Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Hildegart y la Solucion al Problema Sexual.


En la problemática humana, la sexualidad ocupa un lugar primordial, sin embargo no se ha dedicado el estudio profundo que exige. Todo lo relacionado con el sexo se ha utilizado como tema de diversión, de escándalo o como algo deshonesto que las gentes de bien no deben mencionar.
Adoptando esta postura, alrededor de la sexualidad se han ido configurando historias, métodos y resultados totalmente falsos, que han ayudado a configurar una sociedad reprimida, sexista y llena de prejuicios.
Hoy en día la situación está cambiando, aunque aún siguen en boca miles de historias sobre lo que es la sexualidad, cada vez más, nuestra sociedad apunta hacia un conocimiento más adecuado y exacto sobre lo que son en sí, las relaciones sexuales y lo que ello comporta. Estos cambios, se han establecido gracias a la acción revolucionaria de algunos personajes, con un objetivo claro de mejora social, que aunque en su momento no fueron comprendidos, con el paso del tiempo, sus ideas se han ido desarrollando poco a poco y han encontrado un lugar en nuestro complejo social.
Este es el caso de Hildegart Rodríguez, periodista y abogada, que escandalizó con sus ideas progresistas
relacionadas con el amor y la sexualidad.
A pesar de su juventud y corta vida, participó en el movimiento de la “Reforma Sexual”. Este movimiento consideraba la vida sexual como positiva y despatologizadora, pretendiendo que el conocimiento científico de las leyes de la naturaleza se relacionara con la sexualidad, para que así hubiera un conocimiento real sobre el tema sexual. Dentro de este movimiento se defendía la emancipación de la mujer, la existencia del sufragio universal, y un acceso a la educación e igualdad de derechos en general, entre hombres y mujeres. Esta ideología fue básica para una reforma sexual. Hildegart, al igual que la «Reforma Sexual», ponía de manifiesto que la moral sexual dominante de la época causaba infelicidad, defendía que esta moral debía sustituirse por una nueva, donde tuviera cabida la individualización de la vida sexual, su racionalización y la procreación.

Lee el resto del artículo escrito por Marisa Marzá Benaiges, de la Universitat Jaume I, de Castellón, pinchando aquí.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías