La Anorgasmia

¿Qué es la anorgasmia?

La anorgasmia se define como la incapacidad de alcanzar el orgasmo, a pesar de que se logre tener deseo y excitación sexual, sin embargo por diversos factores no culmina la fase de orgasmo. Para diagnosticar ésta como una disfunción sexual o inhibición debe ser recurrente y persistente, a pesar de que se estimule adecuadamente en intensidad, duración y tiempo.

Esto quiere decir, que existen todas las condiciones físicas y emocionales para lograrlo, pero no se presenta el orgasmo.

Actualmente la anorgasmia se considera una de las disfunciones sexuales más frecuentes en las mujeres, consideramos que afecta entre el 40 al 45% de las mexicanas sexualmente activas. Otro indicador importantes es que más del 20 por ciento de las mujeres ha simulado tener un orgasmo y cuando se les pregunta el motivo, la mayoría responde que lo hacen para no dañar a su pareja, o para complacerla.

Anorgasmia y falta de apetito o deseo sexual

Es importante hacer una distinción entre la anorgasmia y lo que popularmente se conoce como frigidez (trastorno de deseo “que no tienen ganas de sexo”). Las llamadas mujeres “frígidas” (o con disfunción en la fase del deseo), son personas que presentan una alteración del apetito sexual o deseo, lo cual generalmente se acompaña de una notable falta de excitación, pero pueden llegar a experimentar orgasmos esporádicamente. Tambien hay mujeres que si tiene apetito sexual y se excitan, pero tienen serias dificultades para experimentar el orgasmo, existiendo casos de mujeres que nunca han sentido un solo orgasmo en su vida.

Es importante señalar esta diferencia, ya que hablamos de dos cosas distintas, incluso en su tratamiento, es muy distinto no tener ganas a no sentir el orgasmo.

Diferentes tipos de anorgasmia

Anorgasmia primaria: La presentan mujeres que nunca ha obtenido un orgasmo ni a través del coito, ni por masturbación, ni por estimulación directa de su pareja ya sea con la mano, con la boca o con algún instrumento o juguete sexual o cualquier combinación de lo mencionado.

Anorgasmia secundaria: La presentan algunas mujeres que, tras una época de haber tenido orgasmos con normalidad, dejan de experimentarlos de forma recurrente.

La anorgasmia a su vez puede ser total o situacional: Se considera total cuando la mujer es incapaz de alcanzar un orgasmo, ya sea mediante el coito o por la estimulación del clítoris y el resto de la vagina. Es considera situacional si puede alcanzar el orgasmo en determinadas circunstancias específicas, o con determinadas personas, o con estimulación directa del clítoris.

Causas de la Anorgasmia.

Por su origen, la anorgasmia puede ser causada por diversos factores, entre los cuales destacan:

Los de origen orgánico – natural; como son el (embarazo, el climaterio, la vejez, etc.
Los de origen patológico y medicamentoso; como son las enfermedades que afectan la respuesta sexual; así como los medicamentos que alteran la respuesta sexual.
Los origen sociocultural y psicológicos; entre los cuales se encuentra la falta o mala educación sexual, vergüenza, culpa, pecado, fobias, neurosis, psicosis, mala relación de pareja actual o pasada, ambiente familiar alterado, exceso de estrés, , sentimientos negativos hacia el propio cuerpo, problemas de autoestima , etc.
Mutilación de genitales.

Causas orgánicas de la anorgasmia

Fisiológicamente el orgasmo es complejo, para lograrlo se deben presentar contracciones de los músculos genitales localizados entre la vagina y el ano. Cualquier enfermedad o traumatismo en la zona mencionada, al igual que el uso de drogas, alcohol o algunos medicamentos pueden propiciar la inhibición del orgasmo.

Es importante destacar que la mayoría de los factores que desatan una anorgasmia se debe a causas psicológicas ( aproximadamente el 95%) y el resto puede deberse a situaciones de orden orgánico.

Causas psicológicas de la anorgasmia

El orgasmo puede ausentarse por muchos factores que se vinculan a la relación de pareja como son:

el temor a ser abandonada
temor a no poder afirmar su independencia
sentimiento de culpabilidad sexual
por deterioro de la relación de pareja
por enamoramiento de una persona diferente a la pareja, etc.
En las mujeres que no tienen orgasmos es muy frecuente el miedo a perder el control sobre los sentimientos y sobre su conducta.

Otras causas pueden ser las relacionadas con la desinformación de la sexualidad, por condicionamientos sociales y religiosos, desconocimiento de las sensaciones del propio cuerpo, ansiedad, depresión, tensión corporal, estrés laboral y de familiar, etc.

¿Puede atenderse las anorgasmia?

La anorgasmia es factible de ser tratada, es parte de las competencias que presentan los Sexólogos Clínicos, para lo cual se requiere la cooperación absoluta de la persona afectada y de su pareja ( cuando la hay), ya que los especialistas consideramos a la anorgasmia una disfunción sexual de la pareja.

La eficacia del tratamiento es de un porcentaje muy alto en cuanto al éxito se refiere, lo que es difícil de mencionar es el tiempo y tipo de tratamiento que se debe seguir, ya que depende de la colaboración de la persona y el apego al tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento para la anorgasmia?

Existen tratamientos efectivos para la anorgasmia, que incluyen terapias individuales, de pareja y el uso de medicamentos. Lo importante es diagnosticar el origen y tratarlo a través de un especialista calificado.

El tratamiento de la anorgasmia va encaminado en primer lugar a:

Eliminar las actitudes negativas y prejuicios en torno a la sexualidad en general, y al orgasmo en particular.
Mejora de la relación a través de la comunicación entre la pareja.
Programa de habilidades sexuales, que consiste en una serie de ejercicios específicos para esta disfunción.
Conocimiento, identificación y comunicación de las sensaciones corporales y de placer
En las primeras sesiones se brinda información a la persona o pareja, así como, también se inicia la elaboración de un diagnóstico que permita orientar un tratamiento o terapia adecuada a las características que el caso presente; así como las indicaciones del papel que deberán adoptar en el transcurso de la terapia; ya sea la persona o la pareja, según sea el caso.

Siguiendo el programa terapéutico la persona aprenderá a concentrar su atención en sus sensaciones corporales de placer, y en aquellas que se presenten de manera previa al orgasmo; con lo que se podrá ejercer la respuesta adecuada que se encontraba inhibida e impedía lograr el orgasmo. El objetivo central de la terapia es que la mujer pueda obtener placer al disfrutar de su cuerpo, así como el de su pareja o parejas.

Deja un comentario