Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Fantasías Sexuales


Esposas Cuero negro y rosa

Las fantasías sexuales hacen referencia a cualquier pensamiento o imagen capaz de
provocar excitación sexual en la persona.

Pueden estar basadas en historias reales o responder a elaboraciones imaginarias, ya sean bizarras o realistas. Surgen en situaciones sexuales, como la masturbación o las relaciones sexuales, aunque también durante situaciones sin connotación sexual (Leitenberg y Henning, 1995).

Los pensamientos y cogniciones pueden incrementar o inhibir la respuesta sexual a
cualquier forma de estimulación sensorial y, en ausencia de estimulación física, la fantasía
sexual por sí sola es estimulante. Además, las fantasías sexuales pueden dirigir la conducta
futura de una persona, así como reflejar experiencias pasadas, sin ser necesariamente personales.
Debido a que las fantasías sexuales son privadas y no dependen de la participación de
ninguna otra persona para poder llevarse a cabo, pueden ser más reveladoras que la conducta
real, tanto en hombres como en mujeres (Ellis y Symons, 1990).

Pueden, incluso, ser labase de ofensas sexuales como el exhibicionismo, la violación y el abuso sexual, según sucontenido. En el estudio realizado por Joyal, Cossette y Lapierre (2015) en el que se trabajósobre la definición de las fantasías sexuales inusuales y raras, se encontró que dos fantasías sexuales fueron insólitas (expresadas por menos del 2,3 % de los participantes): tener sexocon un niño de una edad menor a 12 años y tener sexo con un animal.

Por otra parte, su ausencia o la culpa generada acerca de tenerlas puede contribuir al
desarrollo de disfunciones sexuales. En el dsm-v (American Psychiatric Association, 2013), la
presencia de pensamientos sexuales/eróticos o fantasías es considerada un indicador desalud sexual, y la ausencia de estos sería uno de los criterios para diagnosticar un deseo
sexual hipoactivo en el hombre y un trastorno del interés/excitación sexual en la mujer (Moyano
y Sierra, 2014).

Numerosas investigaciones estudian las posibles diferencias de género a la hora de recurrir
a fantasías sexuales. En su estudio, Moyano y Sierra (2014) indican que los hombres
tienden a experimentar fantasías sexuales con más frecuencia que las mujeres, siendo ellos
quienes presentan, además, más tipos diferentes de fantasías sexuales respecto a las mujeres
(Wilson y Lang, 1981). También se ha encontrado que dedican más tiempo a pensar en
dormir y comer, por lo que se concluiría que los hombres piensan más en sus necesidades
básicas que las mujeres (Fisher, Moore y Pittenger, 2012).
Las fantasías sexuales empiezan a darse de forma regular durante la adolescencia temprana,
coincidiendo con un aumento en el deseo y la excitación sexual. Gold y Gold (1991)
informaron de que la edad media de aparición de fantasías sexuales en los chicos era a los
11,5 años, mientras que la edad media en las chicas era de 12,9. Alguna de las posibles explicaciones
pueden ser las diferentes experiencias socializadoras, más que las capacidades
psicológicas. Según el mismo estudio, las chicas eran más propensas a basar sus fantasías
sexuales en relaciones que tenían o habían tenido, mientras que los hombres se basaban más
en estímulos visuales.
Líneas de investigaciones actuales apuntan a la importancia del cerebro, así como de
los órganos sexuales, en lo que se refiere al sexo, por lo que surgen las inquietudes acerca
de si existen diferencias cerebrales, según género, a la hora de recurrir a las fantasías sexuales.
Por tanto, parece vital comprender las fantasías sexuales en el ámbito de la sexualidad
y la salud humana. Sin embargo, su carácter subjetivo y cualitativo, unido a que sus descripciones
son, en su mayoría, de carácter excitatorio, hacen que estas no hayan recibido demasiada
importancia empírica por el momento.
Esta investigación tiene como objetivo estudiar la prevalencia de las fantasías sexuales
más comunes en población jóven española, la edad de inicio a la que los sujetos empiezan a
experimentarlas, el número de fantasías sexuales que presentan hombres y mujeres recogidas
a través de la adaptación española de Sierra, Ortega y Zubeidat (2006) del Sex Fantasy
Questionnaire de Wilson (sfq; Wilson, 1978), así como dar respuesta a preguntas tales como:
¿existen diferencias de género en el contenido y la frecuencia de las fantasías sexuales?,
¿varían las fantasías sexuales en función de la orientación sexual?, ¿en qué momentos se
recurre más a ellas? y ¿qué estímulos provocan excitación sexual?

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Categorías