Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

Matrimonios no Consumados


El MNC (matrimonio no consumado) se define como el trastorno que presenta una pareja que, pese a intentar la realización del coito de manera regular (por lo menos una vez a la semana), no pudo lograr nunca la penetración intravaginal, luego de un lapso aproximado de cuatro meses. Los motivos de los MNC se clasifican en: de origen orgánico, por enfermedades o anomalías anatómicas, y por ansiedad sexual de causa psicosocial.

La expresión “matrimonio no consumado” o “matrimonio blanco” proviene de la literatura jurídica y religiosa (como una causa de disolución del vínculo marital para los católicos). El concepto privilegiaba el objetivo copulativo-procreador y se aplicaba con connotaciones descalificatorias del desempeño sexual de la pareja. Con la intención de utilizar una terminología menos humillante y más precisa, algunos autores emplean las expresiones de “pareja no consumada”, “noviazgo no consumado” o “imposibilidad coital vaginal”.

El matrimonio no consumado debería ser considerado como una nueva entidad clínica, y distinguirse de las tradicionales disfunciones sexuales. No se trataría de un vaginismo al que se le suma una disfunción erectiva reactiva, sino que consistiría en un vínculo disfuncional donde cada uno de los miembros de la pareja trae una historia individual de miedo a la intimidad, y una erotofobia compartida que justifican el síntoma.

Muchos pacientes llegan a la consulta cuando están interesados en tener un hijo. De hecho, apelando a la cultura y las normas, el término “matrimonio no consumado” o “matrimonio blanco”, proveniente de la literatura jurídica y religiosa, privilegiaba el objetivo copulativo-procreador y solía descalificar a las parejas que “no hayan logrado un buen desempeño sexual”.

Así como hay quienes han pasado más de 10 años “sin consumar el acto” y luego de superar el trastorno pudieron tener un hijo, hay otros que han llegado a concretar la descendencia sin haber logrado la penetración. El doctor Adrián Sapetti, psiquiatra y sexólogo, cuenta haber tenido varios casos en los que “ellas han tenido hijos por cesárea y seguían siendo vírgenes, porque sus parejas les habían eyaculado en la puerta de la vagina abierta y lubricada, sin penetración”.

Sea la búsqueda del hijo o cualquier otra prioridad, lo importante es que las parejas se atreven, cada día más, a buscar ayuda para llegar a un diagnóstico y tratamiento eficaz. Algo importante a tener en cuenta es que, más allá de que la “no consumación” sea por cuestiones propias de la mujer o del hombre, el “asunto” es de la pareja y se debería resolver “en pareja”. Excepto que no se concrete la penetración porque una de las partes no desea al otro o considera que no vale la pena seguir juntos, todo se resuelve cuando los dos están dispuestos a “llegar al encuentro”.

Para los amantes de las cifras, se cree que el 2% de las parejas padecen de este trastorno y, según los sexólogos expertos en el tema, el pronóstico del tratamiento es bueno.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

One comment on “Matrimonios no Consumados

El matrimonio no consumado debería ser considerado como una nueva entidad clínica, y distinguirse de las tradicionales disfunciones sexuales.

Deja un comentario

Terapia Online

Categorías