La Célula. La Membrana Plasmática.

La membrana plasmática o citoplasmática es una estructura laminar que engloba a las células, define sus límites y contribuye a mantener el equilibrio entre el interior y el exterior. Es semejante además a las membranas que delimitan los orgánulos de células eucariotas. Es una bicapa lipídica que sirve de “contenedor” para los contenidos de la célula, así como protección mecánica. Está formada principalmente por lípidos y proteínas. Esta barrera presenta una permeabilidad selectiva, lo cual le permite “seleccionar” las moléculas que entran y salen de la célula.

Función.-

La función básica de la membrana plasmática reside en mantener el medio intracelular diferenciado del entorno. Esto es posible gracias a la naturaleza aislante en medio acuoso de la bicapa lipídica y a las funciones de transporte que desempeñan las proteínas. La combinación de transporte activo y transporte pasivo hacen de la membrana plasmática una barrera selectiva que permite a la célula diferenciarse del medio.

Los esteroides, como el colesterol, tienen un importante papel en la regulación de las propiedades físico-químicas de las membrana regulando su resistencia y fluidez.

En el componente proteico reside la mayor parte de la funcionalidad de la membrana, las proteínas realizan funciones específicas y podemos clasificarlas según su función en:

  • Estructurales: estas proteínas hacen de “eslabón clave” uniéndose al citoesqueleto y la matriz extracelular.
  • Receptores de membrana: que se encargan de la recepción y transducción de señales químicas.
  • Transportadoras a través de membrana: mantienen un gradiente electroquímico mediante el transporte de diversos iones.
Estas a su vez pueden ser:

  • Proteínas transportadoras: Son enzimas con centros de reacción que sufren cambios conformacionales.
  • Proteínas de canal: Dejan un canal hidrofílico por donde pasan los iones.

En el transporte transmembrana podemos hablar de:

  • Transporte pasivo: Se produce sin consumo de energía y a favor de gradiente electroquímico.
  • Transporte activo: Se produce con consumo de energía y en contra de gradiente electroquímico.

El componente glucídico forma el glucocáliz, con funciones de cierta protección ante agresiones mecánicas y químicas, y la que parece más importante ya que permite diferenciar el exterior celular permitiendo un reconocimiento intercelular.

Referencias:

  1.  Alberts et al, Introducción a la Biología Celular, pág. 375-376, 2ª edición, Ed. Médica Panamericana
  2. Alberts et al, Biología Molecular de la célula, pág. 595, 4ª edición, Ed. Omega
  3. Cooper, La célula, pág 470-471, 2ª edición, Ed. Marbán

Fuente: Wikipedia.es

Deja un comentario