Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Disfuncion Erectil. Dificultades en alcanzar la erección.


La disfunción eréctil es la incapacidad de alcanzar o mantener una erección bastante firme para realizar el coito (Masters y Johnson).

Es el problema más común de los hombres que acuden a consulta, se puede confirmar que hasta un 50% de hombres han sufrido algún periodo de disfunción eréctil, aunque esta haya sido de forma transitoria. Para que se considere que existe una disfunción eréctil este problema debe presentarse por lo menos en un 25% de los casos, por lo tanto que ocurra alguna vez de manera esporádica es algo “normal”.

Se trata de una afección frecuente que, según diversos estudios, padece en mayor o menor grado y con severidad variable el 52% de la población masculina de entre 40 y 70 años, y el 15-20% de los mayores de 70 años.

La disfunción eréctil no se presenta en todos los hombres de la misma manera: esta puede aparecer desde la primera relación, que sería primaria, o puede ser mas tarde cuando el hombre deja de ser capaz de mantener la erección. Puede limitarse a ciertas situaciones o puede ser generalizada. Puede ser total o parcial, es más común que consiga una erección parcial, pero insuficiente para el coito.

Ante todo hemos de decir que en la mayoría de los casos constituye un problema y no una auténtica enfermedad. No obstante, se vive en silencio y con sentimientos de vergüenza y de complejo que impiden a quienes padecen esta disfunción hablar de ello con el médico o con su pareja. Son pocos los que lo afrontan y buscan una solución: menos de una cuarta parte de quienes sufren Disfunción Eréctil se ponen en tratamiento.

Se tiende a considerar la Disfunción Eréctil como un problema derivado de los años, provocada por el envejecimiento, solo que esto es erróneo, la sexualidad puede seguirse ejerciendo por personas de mucha edad que disfrutan de su sexualidad y la de su pareja.

Aunque el descenso de niveles de testosterona puede ocasionar Disfunción Eréctil hay tratamiento para combatirlo. Y es que otro concepto erróneo es el pensar que la Disfunción Eréctil no tiene solución. Si bien con el envejecimiento pueden aparecer enfermedades que conllevan Disfunción Eréctil, el envejecimiento por si solo no tiene por qué asociarse a disfunción.

Las disfunciones primarias y totales son raras y suelen ser por causas orgánicas.

En la disfunción situacional de la erección (que solo se presenta en algunas situaciones determinadas), se puede obtener la misma con la masturbación, pero no con su pareja o perder la erección cuando va a intentar la penetración. Estas suelen deberse a causas psicológicas.

Las personas con este tipo de disfunciones suelen enfrentarse a las relaciones sexuales con altos niveles de ansiedad, no disfrutan de ellas, se preocupan mucho por el disfrute de su compañera, vigilan excesivamente su desempeño sexual o su rendimiento, asustados por si no consiguen la erección adecuada. Todo esto generalmente bloquea la erección.

Es importante mencionar que la disfunción eréctil se presenta en lo que se denomina la fase de excitación. En esta fase el fenómeno predominante es la vaso congestión, cuyas manifestaciones son: lubricación vaginal y erección. Un incremento en esta fase no producirá propiamente una disfunción ya que no es frecuente la consulta por “exceso de lubricación” o erecciones “demasiado firmes”.

El decremento en la fase de excitación producirá ausencia o deficiencia de lubricación vaginal, es decir hipo lubricación y erecciones incompletas o ausentes, es decir incompetencia eréctil.

Factores como el cansancio, las preocupaciones, el estrés, las diferencias o problemas entre la pareja, son causas que afectan el disfrute sexual y producen problemas con la erección, claro sin causa medical revelada.

Cuando se ha pasado por la experiencia de una falta de erección, casi siempre en el acto sexual siguiente, el temor de un nuevo fracaso hace que sólo se piense en su sexo (se convierte en espectadores de sus propios sexos), y así se abstienen de recibir el mensaje erótico de sus compañeras, lo que inhibe el mecanismo fisiológico de la erección. En otras palabras, el  propio hombre impide tener la erección.

Otros factores como son la depresión, conllevan a la Disfunción Eréctil y la cual debe ser tratada conjuntamente con la depresión; también existen medicamentos que afectan la erección y las personas que se encuentran bajo tratamiento médico deben revisar si éstos afectan su respuesta sexual.

Como hemos visto, la erección es un fenómeno complejo en el que intervienen factores muy variados: estímulos visuales, táctiles, psicógenos, cardiovasculares, hormonales, emocionales, etc. Puede verse inhibida por numerosas circunstancias e incluso en ocasiones mantener la erección inicial puede resultar difícil mantenerla. Estas cosas ocurren y no pasa nada si se dan con carácter esporádico o por temporadas, volviendo después a la normalidad.

Hay épocas en que pequeños estímulos desencadenan una reacción enorme y otras en las que se reacciona poco o nada. Esta variabilidad es biológica, psicológica y emocional, y consideramos que no requiere atención especial. La pareja debe conocer que la erección es un fenómeno muy complejo y que no siempre se reacciona de la misma forma.

Para cita previa, contacte con nosotros. 

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías