Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Los problemas de disfunción eréctil y de la próstata también afectan a la pareja


La Disfunción Eréctil junto con los problemas de Próstata en el varón afectan en la pareja.

Los problemas urológicos del varón suelen desencadenar más conflictos de pareja de lo que se creía, según un sondeo realizado a 1.513 hombres y mujeres de ocho países.

Una encuesta internacional realizada a 756 hombres y 753 mujeres, de ocho países diferentes entre los que se encuentra España, de entre 40 y 65 años, revela que la disfunción eréctil (DE) y los síntomas urinarios a causa de la hiperplasia benigna de próstata (HBP) afectan no sólo a la esfera sexual sino a la relación de pareja, provocando tensión, discusiones y el cese de actividades conjuntas. La encuesta, promovida por Lilly y en la que han participado 101 hombres y 100 mujeres españoles, pone además de manifiesto que el impacto en las mujeres, a causa de ambos problemas de salud del varón, es mayor de lo que los hombres creen.

cropped-cropped-IMG_0192.jpg

El objetivo de la encuesta fue conocer los efectos en la relación de pareja cuando el hombre sufre ambos problemas urológicos. Para ello se entrevistaron a hombres que habían padecido disfunción eréctil y al menos uno de los síntomas urinarios característicos de la hiperplasia prostática benigna, así como a mujeres cuyas parejas habían sufrido dichos problemas de salud. El 77% de las mujeres y hombres encuestados coincidieron en que la disfunción eréctil y la HBP interfieren y limitan la capacidad de disfrutar de la vida en pareja, pero estuvieron en desacuerdo en cómo afecta a su relación. Las mujeres, más que los hombres, afirmaron que causa tensión (hombres: 30%; mujeres 43%), discusiones (15% vs 22%) e interrupciones del sueño (33% vs 39%). Las mujeres destacaron también más que los hombres que la disfunción eréctil y la HBP interfieren más en su vida sexual (70% hombres; 75% mujeres). Los hombres destacaron por su parte que sufrir disfunción eréctil y síntomas urinarios por HBP, les hace sentirse mayores.

Diferencias entre países

La encuesta se realizó en Canadá, México, Brasil, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido y España. Los encuestados de todos los países coincidieron en que la actividad sexual se encuentra entre las que más hacen disfrutar de la vida en pareja. Especialmente, entre los hombres brasileños (85%) y las mujeres italianas (71%). Los que menos importancia dieron a esta actividad fueron los alemanes (hombres: 60% y mujeres: 44%) y franceses (hombres: 59% y mujeres: 52%). El 81% de los hombres españoles respondieron que la actividad sexual es una de las más importantes de la vida en pareja frente al 69% de las españolas, junto con viajar, salir a cenar juntos o relajarse en casa.

logo-clinica_naranja_200 copia

La mayoría de los hombres y mujeres participantes, independientemente del país de origen, explicaron que la disfunción eréctil y la HBP interfieren en la capacidad de disfrutar de la vida en común con su pareja. Los que más destacaron esta limitación provocada por los problemas de salud de varón fueron los italianos (hombres: 89% y mujeres: 91%), seguidos por los españoles (hombres: 81% y mujeres: 78%).

Los encuestados españoles destacaron además que las actividades en común que más se resienten y que echan de menos debido a los síntomas de disfunción eréctil y HBP son, tras la actividad sexual, una noche romántica, las actividades de ocio en el exterior y viajar. Consideran que tiene más impacto en la relación de pareja la disfunción eréctil (hombres: 86% y mujeres: 71%) que los síntomas urinarios por hiperplasia benigna de próstata (hombres: 14% y mujeres: 29%).

Hablar con la pareja

Un gran porcentaje de hombres (76%) así como de mujeres (78%) habían hablado con su pareja sobre los problemas de disfunción eréctil e hiperplasia benigna de próstata. Los hombres del Reino Unido (68%) y las mujeres de Brasil (70%) fueron los que menos habían abordado el tema, frente a los hombres de Canadá (86%) y las mujeres italianas (89%), más favorables a tratar abiertamente los problemas urológicos del varón. El 35% de los hombres y el 41% de las mujeres reconocieron que tardaron más de seis meses en iniciar una conversación del tema con su pareja.

En España un 83% de los hombres habían hablado con sus parejas sobre los problemas de disfunción eréctil y HBP, porque “necesito el apoyo de mi pareja”, “es importante para mí”, “necesitamos mejorar nuestra vida sexual” o “necesitaba hacer algo al respecto”. Los hombres españoles afirmaron además que en el 88% de los casos fueron las mujeres quienes iniciaron la conversación sobre el problema de salud, mientras que las mujeres expresaron que ellas lo iniciaban solo en el 69% de los casos. De igual manera, los hombres piensan que es más fácil hablar para ellos de sus problemas sexuales (53%) mientras que las mujeres opinan lo contrario: un 61% afirmó que es más fácil para los hombres hablar de sus problemas urinarios.

El retraso en acudir al médico

El 40% de los hombres con disfunción eréctil tardó más de siete meses en acudir al médico para buscar una solución. La razón más común dada por los hombres que no habían buscado ayuda es que pensaban que “se terminaría pasando con el tiempo”.

Un 30% de los hombres con problemas urinarios por HBP esperaron al menos siete meses antes de visitar al médico. La principal razón esgrimida por los hombres que no habían buscado tratamiento para sus síntomas por HBP es que “es algo natural de la edad”.

Los varones españoles encuestados que sí habían buscado tratamiento frente a la disfunción eréctil que padecían explicaron que lo hicieron ya que querían recuperar su deseo sexual, evitar el impacto negativo que estaba teniendo en la vida sexual de la pareja y cuidar su salud. Los hombres que sí buscaron tratamiento para sus síntomas por HBP argumentaron también que tenían miedo de que estuviera relacionado con asuntos médicos más serios.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías