Infidelidad en la Pareja

La infidelidad es una conducta que presenta una persona, sea hombre o mujer, caracterizada por el cambio de expectativa que dirige su atención a otro (a), implicando la ruptura de un acuerdo. Sin embargo, podemos realizar algunas observaciones y apuntes sobre la misma.

Mitos sobre la infidelidad:

  • Todo el mundo es infiel, la infidelidad es normal.
  • Tener una aventura es bueno, hasta puede hacer revivir un matrimonio aburrido.
  • Cuando ocurre, es porque el infiel ha dejado de querer a su pareja.
  • El / la amante es más atractivo (a) que la esposa (o).
  • La infidelidad es culpa de la pareja a la que se es infiel (ha fallado de alguna manera).
  • Lo mejor que se puede hacer cuando se descubre la infidelidad de la pareja, es actuar de forma indiferente (en nuestro medio esta actitud tiene varios nombres “hazte la loca”, “no sabes nada”, “ya se aburrirá”, etc.).
  • Una vez que comienza la infidelidad, se debe recurrir al divorcio.
  • La revelación de una infidelidad trae como consecuencia el que la persona engañada se “muera”, “me mate” o “me deje”.

Ahora bien, lo cierto sobre la infidelidad es que:

  • No es una conducta normal, sino un síntoma de varios problemas acumulados.
  • La infidelidad es peligrosa y puede terminar con un matrimonio.
  • Esta puede ocurrir en matrimonios buenos.
  • Las aventuras implican sexo, pero el sexo no tiene por qué ser el propósito de la aventura.
  • Nadie puede forzar a otro a tener una aventura.
  • A las aventuras las alimenta el secretismo y las amenaza la revelación.
  • Los matrimonios pueden superar con esfuerzo el daño de una aventura, si la aventura es revelada.

Es bueno que veamos qué pasa después de que se descubre la infidelidad: Hay matrimonios que se separan y otros que, al no hacerlo, continúan una relación tormentosa, o también existen aquellos que utilizan la crisis para fortalecerse, crear mayor intimidad y volver a tener confianza otra vez, claro que esto toma su tiempo, sobre todo en la comunicación de la pareja.

Después de la infidelidad, aparece en los protagonistas la culpa, aspecto que muestra una serie de emociones que se van encontrando, pero que es importante sentirla; también aparecen los celos que son normales, porque son la llamada de atención para poder observar la distancia con la pareja, cuanto esta se aleja o se acerca, además que es un termómetro para mostrar el afianzamiento de la relación; siempre lo adecuado es el acercamiento íntimo y emocional, lo inadecuado son los celos patológicos que llevan a tomar conductas inadecuadas e irracionales, que obviamente no ayudan a la superación del problema.

Siempre que ambos miembros de la pareja así lo deseen la pareja con esfuerzo y constancia puede volver a funcionar, siempre será mejor hacerlo bajo una supervisión profesional mediante la realización de una terapia de pareja siendo el profesional un psicologo, especialista en sexología.

 

Deja un comentario