Dolor Vaginal

Hay muchas causas del dolor vaginal que se deben a las actividades sexuales. Es importante encontrar la verdadera causa ya que el tratamiento varía según la causa.

Causas hormonales. Durante los períodos de perimenopausia y menopausia la reducción del nivel de estrógeno podría causar cambios de la respuesta sexual, como menos lubricación, menos hinchazón de la vulva, o reducción del largo y la anchura de la vagina. También es posible que tenga un nivel reducido de estrógeno si acaba de tener un bebé o está amamantando.

Si está en la etapa perimenopáusica o menopáusica, su proveedor de atención médica puede recetarle una terapia de estrógeno local (anillos, cremas o tabletas vaginales) para aliviar la resequedad vaginal. Es útil utilizar un lubricante durante las relaciones sexuales o un humectante vaginal. Otra opción para mejorar la lubricación es un período más prolongado de caricias estimulantes. También puede probar actividades sexuales que no implican el coito mientras espera a que los tratamientos surtan efecto.

Vaginitis. La vaginitis, o inflamación de la vagina, puede ser ocasionada por una infección por hongos o bacteriana. Los síntomas son secreción y picazón, así como ardor en la vagina y la vulva. Una vez que se determine su causa, la vaginitis puede curarse con medicamentos.

Vaginismo. El vaginismo es un reflejo de contracción (apretadura) de los músculos de la entrada a la vagina. Los músculos contraídos hacen que sea difícil o imposible que el pene de su pareja le penetre la vagina durante el coito. Algunas mujeres con vaginismo también tienen problemas para insertarse tampones o someterse a un examen pélvico. El vaginismo puede causar dolor, que se describe mayormente como una sensación de quemazón o ardor, cuando intenta tener coito. En algunos casos no es posible lograr el coito porque los músculos se contraen demasiado.

El vaginismo se puede tratar mediante varias formas de terapia. La terapia física y los ejercicios de relajación pueden ayudar a evitar que los músculos vaginales se contraigan. Otro tratamiento es una forma de fisioterapia que utiliza dilatadores vaginales que aumentan de tamaño gradualmente. La biorretroalimentación es otra opción, como son los medicamentos.

Deja un comentario