Dolor en la Vulva

Problemas ginecológicos

El dolor durante el coito puede ser una señal de alerta de muchas afecciones ginecológicas. Algunas de ellas pueden redundar en otros problemas, si no se recibe tratamiento.

Dolor en la vulva

El dolor en la vulva se puede clasificar como agudo o crónico. El dolor agudo por lo general desaparece cuando la condición subyacente recibe tratamiento. El dolor crónico dura más tiempo. El dolor crónico ocurre también en personas en quienes no se puede identificar una afección subyacente.

Dolor agudo en la vulva. Una causa común de dolor agudo en la vulva es una afección denominada dermatitis por contacto. Esta afección es una reacción a una sustancia irritante, como jabones perfumados, atomizadores vaginales, lavados vaginales o lubricantes. Podría causar una erupción de la piel, hinchazón y enrojecimiento. Los síntomas más comunes son picazón (comezón), quemazón y dolor. El tratamiento de la dermatitis por contacto incluye dejar de usar la sustancia irritante. Los medicamentos que se aplican a la piel podrían ser útiles. En casos graves se podrían recetar medicamentos orales.

Otras causas de dolor agudo en la vulva incluyen infecciones, trastornos de la piel y lesiones. Las infecciones pueden causar dolor, picazón e irritación. Los trastornos de la piel pueden resultar en úlceras o rajaduras de la piel de la vulva. Por lo general, las infecciones pueden tratarse con medicamentos. El tratamiento de las afecciones de la piel depende del tipo de trastorno. Algunos son trastornos autoinmunes que se tratan con medicamentos especiales.

Dolor crónico en la vulva. El dolor crónico en la vulva sin causa alguna se denomina vulvodinia. Casi 1 de cada 5 mujeres experimenta este tipo de dolor en un momento dado. El dolor a menudo se describe como quemazón, ardor, irritación o sensación de carne viva.

Hay dos tipos de vulvodinia: vulvodinia generalizada y vulvodinia localizada. En el caso de la vulvodinia generalizada, el dolor ocurre en un área grande de la vulva. En el caso de la vulvodinia localizada, el dolor se siente en un área más pequeña, como el clítoris. En el caso de ambos tipos, el dolor puede ocurrir cuando se toca o se aplica presión en la vulva, o es posible que no tenga relación alguna con el tacto ni la presión.

Cuando el dolor se limita al vestíbulo (el área que rodea la entrada a la vagina), se denomina síndrome de vestibulitis vulvar (SVV) o vestibulodinia. El dolor ocurre cuando se toca el área, cuando se usa un tampón, durante las relaciones sexuales cuando el pene penetra la vagina, durante un examen pélvico, al permanecer sentada por mucho tiempo, o bien al usar ropa demasiado ajustada. El área puede enrojecerse e inflamarse.

Algunas mujeres con vulvodinia encuentran alivio con medidas de cuidado personal, éstas incluyen usar ropa interior de 100% algodón, lavarse la vulva sólo con agua, secarse con palmaditas (en lugar de frotarse) el área después de bañarse y usar la debida lubricación durante el coito. Si estas medidas no funcionan, se pueden probar tratamientos como medicamentos, ejercicios de relajación y asesoramiento. Para los casos graves que no responden a otros tratamiento, se podría recomendar cirugía.

Deja un comentario