Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Fármacos que pueden alterar el Deseo Sexual


Los 10 fármacos que pueden afectar a tu libido.

La líbido puede resultar afectada por muchos factores, ya sean físicos o psicológicos. Normalmente tendemos a conocer “remedios” para mejorar o intensificar la libido (¿Viagra ®?), pero… ¿y los fármacos que pueden afectar negativamente a dicha líbido? En demasiadas ocasiones no solemos tener en cuenta estos últimos y, ante el problema de una disminución del deseo sexual, simplemente buscamos parches para mejorarlo en lugar de buscar el origen del problema.

Hoy hablaremos de algunos de esos fármacos que pueden provocarnos algún que otro quebradero de cabeza en cuanto al deseo sexual o libido se refiere.

1. Antidepresivos tipo ISRS

Los antidepresivos ISRS (inhibidores de la recaptación de serotonina) son los más usados y conocidos en la actualidad, donde destacan algunos como el Escitalopram o el Prozac, entre otros. Dichos medicamentos tienen grandes resultados en la mejora del estado del ánimo e incluso son buenos antiolíticos. Sin embargo, todo tiene su contrapartida, y aunque los ISRS tienen pocos efectos secundarios, uno de ellos es la disminución de la libido.

2. Antidepresivos tricíclicos

Tras la aparición de los anteriormente nombrados antidepresivos ISRS en la década de los 90′, los antidepresivos tricíclos han ido usándose cada vez en menor frecuencia (sobre todo por sus múltiples efectos secundarios a nivel cardiovascular). Aún así, en contadas ocasiones, se siguen usando este tipo de antidepresivos en algunos tipos de depresión o incluso para combatir el dolor neuropático (como el causado por una infección de herpes zóster). ¿El problema? De nuevo, como efecto secundario, tenemos una disminución de la libido.

3. Anticonceptivos

Los anticonceptivos se han ido posicionando como buenos fármacos no solo para evitar el embarazo (evidentemente), sino también para combatir el síndrome premenstrual o más vulgarmente conocido “dolor de regla“. Sin embargo, el propio mecanismo de acción de estos fármacos como es la disminución de hormonas sexuales como la testosterona tiene una evidente contrapartida: Disminución de la libido. Ahora bien, existen anticonceptivos que no asocian hormonas (DIU) o alternativas anticonceptivas que provocan precisamente el efecto contrario, el aumento de la libido. Se trata de ir buscando el más adecuado.

4. Fármacos antiprostáticos

Otro de los fármacos a tener en cuenta en el ámbito que trataremos hoy sería el Finasteride, un tipo de medicación que impide la formación de testosterona activa en los individuos que sufren hiperplasia benigna de próstata (es decir, una próstata más grande de lo normal). La HBP es mucho más común cuanto más envejecemos, y acaba provocando problemas para orinar, entre otros. Sin embargo, el uso del Finasteride y su mecanismo de acción lo hace un buen candidato para disminuir la libido.

5. Antihistamínicos

Aquellos que sufráis algún tipo de alergia conoceréis de sobra a los fármacos antihistamínicos, el tipo de medicación que permite impedir esa serie de síntomas alérgicos como la mucosidad líquida, lagrimeo o picor de ojos, entre otros.  De nuevo, entre sus efectos secundarios, tendríamos la disminución de la libido.

¿Solución? Cuidar los tiempos de toma del antihistamínico. La mayoría de ellos tienen una duración de 8 horas, por lo que podemos evitar su toma en algunas ocasiones si hiciese falta (aunque no es recomendable tomarlo como un hábito y acabar olvidando cuando nos toca cada dosis).

6. Marihuana medicinal

Aunque recientemente comentamos que la marihuana, si en algún momento llega a legalizarse en nuestro país, podría usarse como medicación para tratar múltiples enfermedades en la dosis adecuada, también lleva consigo una serie de efectos secundarios no deseados según algunos estudios a largo plazo: Esquizofrenia, paranoia y… disminución de la libido.

7. Fármacos anticonvulsionantes

Otro de los fármacos a tener en cuenta serían los anticonvulsionantes o antiepilépticos, los cuales tienen grandes beneficios si se usan en la dosis adecuada, aunque también tienen muchos efectos secundarios. Uno de ellos, la disminución de la libido. ¿Solución? Existen muchas alternativas, y van creciendo año tras año. Entre los medicamentos anticonvulsionantes hay variedades, y los más novedosos tienden a asociar menor frecuencia de efectos adversos.

8. Opioides

Los medicamentos opioides o mórficos son muy utilizados como solución contra el dolor crónico, o dolores agudos que no han mejorado con antiinflamatorios. Recientemente ya comentamos su uso en las lumbalgias. Pero, como todos los anteriores, asocian una serie de efectos adversos que no agradan demasiado. Entre estos efectos, la disminución de la libido.

9. Fármacos betabloqueantes

Para quien no los conozca, los fármacos betabloqueantes son usados en individuos que sufren hipertensión y/u otras enfermedades de tipo cardiovascular. Incluso existen algunas formas de estos fármacos en colirio como tratamiento del glaucoma.

De nuevo tenemos como efecto secundario la afectación de la libido. Pero, otra vez y por suerte, tenemos muchas alternativas en el mercado que no tienen porque causar este problema. Consultar con nuestro médico de confianza siempre será buena idea.

10. Las benzodiazepinas

Finalmente, tenemos un fármaco ya conocido por estos lares y del cual hemos explicado tanto sus efectos beneficiosos como sus efectos adversos: Las benzodiazepinas, como el conocido Valium, cuya función principal y más conocida es la de ansiolíticos, aunque también son buenos relajantes musculares. No lo vamos a negar, son un tipo de medicación potente y tienen tantas diversas y buenas funciones como efectos adversos a la par. Uno de dichos efectos adversos sería, de nuevo, la disminución de la libido.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías