El Seprona persigue tres productos ilegales contra la disfunción eréctil

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha recibido el encargo de la Agencia Española de Medicamentos de vigilar la venta de tres productos ilegales utilizados en el tratamiento de la disfunción eréctil, ya que pueden causar problemas cardiacos y hepáticos graves. Este servicio también ha detectado al menos otros cinco productos, la mayoría de ellos inhalados, que tampoco cuentan con la autorización oficial por su toxicidad.

Según ha comunicado la Asociación Independiente de la Guardia Civil (Asigc), la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha remido a la Guardia Civil un documento en el que les trasmite una alerta dada en Bélgica sobre la comercialización ilegal de «tres productos entre cuyos ingredientes se encuentran sustancias farmacológicas activas sin estar autorizados como medicamentos».

Los tres productos son Silla Oral Jelly (contiene sidenafilo), Libido Forte (con hidroxihomosidenanilo) y Libido Extensión ( con metisosidenafilo).
Estos principios activos se utilizan, efectivamente, en medicamentos indicados en el tratamiento de la disfunción eréctil, pero «están desaconsejados -dice literalmente la Agencia de Medicamentos- en caso de cardiopatía grave, insuficiencia hepática grave, hipotensión, accidentes isquémicos recientes, hemorragia o úlcera péptica activa etc.».
A partir de ahora, pues, el Servicio de Protección de la Naturaleza deberá vigilar la comercialización de estas marcas en el mercado negro y retirarlos de forma inmediata.
Lo mismo deberá hacer con otros cinco productos detectados por la propia Guardia Civil y comunicados a la Agencia de Medicamentos, que ha certificado su ilegalidad. Se trata de Viamax Power Tabs, fabricado en Suecia y prohibido por su toxicidad; y cuatro productos inhalados denominados Rush, Liquid Gold, Reds y Ram.
La Asociación Independiente de la Guardia Civil ha asegurado que el Seprona, con los medios actuales -cada provincia tiene un equipo de investigación con tres personas y cuatro o cinco destacamentos con cuatro motoristas cada uno- no puede atender todos los servicios. En su opinión, el Gobierno ha destinado todos los medios a la lucha contra el terrorismo y los delitos urbanísticos y se ha olvidado del medio ambiente y, por extensión, del problema del cambio climático.

Deja un comentario