema por el cual consultamos.

Los precios en terapia sexual online son cerrados, generalmente se ofrece la posibilidad de contratar bonos de descuento por varios sesiones, beneficiándose el cliente de descuento económico. Esto no ocurre en el caso en las consultas presenciales.

6. TERAPIA DE CALIDAD en terapia sexual Online

Se han realizado numerosos estudios comparativos sobre la calidad de los tratamientos realizados online con respecto a las terapias convencionales. Los resultados son similares. (ejemplo de estudio científico)

Las consultas online no pretenden reemplazar a las consultas clásicas. Se ofrecen como una alternativa o servicio suplementario, teniendo en cuenta que en los casos muy graves o en el caso de tener que pasar ciertas  pruebas   no realizables online,  la consulta en un gabinete es prioritaria.

Por último, hablar por webcam desde su en casa parece ser más fácil que hablar  a su psicólogo de manera presencial. Esto puede ahorrar tiempo, reduciendo el número de  sesiones.

CONCLUSIÓN en la elección de Terapia Sexual Online

Con la condición de elegir con precaución el sitio que ofrece acceso online, la psicología y/o sexología en línea es una herramienta que ofrece muchas ventajas tanto terapéuticamente como económicamente, con evidente comodidad, especialmente para las personas que viven lejos de los núcleos urbanos.

Formulario de Contacto:

Disfunciones sexuales que más preocupan.

Disfunción eréctil, anorgasmia, eyaculación precoz, falta de deseo, curvatura de pene, eyaculación retardada, vaginismo, erecciones nocturnas dolorosas y dispareunia. Los nueve problemas sexuales que más preocupan a los españoles.

“Quiero tener una relación sexual satisfactoria y no puedo”. Cuando la impotencia se cuela debajo del edredón, hay que tomar medidas.

Problemas sexuales. Los nueve enemigos del placer sexual

Empezamos por las mujeres:

Anorgasmia coital

La incapacidad de llegar al orgasmo durante el coito es mucho más común de lo que tendemos a pensar. “Hay un alto porcentaje de mujeres afectadas, bien sea por la falta de buen acoplamiento con la pareja o porque no haya una buena estimulación del clítoris”, Existen dos tipos de anorgasmia, en lo que se refiere a problemas sexuales en la mujer:

Anorgasmia Primaria: afecta a la mujer desde siempre.
Anorgasmia Secundaria: se da en mujeres que ya no pueden tener orgasmos por pérdida de excitación, bloqueo, ansiedad, etc.
Cultivar poco la sensualidad tampoco ayuda a combatir el problema. “A estas alturas, hablar de preliminares suena antiguo. Antes todos estaban fijados en la penetración como si lo demás no fuera sexo”. La anorgasmia suele darse en mujeres jóvenes por falta de conocimiento o poca experiencia, así como en mujeres mayores de 45 años.

La clave está en dar con las técnicas para despertar la pasión.
“La sequedad vaginal de la menopausia está asociada a una relación sexual más dolorosa, menos sensitiva y con mayor dificultad para alcanzar el orgasmo”. Esta disfunción no se trata con fármacos, sino con técnicas conductuales.

Falta de deseo sexual

También conocido como deseo sexual hipoactivo. “La mujer pierde el interés por la relación sexual, muchas veces motivada por la edad, el paso del tiempo o la propia pareja”. Es habitual encontrarse con este problema en la clínica. “Suele darse en mujeres menopáusicas o bien en etapa de crianza, o con otro tipo de problemática como un estado depresivo”.

El tratamiento consiste en realizar una analítica para evaluar el estado general de la persona y una entrevista para detectar posibles problemas psicológicos, así como para viajar a las causas de esa falta de líbido. Las disfunciones sexuales a menudo se deben a un problema de adaptación y entendimiento dentro de la pareja. Continue reading