Disfunción Eréctil. Qué es un Problema de Ereccion

La Disfunción Eréctil o “problema” de erección es la incapacidad mantenida para conseguir o mantener una erección suficiente que permita una relación sexual satisfactoria.

En condiciones normales, cuando un hombre es estimulado sexualmente, las arterias de su pene se relajan y dilatan, haciendo que el flujo sanguíneo aumente considerablemente y provocando que el pene incremente progresivamente su tamaño.impotencia

A medida que esta dilatación aumenta, las venas se comprimen, impidiendo la salida de la sangre, la cual queda “secuestrada” en el interior del pene, consiguiéndose la erección.

 Cuando se presenta un problema de Disfunción Eréctil, y aunque exista estimulación sexual, esta erección no llega a producirse, o bien se produce pero no durante el tiempo suficiente como para mantener una relación sexual satisfactoria.

¿Qué es el Gatillazo?

• El término coloquial “gatillazo” se refiere a la incapacidad para conseguir una erección, en presencia de estímulo sexual, en una ocasión aislada.

• Para que un “gatillazo” sea síntoma de Disfunción Eréctil, debe repetirse con frecuencia durante al menos 3 meses

¿Qué es la Impotencia o Disfunción Eréctil?

• Frecuentemente se utiliza la palabra impotencia para describir un problema de erección , pero hay que destacar que impotencia y Disfunción Eréctil no son sinónimas.

• El término “impotencia” engloba cualquier problema que impida la reproducción en un varón. Describe tanto la imposibilidad física como el sentimiento de frustración del paciente.anatomia_pene_ampliada

• La impotencia no siempre implica que se sufra Disfunción Eréctil.

• Para que un “gatillazo” sea síntoma de Disfunción Eréctil, debe repetirse con frecuencia durante al menos 3 meses

Los problemas de erección o Disfunción Eréctil son mucho más frecuentes de lo que se piensa:

• En todo el mundo existen más de 322 millones de personas con Disfunción Eréctil

• En España, el 19% de los hombres padecen algún grado de Disfunción Eréctil (2,5 millones de hombres).

• El 52% de los hombres entre 40 y 70 años se enfrentan a este problema.

Deja un comentario