Problemas sexuales y obesidad en el varón.

Obesidad masculina y sexualidad sí están reñidas.

La obesidad puede influir en la vivencia sexual y la respuesta erótica de los varones por distintas causas. “Supone un doble problema: desde el punto de vista de la salud y de la estética. Los hombres obesos tienen unos factores de riesgo cardiovasculares y metabólicos que pueden afectar a sus relaciones sexuales. Por otra parte, algunos obesos evitan las relaciones sexuales para que no los vean desnudos con ese aspecto físico”.

Entrando en detalle, la obesidad, por sí misma, puede causar disfunción eréctil. “La causa son los trastornos endoteliales a nivel de los cuerpos cavernosos del pene, debido a las alteraciones vasculares y metabólicas (hipertensión arterialcolesterol y triglicéridos elevados, etc.)”.

Hoy sabemos de forma muy clara que la obesidad es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2. Es más, “la obesidad se asocia a resistencia a la insulina y a hipogonadismo con descenso de los niveles de la testosterona que producen disfunción eréctil. Esto se produce tanto por mecanismos hormonales como por daño vascular debido a la alteración de la secreción de sustancias que lesionan los vasos sanguíneos a nivel del pene”.

Con el descenso de hormonas también se produce una disminución del deseo sexual, que, junto con la impotencia, afectan mucho a la vida sexual de los pacientes”. Sobre la influencia de la obesidad en los niveles de testosterona, “se ha comprobado que el aumento de la grasa corporal central provoca una disminución de esta hormona por transformación de los andrógenos en estrógenos mediante numerosas enzimas que modifican los esteroides”.

Recientemente, “se han descrito también disfunciones sexuales asociadas al conocido como síndrome de apnea obstructiva del sueño, alteración también asociada con frecuencia al sobrepeso y la obesidad”

Además de estas causas orgánicas, “no debemos obviar el aspecto psicológico de la pérdida de autoestima por no adecuarse a los modelos estéticos exigidos en el juego de la seducción y el deseo”. Por tanto, es frecuente un deseo sexual inhibido.

Repercusión en la pareja

“No cabe duda que este escenario disfuncional, en caso de producirse, influye de una forma importante en la pareja. Puede influir en el deseo ante la pérdida de atractivo. Pero además, y no menos importante, es la aparición de un cierto contagio en la pareja de la ansiedad de su compañero de juegos eróticos”. Lógicamente, todas estas alteraciones estéticas y de salud repercuten en las relaciones con su pareja.

¿Cómo pueden mejorar su salud sexual los obesos?

Es posible mejorar la salud sexual si eres obeso mediante la modificación integral de los factores orgánicos, psicosexuales y medicamentosos. “Los orgánicos, cambiando el estilo nutricional, repartiendo las comidas en menos cantidad y acortando los tiempos entre ellas. También es conveniente realizar actividades físicas controladas y modificar hábitos como tabaco y alcohol”.

En cuanto a los psicosexuales, aconsejamos promover el diálogo sexual con la pareja, así como aumentar la autoestima trabajando sobre las alteraciones del esquema corporal.

Finalmente, en el aspecto medicamentoso, se debe revisar y modificar -si es posible- la utilización de fármacos que inhiben la respuesta eréctil o que aumentan el peso corporal con un tratamiento de la disfunción sexual asociada a la obesidad.

Así pues, “la solución resulta tan obvia como compleja. La pérdida de peso es uno de los objetivos fundamentales, pero, en ocasiones, resulta tan difícil que obliga a recurrir a soluciones quirúrgicas como la cirugía bariátrica, el balón intragástrico o la reducción de tramos digestivos”.

En el caso de los varones con diabetes, lo más importante es bajar de peso, y, para ello, nada mejor que el ejercicio y la dieta. El estudio Look Ahead (Action For Health in Diabetes), llevado a cabo en Estados Unidos durante nueve años en 5.145 pacientes con diabetes tipo 2 y exceso de peso, demostró que la pérdida de peso reduce algo la disfunción eréctil. “Aunque lo mejor siempre es que no se llegue a producir el daño porque revertirlo es más difícil que evitarlo”.

Azúcar y su afectación en el Sistema Nervioso

El consumo de azúcar y sus consecuencias en la salud humana

El consumo de azúcar blanca refinado, ya sea en forma directa o bien a través de platos elaborados con éste, en repostería, caramelos, helados, galletitas, tortas, facturas, mermeladas, chocolate, gaseosas y otros tipo de bebidas azucaradas, afectan la salud psico-física de los seres humanos.donuts
En el Libro Sugar Blues, escrito por William Dufty, de Editorial Gea, el autor explica cómo el consumo de azúcar está implicado en un síntoma al que denominó Sugar Blues (enfermedad del azúcar, o síntoma de melancolía y depresión generada por su consumo).

Cómo el azúcar afecta al sistema nervioso

Las enfermedades del sistema nervioso afectan a muchas personas en la actualidad. El consumo de azúcar está íntimamente relacionado con ello. Cuando una persona padece depresión, ataque de pánico o algún tipo de psicosis, puede comprobarse, en general, que su dieta consta de una gran cantidad de azúcar refinado.

Un cambio de alimentación, prescindiendo de alimentos que pueden ser nocivos para la salud, genera cambios en el comportamiento psicológico y muchas veces ayuda en la resolución del conflicto tanto psíquico como físico.AZUCAR-COCA-COLA

La abstinencia de azúcar blanca refinada y el agregado de alimentos que contienen carbohidratos de otra calidad, modifica la química interna, ayudando a mejorar la condición emocional, anímica.

Suele ocurrir que los síntomas de ansiedad o perturbación emocional estén íntimamente relacionados con un desequilibrio de la glucosa en sangre, debido, justamente, al consumo de sacarosa o azúcar refinada.

Cuando se habla de necesidad de azúcar en el torrente sanguíneo se refiere esto a la necesidad de glucosa sanguínea.
La glucosa es un azúcar que se encuentra generalmente con otros azúcares en frutas y verduras. Es un material clave en el metabolismo de todas las plantas y animales. Muchos de nuestros alimentos principales se convierten en glucosa en nuestros cuerpos. La glucosa está siempre presente en nuestro flujo sanguíneo y a menudo se la llama azúcar sanguínea y de ella se alimentan las células del organismo.hqdefault
El azúcar de las frutas se llama fructuosa, el de la malta, se denomina maltosa, el azúcar de la leche se llama lactosa, y el azúcar refinada de caña o de remolacha, se llama sacarosa.
La glucosa ha sido siempre un elemento esencial en la sangre humana.
La dependencia de la sacarosa es algo nuevo en la historia del ser humano. Cuando se dice que es importante el azúcar como componente esencial del cuerpo humano y la importancia que tiene éste como fuente de energía y su metabolización para producir calor, se está hablando de la glucosa, que nuestro propio cuerpo fabrica.

Los médicos y nutricionistas no hablan comúnmente acerca de la alteración emocional que es generada por el descenso de la glucosa en sangre.
Pero hay investigaciones que demuestran cómo el dejar el azúcar blanco y todas sus preparaciones, ayuda en el sentido de equilibrar la condición psicológica de la persona.

Según William Dufty:
“En la antigüedad los médicos árabes y judíos consideraban al azúcar como un agitador cerebral.»
Hoy los especialistas en endocrinología explican como ocurre esto:
El cerebro es el órgano más sensible del cuerpo. La diferencia entre sentirse animado o decaído, consciente o insano, calmo o irritado, inspirado o deprimido depende en gran medida de lo que llevamos a la boca.
Para la máxima eficacia de todo el cuerpo, del cual el cerebro es meramente una parte, la cantidad de glucosa sanguínea debe estar en equilibrio con la cantidad de oxígeno sanguíneo.
Tal como el Dr. E.M. Abrahamson y A.W. Pezet indican en Body, Mind and Sugar: “Cuando el nivel de azúcar en la sangre es relativamente bajo, tiende a desvitalizar las células del cuerpo, especialmente las células cerebrales.»
Esto se trata con una dieta.

¿Qué nos sucede cuando las células de nuestro cuerpo, especialmente de nuestro cerebro están crónicamente desnutridas?
Las células más débiles y más vulnerables son las primeras afectadas. Cuando todo funciona bien, este equilibrio se mantiene con mucha precisión bajo la vigilancia de nuestras glándulas adrenales.
Cuando tomamos azúcar refinada (sacarosa), se convierte rápidamente en glucosa, por lo que escapa en gran medida al proceso químico en nuestro cuerpo.diabetes-azucar

«La sacarosa pasa directamente a los intestinos, donde se convierte en glucosa predigerida. Esa a su vez es absorbida por la sangre, donde el nivel de glucosa ha sido ya establecido en un equilibrio preciso con el oxígeno. De esta forma el nivel de glucosa de la sangre aumenta drásticamente. Se destruye el equilibrio y el cuerpo está en crisis.
El cerebro es el primero en registrarlo. Las hormonas fluyen de las cápsulas adrenales y acaparan todo recurso químico para enfrentarse al azúcar: la insulina de los islotes endocrinos del páncreas trabaja específicamente para retener el nivel de glucosa en la sangre en una función antagónico-complementaria a las hormonas de adrenalina que elevan el nivel de glucosa. Todo esto ocurre a un ritmo de emergencia con resultados predecibles. Demasiado rápidamente se va demasiado lejos. Desciende el nivel de glucosa de la sangre y aparece una segunda crisis como consecuencia de la primera. Los islotes pancreáticos tienen que cerrarse; lo mismo tienen que hacer algunas partes de las cápsulas de adrenalina. Deben producirse otras hormonas de adrenalina para regular el reverso de la dirección química y elevar nuevamente el nivel de glucosa de la sangre.”

“Todo esto se refleja en la forma como nos sentimos. Mientras la glucosa es absorbida por la sangre, nos sentimos animados.»
Sin embargo, a este impulso energético sucede una depresión, cuando la glucosa comienza a bajar, nos sentimos inquietos, cansados, necesitamos hacer un esfuerzo para movernos o incluso pensar, hasta que se eleva de nuevo el nivel de glucosa. Podemos estar irritables, un manojo de nervios, alterados. Si continuamos consumiendo azúcar una nueva crisis empieza antes de terminarse la anterior.diabetes
Tras varios años con días así, el resultado final son glándulas adrenales enfermas. La producción de hormonas en general es baja, las cantidades no se amoldan. La alteración funcional, desequilibrada, se refleja en todo el circuito endocrino. Muy pronto el cerebro puede encontrarse en dificultades para distinguir lo real de lo irreal. Cuando el estrés se interpone en el proceso, nos desmoronamos porque no tenemos ya un sistema endocrino sano para enfrentar cualquier contingencia. Día a día nos encontramos con una falta de eficacia, siempre cansados, nada logramos hacer. Realmente sufrimos de la enfermedad SUGAR BLUES.
Miembros de la profesión médica que han estudiado esta situación notan que “puesto que las células cerebrales dependen totalmente de la tasa de azúcar en la sangre en cada momento para alimentarse, son quizá las más susceptibles de sufrir daños.”

“Hoy los pioneros de la psiquiatría ortomolecular, los doctores A.Holfer, Allan Cott, y A. Cherkin, así como el Dr. Pauling, han confirmado que la demencia mental es un mito y que las perturbaciones emocionales pueden ser meramente el primer síntoma de una evidente incapacidad del sistema humano para sobrellevar el impacto de la dependencia al azúcar
La investigación clínica de niños hiperactivos y psicóticos y de otros con lesiones cerebrales e inhabilidad para aprender, indica: Una familia cuyo historial de diabetes es anormalmente elevado (significando que tanto padres y abuelos no pueden soportar el azúcar), una desusada alta incidencia de baja glucosa sanguínea o hipoglucemia funcional en los mismos niños, indican que sus sistemas no pueden procesar el azúcar; y una dependencia por un alto nivel de azúcar en las dietas de los propios niños que no pueden asimilar.hiperinsulinemia (1)
Los estudios del historial diario de los pacientes diagnosticados como esquizofrénicos, revelan que la dieta por ellos elegida es rica en dulces, azúcar, pasteles, café, bebidas cafeínadas y comidas preparadas con azúcar. Estos alimentos que estimulan la adrenalina deben ser eliminados o severamente restringidos. (Enfoque ortomolecular al tratamiento de la incapacidad del educando) sinopsis del artículo reproducido por el Instituto Hexley, para la investigación Biosocial, Nueva York.
En la década de 1940 el doctor John Tintera volvió a descubrir la importancia vital del sistema endocrino, especialmente las glándulas adrenales en la mentalidad patológica o enfermedad mental.
Tintera publicó varios informes médicos, cruciales en su época. Una y otra vez enfatizaba que la mejora, alivio, o cura dependía del restablecimiento de la función normal del organismo total. Su primera prescripción era la dieta. Estableció una prohibición permanente y tenaz contra el azúcar, en todas sus formas y aspectos.”

El azúcar y otras enfermedades

El azúcar refinado solo proporciona al ser humano, lo que los especialistas en nutrición describen como calorías vacías o desnudas.
Por otro lado el azúcar drena y extrae las preciosas vitaminas y minerales del cuerpo, por las demandas que su digestión, desintoxicación y metabolismo producen sobre el organismo.
Muchas de las enfermedades de la época, tales como cáncer, diabetes, hipotiroidismo, sida, afecciones circulatorias, anemia, remoción de útero, osteoporosis, hipertensión, hipercolesterolemia, artritis reumatoidea, artrosis, reuma y las afecciones propias del sistema nervioso, como esclerosis múltiple, depresión, insomnio, ataque de pánico, tienen que ver con el consumo de azúcar blanco o sacarosa.

El azúcar y la pérdida de minerales, como calcio, fósforo, magnesio, zinc, yodo, hierro.

Si se consume azúcar diariamente, se produce continuamente una condición excesivamente ácida en el organismo y se necesitan cada vez más minerales de lo profundo del cuerpo para tratar de rectificar el desequilibrio. Finalmente, con objeto de proteger la sangre, el organismo extrae tanto calcio de los huesos y dientes qué estos empiezan a cariarse sobreviniendo una debilidad general.

El Eje cerebro-intestinal

¿QUÉ ES EL EJE CEREBRO-INTESTINAL?

El intestino contiene alrededor de 100 millones de neuronas, el mayor conjunto de neuronas fuera del cerebro, que tienen similitudes estructurales y funcionales con el cerebro.

Este sistema nervioso propio del intestino está conectado con el cerebro de forma bidireccional. Por un lado el intestino recibe información del cerebro, y, por otro lado, el intestino envía mensajes al cerebro. Esta comunicación del intestino con el cerebro se produce tanto por vía nerviosa como por vía sanguínea y es a la que se le denomina eje cerebro-intestinal.

eje-cerebro-intestinal-web

Ejemplos típicos de este circuito bidireccional sería p.e. el aumento del peristaltismo intestinal (retortijones y diarrea) cuando nuestro cerebro percibe un peligro, o en el sentido contrario, la sensación de saciedad que percibe nuestro cerebro cuando hemos ingerido una cantidad determinada de alimento.

El intestino, además de poseer un sistema nervioso propio, también alberga un ecosistema propio, la flora intestinal. La flora o microbiota intestinal son un conjunto de virus, bacterias y hongos alojados en el intestino y que intervienen en el normal funcionamiento del mismo. Se han identificado miles de especies diferentes. Tienen diversas funciones, como proteger de microbios perjudiciales, participar en la absorción e incorporación de los nutrientes, sintetizar vitaminas y eliminar sustancias tóxicas o cancerígenas. También la flora interviene en la comunicación entre el intestino y cerebro.

¿QUÉ EFECTOS TIENEN LOS ALIMENTOS Y LA FLORA INTESTINAL EN EL CEREBRO?

Las sustancias químicas que intervienen en la transmisión de la información entre las neuronas de nuestro cerebro, los denominados neurotransmisores, son los responsables de las diferentes funciones mentales: memoria, atención, estado de ánimo, etc. Muchas de ellas proceden de forma muy directa de los nutrientes que obtenemos de los alimentos. Estos nutrientes sufren una serie de transformaciones por parte de las células intestinales y la flora intestinal. De aquí se obtienen una serie de sustancias, lo que podemos denominar neurometabolitos, que alcanzan nuestro cerebro por vía nerviosa o sanguínea. Así p.e. la serotonina, un neurotransmisor que influye en nuestro estado de ánimo, procede de una proteína que obtenemos de los alimentos, el triptófano. Dos de las especies bacterianas que abundan en nuestro intestino, los lactobacilos y bifidobacterium, son capaces de transformar el glutamato, un aminoácido que forma parte de las proteínas que ingerimos con la comida, en ácido gamaaminobutírico (GABA) que es el principal neurotransmisor inhibidor del cerebro. Este neurotransmisor influye en el estado emocional y en la capacidad cognitiva del individuo. Otras bacterias producen noradrenalina y acetilcolina, otros dos neurotransmisores principales del cerebro. Continue reading

Los Medicamentos para la Acidez Estomacal Pueden Causar Más Mal que Bien

Uno de los medicamentos comúnmente recetados para la acidez estomacal y el reflujo ácido son los inhibidores de la bomba de protones, (PPIs por sus siglas en inglés), los cuales son muy efectivos para bloquear la producción de ácido en su estómago.

Aunque estos pudieran ser el remedio apropiado, considerando el hecho que el ácido estomacal está subiendo hacia el esófago, en la mayoría de los casos son el peor método, ya que la mayor parte del problema está típicamente relacionado a que el estómago está produciendo muy poco ácido estomacal.

Existen más de 16,000 artículos de literatura médica que muestran que la supresión del ácido estomacal no trata el problema, solo trata los síntomas temporalmente. Continue reading

Qué Causa la Acidez Estomacal

El reflujo ácido es un problema de salud extremadamente común, que afecta al 50 por ciento de la población en Estados Unidos. Otros términos usados para esta condición son la enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD por sus siglas en inglés) o la enfermedad de úlcera péptica.

La característica del síntoma del reflujo ácido es el “ardor de estómago”, una sensación de ardor detrás del esternón que a veces viaja a la garganta. En algunos casos, el dolor puede ser lo suficientemente severo como para ser confundido como un ataque al corazón.

acidezestomacal

Convencionalmente, se considera que el reflujo ácido es causado por cantidades excesivas de ácido en el estómago, por eso es que normalmente se recomiendan o recetan medicamentos que bloquean el ácido Este es un concepto medico seriamente erróneo que afecta gravemente a cientos de millones de personas, ya que el problema normalmente ocurre por tener muy poco ácido en el estómago.

¿Qué Causa la Acidez Estomacal?

Después de que la comida pasa por el esófago hacia el estómago, la válvula muscular llamada esfínter esofágico inferior (LES por sus siglas en inglés) se cierra, previniendo que la comida o el ácido regrese hacia arriba.218

El reflujo ácido ocurre cuando el esfínter esofágico inferior (LES) se relaja inapropiadamente, permitiendo que el ácido del estómago fluya (reflujo) hacia atrás y adentro del esófago. Sin embargo, es importante entender que el reflujo ácido no es una enfermedad causada por la producción excesiva de ácido en el estómago, sino un síntoma comúnmente relacionado con: Continue reading