Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Control de la vejiga en las mujeres


¿Por qué hablar del control de la vejiga?

Hay mujeres de todas edades que tienen problemas del control de la vejiga. Algunas mujeres jóvenes descubren que no pueden retener la orina después de haber tenido un hijo. Otras tienen problemas cuando dejan de menstruar. Muchas mujeres mayores de 75 años también padecen de problemas del control de la vejiga.

Usted puede sentirse avergonzada de sufrir problemas del control de la vejiga. Pero recuerde que se trata de un problema médico y que usted no tiene la culpa. Millones de mujeres tienen el mismo problema.

No le crea a la gente que le dice que el escape de la orina es normal. No lo es. Casi siempre puede mejorarse.

Su equipo de atención de salud puede ayudarle. Casi todas las mujeres con problemas del control de la vejiga pueden ser ayudadas. Llame a su clínica y averigüe cómo.

¿Dónde puede recibir ayuda?

Usted puede hacer muchas cosas que le ayudarán a mejorar el control de la vejiga. Hable con su médico o enfermera de familia.

Si su caso es más difícil, tal vez necesite consultar a un urólogo. Los urólogos son expertos en tratar problemas de la vejiga y la orina.

Un ginecólogo es un médico que trata problemas del sistema femenino. Su ginecólogo también puede ayudarle con el problema del control de la vejiga. Su médico tal vez quiera que usted consulte a un uroginecólogo. Los uroginecólogos tratan los problemas de la vejiga y la orina en las mujeres.

Usted también puede obtener ayuda de una enfermera urológica o especializada en continencia. Las enfermeras que hacen visitas domiciliarias pueden enseñarle como controlar la vejiga. Algunos fisioterapeutas ayudan a las personas por medio de programas de ejercicios de los músculos pelvianos.

Consulte su plan de seguro médico con respecto al pago de estos servicios. Tal vez sea necesaria la referencia de su médico ordinario.

Si le da vergüenza llamar a un médico o enfermera, tal vez pueda ayudarle un grupo de apoyo. Algunos grupos tienen números de teléfono gratuitos. Otros ofrecen folletos y videos gratuitos o baratos sobre el control de la vejiga. Al final de este folleto aparece una lista de grupos de apoyo y organizaciones de pacientes.

¿Qué necesita saber el médico?

Va a ser necesario que usted lleve un diario. Procure anotar las horas en las que va al baño. Anote también las veces que tiene accidentes con la orina. Haga esto durante un día entero o varios días. Este registro se conoce como diario del control de la vejiga. Los diarios ayudan a su médico o enfermera a conocer la causa de su problema.

¿Hará el médico algunas pruebas?

Probablemente tendrá un examen físico. Este examen puede revelar las causas de su problema del control de la vejiga. El equipo de atención de salud que la atiende buscará primero una causa sencilla. Podría ser una infección de la vejiga o la uretra que puede ser tratada fácilmente.

La causa de su problema podría ser más difícil de identificar. En este caso, el médico o la enfermera tal vez querrá hacer algunas pruebas:

  • Verificar si los músculos de la vejiga están haciendo bien su trabajo.
  • Tomar muestras de orina y sangre para pruebas.
  • Buscar algo que podría estar obstruyendo el flujo de la orina—como un cálculo, un crecimiento o heces fecales duras.
  • Tomar imágenes de la vejiga usando aparatos especiales.

¿Qué aspecto tiene el sistema del control de la vejiga?

Imagen de la sección del cuenco pélvico demostrando la relación de los órganos correspondientes

La mayor parte del sistema del control de la vejiga se encuentra dentro de la pelvis. Póngase de pie y apoye las manos sobre las caderas. Los huesos que tocan sus manos son los huesos de la pelvis. Su pelvis tiene la forma de un gran tazón.

El fondo de este tazón es la zona que se encuentra entre las piernas. Esta zona la cruzan los músculos del suelo de la pelvis.

Su vejiga es otro músculo. Es un órgano en forma de globo que está dentro de la pelvis, inmediatamente por debajo del ombligo.

Los músculos del suelo de la pelvis deben ser fuertes y tirantes para poder sostener la vejiga en su lugar correcto.

La vejiga debe estar relajada cuando está llena de orina. Pero cuando usted va al baño, el músculo de la vejiga debe apretarse. Con esto se expulsa la orina de la vejiga.

Ilustraciones de la vista desde el lado y desde de abajo del sistema de control de la vejiga

El esfínter está formado por dos músculos que rodean un tubo que se llama la uretra. Este tubo lleva la orina desde la vejiga hasta una abertura situada enfrente de la vagina. La orina sale del cuerpo a través de este tubo.

Los músculos del esfínter mantienen cerrada la uretra apretándola como unas bandas elásticas tensas. Los músculos del suelo de la pelvis también ayudan a mantener cerrada la uretra.

Ilustraciones de dos vejigas. Una con músculos spincteres cerrados, y una con esos músculos relajados

La orina permanece dentro del cuerpo cuando los músculos del suelo de la pelvis y del esfínter están tensos y la vejiga está relajada.

Ilustración del cerebro mandando mensajes a la vejiga

Cuando la vejiga se llena, los nervios de ésta le envían señales al cerebro. En ese momento usted siente las ganas de ir al baño. Cuando usted se sienta en la taza, el cerebro envía un mensaje a los músculos del esfínter y del suelo de la pelvis. Ese mensaje los hace relajarse.

La señal del cerebro también le indica a los músculos de la vejiga que deben apretarse. Con esto se expulsa la orina de la vejiga.

El tener control de la vejiga significa que usted orina sólo cuando quiere hacerlo. Para tener un buen control de la vejiga, todas las partes del sistema deben actuar en conjunto.

  • Los músculos de la pelvis deben sostener la vejiga y la uretra.
  • Los músculos del esfínter deben abrir y cerrar la uretra.
  • Los nervios deben controlar los músculos de la vejiga y del suelo de la pelvis.

¿Qué causa los problemas del control de la vejiga?

La mayor parte de los problemas del control de la vejiga se producen cuando los músculos son débiles o son muy activos. También pueden haber problemas cuando las señales nerviosas no funcionan correctamente.

Ilustración de una mujer con un bebe

El embarazo y el parto a veces causan incontinencia de esfuerzo.

Si los músculos que mantienen cerrada la vejiga son débiles, usted podría tener accidentes al estornudar, reirse o levantar un objeto pesado. Esto se llama incontinencia de esfuerzo. Es el más común problema del control de la vejiga.

La incontinencia de esfuerzo se presenta a menudo cuando la mujer está embarazada o después del parto. Los músculos del suelo de la pelvis se estiran y debilitan durante el embarazo o el parto.

Esos mismos músculos se debilitan después de que la mujer deja de menstruar (menopausia). Se debilitan porque ya no reciben el efecto de las hormonas femeninas.

A veces, los músculos de la vejiga se ponen excesivamente activos. En estos casos, el problema es diferente. Usted puede sentir ganas muy intensas y repentinas de ir al baño, aún si la vejiga contiene poca orina. Este tipo de problema de la vejiga se llama incontinencia de urgencia.

Varias cosas pueden hacer que la vejiga esté muy activa:

  • una infección de la vejiga
  • daño a los nervios (a veces causado por el parto)
  • ingerir bebidas alcohólicas (cerveza, vino, etc.)
  • algunos medicamentos

¿Cuál es el tratamiento para los problemas del control de la vejiga?

Su tratamiento dependerá del tipo de problema del control de la vejiga que usted tiene. Algunos tratamientos son sencillos. Otros son más complicados. El equipo de atención de salud que la atiende puede sugerir alguno de los siguientes tratamientos:

Tratamientos que puede aplicarse usted misma

Ilustraciones de dos vejigas. Una con músculos spincteres cerrados, y una con esos músculos relajados

Ejercicios de los músculos pelvianos. Usted puede aprender unos ejercicios sencillos para fortalecer los músculos cercanos a la uretra. Estos se conocen como ejercicios de los músculos pelvianos o ejercicios de Kegel y sólo toman unos cuantos minutos al día.

Entrenamiento de la vejiga. Usted puede entrenar su vejiga a que retenga mejor la orina. Siga un horario para contener y liberar la orina. También puede aprender a disminuir las ganas de orinar.

Pérdida de peso. A veces el sobrepeso causa problemas del control de la vejiga. Un buen plan de alimentación y un programa de ejercicios pueden resultar en una pérdida de peso.

Comidas y bebidas. Algunas bebidas y comidas pueden hacer más difícil el control de la orina. Entre ellas sobresalen las que contienen cafeína (café, té, bebidas de cola o chocolate) y las bebidas alcohólicas. El equipo de atención de salud que la atiende le puede sugerir cómo modificar su alimentación para controlar mejor la vejiga.

Terapia de los músculos

Estimulación eléctrica. Ciertos dispositivos estimulan los músculos que rodean la uretra. Con esto, los músculos se fortalecen y se ponen más tensos.

Retroalimentación biológica. Con esta técnica no hay que andar adivinando durante los ejercicios musculares. Un terapeuta coloca una especie de parche sobre los músculos. Por medio de un alambre, el parche se conecta a una pantalla de TV. Usted mira la pantalla para ver si está ejercitando los músculos apropiados. El terapeuta le ayudará. En poco tiempo, usted podrá controlar esos músculos sin ayuda del parche ni la pantalla.

Tratamientos médicos

Medicinas. Ciertos medicamentos pueden poner más tensos o fuertes los músculos uretrales y del suelo de la pelvis. Otras medicinas pueden calmar los músculos hiperactivos de la vejiga.

Cirugía. Algunos problemas del control de la vejiga se pueden resolver mediante una operación.

Hay muchas operaciones diferentes para mejorar el control de la vejiga. La operación depende de la causa del problema. Casi siempre, el cirujano modifica la posición de la vejiga y la uretra. Después de la operación, los músculos que controlan la vejiga funcionan mejor.

Términos importantes

ejercicios de los músculos pelvianos: una forma de fortalecer los músculos que mantienen la orina en la vejiga

Esto es un imagen de una mujer recostada en la cama hacienda ejercicios pélvicos

ginecólogo: médico que trata los problemas del sistema femenino y que puede ayudar a las mujeres con el problema del control de la vejiga

incontinencia: pérdida del control de la vejiga, escape accidental de orina

menopausia: época en que una mujer deja de menstruar

orina: el agua que contiene los desechos que se eliminan del organismo

orinar: expulsar orina, a veces llamado evacuar

pesario: dispositivo especial que se coloca en la vagina para sostener la vejiga e impedir el escape de orina

uretra: tubo que lleva la orina de la vejiga al exterior del cuerpo

uroginecólogo: médico que trata los problemas de la vejiga y la orina de las mujeres

urólogo: médico que trata a las personas con problemas de la vejiga o la orina

vagina: tubo en el cuerpo de la mujer que comunica la matriz (útero) con la parte exterior del cuerpo, a veces se llama conducto del parto

vejiga: el músculo en forma de globo que se encuentra dentro del cuerpo y que contiene la orina

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías