Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Disfunción Eréctil. La Impotencia


Existe disfunción eréctil cuando el hombre es incapaz de conseguir la suficiente rigidez del pene, que permita una penetración vaginal completa, que de lugar a un orgasmo con eyaculación en el fondo vaginal posterior, resultando una relación sexual satisfactoria. Esta incapacidad se tiene que manifestar de forma persistente, para poder considerarlo como alteración.

Actualmente se ha eliminado el término de impotencia, con el fin de quitar todo sentido peyorativo. El término de disfunción eréctil, se ciñe a la capacidad de erección del pene y no incluye alteraciones de deseo sexual, eyaculación u orgasmo.

La Disfunción Eréctil afecta en una proporción distinta, según los países, así en EE.UU. el 52% de los hombres entre 40 y 70 años tienen disfunción eréctil en algún grado, por el contrario en España sólo será del 17% para varones con edades comprendidas entre 40 y 70 años y del 12% para los que tienen entre 25 y 70 años.

La edad es el factor de riesgo más importante para padecer disfunción eréctil de cualquier grado y a mas edad, mayor severidad del proceso.

La disfunción eréctil puede ser un síntoma de otras enfermedades importantes, como la diabetes, hipertensión, ateroesclerosis, enfermedades hepáticas, etc.

Otras veces es consecuencia de la toma crónica de fármacos, con acción hormonal, psicotropos o antihipertensivos. Tanto el abuso de alcohol como drogas (cocaína, heroína, etc.) se ha asociado a disfunción eréctil. El tabaco produce disfunción eréctil por daño vascular, pero también se ha asociado como factor de riesgo independiente a las enfermedades crónicas relacionadas con el consumo de tabaco.

¿Cuáles son las causas de la Disfunción Eréctil?

En el acto sexual intervienen diversos factores físicos y psíquicos. La alteración de uno de ellos o la confluencia de varios alterados, puede dar lugar a una disfunción eréctil de causa física, psíquica o mixta.

Las alteraciones más frecuentes son vasculares y especialmente la arteriosclerosis. En este grupo están las personas con colesterol alto, tabaquismo, diabéticos y personas con tensión arterial alta. También pueden padecer disfunción eréctil, por daño en la vascularización, las personas que han sufrido traumatismos en los huesos de la pelvis, o que han sido tratadas con radioterapia.

Las consultas de disfunción eréctil, con alteración neurológica como causa, son menos frecuentes. Pero se da en enfermedades del cerebro, como Parkinson, Alzheimer, trombosis y embolias cerebrales. También las alteraciones de la médula espinal, como la hernia de disco, fracturas de columna vertebral con daño medular. Las personas que han sido tratadas quirúrgicamente por cáncer de próstata, colon o recto, también pueden padecer disfunción eréctil.

Ente un 5 y 10% de las consultas de disfunción eréctil, pueden ser por causa de enfermedades hormonales o consecuencia de alguna alteración hormonal secundaria a la toma de algún medicamento. La toma crónica de algunos medicamentos puede llevar a la impotencia por distintos mecanismos. Anabolizantes, cortisona, medicamentos que inhiben la acidez gástrica, analgésicos opiáceos, antidepresivos, medicamentos contra la ansiedad o la psicosis, algunos de los medicamentos para la hipertensión arterial, algunos diuréticos, todos ellos tomados de forma mantenida pueden ser causa de disfunción eréctil.

Las personas con alteraciones afectivas padecen disfunción eréctil con gran frecuencia. El 90 % de los pacientes con depresión grave, padece alguna forma de disfunción eréctil. También pueden padecer disfunción eréctil personas con estrés profesional, problemas de entorno social y laboral, personas con ansiedad o psicosis.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías