Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Orgasmo Femenino


La excitación sexual y el orgasmo femenino son complejos procesos que involucran a toda la mujer, su mente y cuerpo. La mente humana recibe los estímulos sexuales del cuerpo, los procesa, y basada en lo aprendido anteriormente y en la experiencia causa que el cuerpo responda a ellos. El cerebro comienza el proceso de excitación sexual como respuesta a los pensamientos (fantasía sexual), estímulos visuales (viendo una pareja desnuda), estimulación audible (escuchando la voz de una pareja), estímulos olfativos (el olor del cuerpo de la pareja), y gustativos (el sabor del cuerpo de la pareja).

que-es-la-anorgasmia-femenina

El cuerpo puede comenzar el proceso de excitación como resultado de que la mujer, o su pareja, toque sus genitales o senos, la sensación del aire fluyendo por su piel desnuda, o su ropa estimulando sus pechos o genitales. Mientras que la mente y el cuerpo pueden experimentar la excitación sexual separadamente, no pueden experimentar separadamente el orgasmo. El orgasmo requiere que la mente y el cuerpo trabajen juntos. El pensamiento solo puede conducir a un orgasmo, pero éste se siente en el cuerpo. La estimulación y la excitación pueden originarse en uno o en otro, pero el orgasmo toma lugar en ambos.

Durante la fase meseta la mujer puede experimentar:

· Un marcado aumento de la tensión sexual.
· Un aumento de la vasocongestión de la vagina, que causa que el tercio exterior de la vagina se hinche, resultando en que la apertura vaginal se reduzca de tamaño, quizás un 30%.
· Dos tercios interiores de la vagina se hinchan. La mujer puede experimentar un fuerte deseo de ser llenada, un dolor vaginal.
· La lubricación vaginal puede disminuir durante esta etapa, especialmente si se prolonga.
· El clítoris se pone erecto constantemente, el glande se mueve hacia adelante hacia el hueso púbico, ocultándose aún más detrás del capuchón clitoridiano.
· Los labios menores aumentan considerablemente su espesor, quizás 2-3 veces.
· Los labios menores hinchados pueden abrir los labios mayores dando como resultado que la apertura vaginal sea más prominente.
· El color de los labios menores cambia considerablemente. Pasando de rosado a rojo en mujeres que no han dado a luz, y de rojo brillante a morado oscuro en las mujeres que lo han hecho. Los colores pueden variar, pero no su marcado cambio.
· La areola, el área pigmentada alrededor de los pezones, comienza a hincharse.
· Los senos pueden aumentar de tamaño un 20-25% en las mujeres que jamás han amamantado, pero en mujeres que lo han hecho hay un aumento menor o ninguno.
· Un 50-70% de las mujeres experimenta “rubor sexual” en su pecho y en otras áreas del cuerpo que resulta de un mayor flujo de sangre cerca de la superficie de la piel.
· Aumenta el ritmo cardíaco, quizá palpitando notablemente.
· Hay un marcado aumento de la tensión sexual en los muslos y en los glúteos.
· El cuerpo de la mujer está ahora completamente listo para el coito.

Durante la fase orgásmica la mujer puede experimentar:

· Contracciones musculares rítmicas que ocurren en el tercio exterior de la vagina, el útero y el ano. Las primeras contracciones musculares son las más intensas, y ocurren a un ritmo de un poco más que 1 por segundo (0,8 segundos.) Al continuar el orgasmo, las contracciones se vuelven menos intensas y ocurren más aleatoriamente. Un orgasmo moderado puede tener 3-5 contracciones, uno intenso 10-15.

anorgasmia1-1610x1073
· El “rubor sexual” se vuelve aún más pronunciado y puede cubrir un mayor porcentaje del cuerpo.
· Los músculos de todo el cuerpo pueden contraerse durante el orgasmo, no solamente los del área pélvica.
· El orgasmo también tiene lugar en el cerebro, como indican las ondas cerebrales monitoreadas.
· Algunas mujeres emiten o rocían un poco de fluido de su uretra durante el orgasmo. A esto a menudo se lo llama eyaculación femenina. Mientras que aún no se han puesto de acuerdo sobre si lo que se expele es orina o eyaculación femenina, la fuente del fluido carece de importancia; las mujeres informan a menudo orgasmos muy fuertes cuando esto ocurre. Eso es todo lo que realmente debe importar, el placer de la mujer. Nadie cuestiona la eyaculación del varón, incluso siendo eso también sucia.
· La miotonía puede ser evidente en todo el cuerpo, especialmente en el rostro, manos y pies. La expresión facial de la mujer puede indicar que ella está padeciendo dolor cuando en realidad está teniendo un placentero orgasmo.
· En el pico del orgasmo todo el cuerpo puede ponerse rígido momentáneamente.

El Ciclo de la Respuesta Sexual.

Hay dos cambios físicos por los que el cuerpo de la mujer debe pasar para que experimente el orgasmo. El primero es la vasocongestión, la acumulación de sangre en los senos y órganos genitales. Esto resulta en que los pechos y genitales se agrandan, el cuerpo se siente más tibio o caliente al tocarlo, el color de los pechos o genitales cambia, y aparece la lubricación vaginal. El segundo es la miotonía o tensión neuromuscular, la acumulación de energía en las terminaciones nerviosas y músculos de todo el cuerpo. La miotonía es la tensión sexual a la que me refiero en mis consejos para la masturbación para mujeres pre-orgásmicas. La miotonía no es tensión mala experimentada como el resultado de sensaciones negativas. Usted puede experimentar una fuerte miotonía como una sensación de plenitud o tensión en su cuerpo antes del orgasmo, el punto de no retorno. Algunas mujeres cuando se enfrentan a la miotonía fuerte no se permiten a sí mismas pasar el límite, dejarse ir, y entonces no experimentan el orgasmo.

Los sexólogos han dividido el ciclo de la respuesta sexual en cuatro fases, excitación, meseta, orgasmo, y resolución.

La excitación puede ir acompañada por estas respuestas físicas a los estímulos mentales y/o físicos:

· Primeramente comienza la lubricación vaginal, dentro de 10-30 segundos.
· Los dos tercios internos de la vagina se expanden.
· El útero y el cérvix se levantan hacia arriba.
· Los labios mayores se aplastan y separan.
· Los labios menores aumentan de tamaño.
· El clítoris aumenta de tamaño.
· Los pezones pueden ponerse erectos como resultado de contracciones musculares.
· Cuando hay mucha excitación los senos pueden aumentar de tamaño.

Durante la fase de resolución la mujer puede experimentar:

· Si la estimulación sexual continúa, la mujer puede experimentar uno o más orgasmos adicionales.
· La vagina y la abertura vaginal, retornan a su estado natural de relax.
· Los senos, labios, clítoris, y útero retornan a su tamaño, posición y color normales.
· El clítoris y los pezones pueden estar tan sensibles que cualquier estimulación puede resultar incómoda.
· El “rubor sexual” desaparece.
· Puede haber mucha sudoración y respiración profunda.
· El corazón puede latir rápidamente.
· Si el orgasmo no ocurre, la mujer experimenta todo lo listado arriba, pero a un ritmo mucho menor. La sangre atrapada en los órganos pélvicos, no habiendo sido disipada por las contracciones musculares orgásmicas, puede resultar en una sensación de pesadez e incomodidad pélvica.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías