Dispareunia: dolor al tener sexo en las mujeres

Dispareunia es el dolor al tener sexo en la mujer. El dolor puede ser en el área genital o bien profundo dentro de la pelvis. El dolor con frecuencia se describe como un dolor agudo, ardor o similar al de los cólicos menstruales. Puede tener muchas causas.

¿Causas de la dispareunia?

Cualquier parte de los genitales puede causar dolor durante el sexo. Algunas condiciones afectan la piel alrededor de la vagina. El dolor que producido por estas condiciones usualmente se siente al insertar un tampón o el pene dentro de la vagina, pero el dolor también puede ocurrir incluso al sentarse o usar ropa interior. La causa de esto puede ser inflamación o infección tal como infección por levaduras infección del tracto urinario o inflamación de la vagina. Una lesión en la vagina y en el área alrededor de esta también pueden producir dolor. Si un diafragma o un capuchón cervical —son dos métodos para el control prenatal— no se adaptan correctamente al cuerpo de la mujer el sexo puede ser doloroso.

El Vaginismo es un espasmo de los músculos alrededor de la vagina. En algunas mujeres, el dolor de los espasmos es tan severo que la penetración del pene es imposible. La resequedad vaginal también puede ocasionar dolor durante el sexo. Esta resequedad puede ser por causa de la menopausia y de cambios en los niveles de estrógeno, o por falta de juego amoroso antes del coito (la penetración).

El dolor durante el coito puede sentirse como que viene de la parte profunda de la pelvis. Las mujeres relatan que sienten “como que algo está siendo golpeado por dentro” El útero puede doler si hay crecimientos fibroideos, si el útero está ladeado o si el útero se ha prolapsado (caído) dentro de la vagina. Ciertas condiciones o infecciones de los ovarios también pueden causar dolor especialmente en ciertas posiciones sexuales. Cirugías pasadas pueden dejar tejido cicatrizal que puede causar dolor. Puesto que la vejiga y los intestinos están cerca de la vagina éstos también pueden doler durante el sexo. Endometriosis y enfermedad inflamatoria pélvica también pueden causar dolor.

Sabemos que la mente y el cuerpo trabajan juntos. Esto también se ve en los problemas sexuales. Con frecuencia el dolor que causó el problema por primera vez puede desaparecer pero usted ha aprendido a esperar el dolor. Esto puede ocasionar problemas adicionales pues usted puede estar tensa durante el sexo o puede ser incapaz de excitarse. El problema entonces se puede convertir en un ciclo y usted queda atrapada en medio.

Las actitudes negativas con respecto al sexo y la información incorrecta acerca del sexo y de las funciones del cuerpo de la mujer con frecuencia están asociadas con algunos tipos de dolor. ¿El dolor durante el sexo está solo en su cabeza? ¡No! Pero es importante hablar acerca de los sentimientos y de las dificultades con su pareja y con su especialista en sexología.

Deja un comentario