Cunnilingus

Hola. Mi pareja y yo disfrutamos de una sana y satisfactoria vida sexual, salvo un ligero “escollo”. En una relación pasada, su ex-pareja sólo se sentía satisfecha mediante la práctica continua del cunnilingus; esto le ha producido un cierto rechazo y, en la actualidad, aunque no se niega a practicarla, no le apetece y no se siente nada cómodo con ella. En mis anteriores relaciones, siempre la he incluido entre mis prácticas porque forma parte del juego sexual y aunque no siempre la practiquemos (ya sabemos que el sexo es muy variado y siempre no apetece lo mismo) quisiera que cuando la hagamos, deje de ser como una “obligación” y que sea lo más placentera posible, también, para él. Me gustaría saber cómo podemos encauzar esta situación para solucionarla o cómo puedo ayudarle a superar este rechazo. Gracias por su respuesta.

Hola amiga, lo primero que tienes que tener en cuenta es que no se puede obligar a la otra persona a hacer nada que no le guste o apetezca, y sobre todo en las relaciones sexuales, y si a él no le apetece, no debes obligarle.

Imagínate que él te dice a ti de hacer una cosa nueva que a ti no te gusta, cómo te sentirías? pos lo mismo le pasa a él y no debes forzarle porque ten en cuenta que de lo que se trata es que los dos disfrutéis por igual.

Lo que podéis hacer es probar cosas distintas, y lo mismo descubres que hay otras cosas que te gustan más que el cunnilingus. Ahora bien, todo esto lo tenéis que hablar los dos y ver lo que os gusta o no practicar a cada uno. Un saludo.

Deja un comentario