Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

La Eyaculacion Precoz herencia de la prehistoria.


El estudio de la vida sexual de los primates actuales, así como la investigación de nuestro árbol biológico evolutivo que encontramos tanto en nuestros parientes homínidos más próximos, como en la mayoría de mamíferos superiores, ha puesto de manifiesto que en promedio, los tiempos medios de duración del acto sexual de todas estas especies relacionadas entre sí es de apenas unos pocos segundos, o como mucho cercanos a un minuto.

La razón evolutiva de la eyaculación precoz, aplicable también al hombre prehistórico, podría radicar en la necesidad de culminar con rapidez el coito, el cual constituye un momento especialmente vulnerable ante la amenaza siempre presente de un contrincante, o bien de un enemigo o predador, tanto para el hombre mismo como también para sus hembras.

Actualmente los resultados de los estudios ponen de manifiesto que uno de cada cuatro hombres ha tenido algún episodio en su vida de eyaculación precoz, lo que la sitúa como la disfunción sexual más frecuente.

Así mismo, desde hace ya varios años, se conoce que la eyaculación precoz parece tener un componente genético asociado, e incluso se ha estudiado qué grupos de genes podría tratarse.
El problema viene a raíz, de que en el hombre actual, al contrario que el hombre prehistórico y como le ocurren a las especies animales que se acercan orgánica y estructuralmente a la especie humana, su sexualidad depende ya no tanto del instinto sino cada vez más del aprendizaje y, por consiguiente, es más moldeable o está más expuesta a variedad en su repertorio. Pero a la misma vez se le exige que se adapte a las reglas sexuales actuales, las que la sociedad en la que vive considera correctas.

El proceso sociológico actual y nuestra cultura, nos insta a que nuestras relaciones deben ser más largas, considerándose lo contrario un fracaso: una eyaculación precoz.

Esto es así porque la sexualidad pasa actualmente a tener un valor distinto y nuevas aplicaciones, como las de cohesión del grupo social, aparte de las meramente reproductivas.

Las investigaciones sociológicas y antropológicas, que reafirman esta concepción del relativismo sociocultural de la sexualidad, nos enseñan cómo los hábitos sexuales humanos no están totalmente determinados por la anatomía o la biología, no sólo es instinto o ley natural biológica, aunque si que parece seguir existiendo vestigios heredados de estos comportamientos primitivos. Aún así, la sexualidad del hombre moderno en alto grado es aprendida y moldeada por el grupo sociocultural al que se pertenece, y puede llegar a ser muy distinta entre diferentes culturas cohetaneas.

El conocimiento de estas reglas, confirma lo descubierto a nivel colectivo por la sociología: las tendencias sexuales y conductas pueden tener una fuerte base biológica, pero no obstante se fijan o se moldean, se aprenden y desarrollan, durante el proceso sociológico junto con una interacción compleja con el ambiente cultural.

El desarrollo de un individuo, se puede estudiar un ritmo diferente al del crecimiento biológico, debido a que contempla sus propios dinamismos psíquicos conscientes e inconscientes y sigue sus propias reglas.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías