Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Consideraciones en el Tratamiento del Vaginismo.


El tratamiento consiste en aconsejar que la pareja no intente practicar el coito durante algún tiempo y que la mujer vaya perdiendo el miedo mediante aproximaciones progresivas: primero el propio dedo y tampones vaginales de escaso tamaño, hasta llegar al coito dirigido por la mujer y ella arriba de el. Otro mecanismo, es el uso de dilatadores especiales mediante los cuales, la mujer se introduce los de menor tamaño y a medida que va creciendo la confianza que la penetración no es dolorosa, utiliza dilatadores de mayor tamaño

El vaginismo es un espasmo involuntario de los músculos que rodean la abertura vaginal, cerrando la entrada de la vagina y haciendo el coito doloroso o imposible. No es un problema muy frecuente, pero es humillante y frustrante para las mujeres. Sus compañeros se sientes rechazados e incompetentes y produce tensiones en la pareja. Muchas llegan a desarrollar una verdadera aversión a la relación sexual, por el miedo que les provoca la posible penetración, incluso llegan a transferir este miedo a otras situaciones que nada tienen que ver con lo sexual: tampones vaginales, los dedos propios, el examen ginecológico, etc.

Resulta curioso constatar que las parejas cuya mujer sufre de vaginismo tardan un promedio de cuatro años en consultar un especialista y se deciden solamente en el momento en que desean tener un hijo. Durante todo ese tiempo han prescindido del coito, por mutuo acuerdo, y han mantenido una sexualidad habitualmente sana y variada, alcanzando el orgasmo a través de la masturbación con su pareja.

Una vez evaluada por el ginecólogo, se deben valorar las posibles causas orgánicas. El hecho que el problema se resuelva a través de técnicas conductuales y cognitivas, hace pensar que las causas más frecuentes son de tipo Psicosocial como factores educativos negativos ante el sexo, factores traumáticos como la violación, conflictos conyugales, problemas de ansiedad, depresión, etc.

El tratamiento consiste en aconsejar que la pareja no intente practicar el coito durante algún tiempo y que la mujer vaya perdiendo el miedo mediante aproximaciones progresivas: primero el propio dedo y tampones vaginales de escaso tamaño, hasta llegar al coito dirigido por la mujer y ella arriba de el. Otro mecanismo, es el uso de dilatadores especiales mediante los cuales, la mujer se introduce los de menor tamaño y a medida que va creciendo la confianza que la penetración no es dolorosa, utiliza dilatadores de mayor tamaño.

Como esos dilatadores no son fáciles de conseguir, se puede lograr éxito recomendándole a la pareja que busque juguetes sexuales, de diversos diámetros, y los utilice de la misma manera que los dilatadores especiales. El tratamiento de afrontamiento progresivo realizado por los sexólogos es eficaz en más del 98% de los casos.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías