Telf: 963.812.919 - 601.082.966 | Email: info@sexologosvalencia.es

Clínica de Sexología y Psicología Pérez-Vieco

ENEMA MENZSTUFF ANAL DOUCHE 310 ML

12,95

Ducha anal con boquilla de 9 agujeros, perfectamente en ángulo para limpieza profunda, con una capacidad del bulbo de 310 ml.
Es flexible y fácilmente insertable.

Descripción

Las duchas anales, o la limpieza anal, es algo higiénico, y deja el culo comestible y con olor a limpio. Y para muchos activos, no hay nada mejor que un agujero limpio y sin olor a mierda.

Si eres pasivo o versátil, la limpieza anal debería ser una parte obligatoria de tu preparación sexual. Vamos a darte unos cuantos consejos:

Para ponerte en marcha lo primero que tienes que hacer es conseguir un limpiador anal.

Vamos a limpiarnos el culo! Un agujero limpio es un agujero feliz!

El mejor lugar para hacerse una limpieza anal es el cuarto de baño. El mejor lugar para empezar es la bañera, ya que es donde tenemos la ducha a cuyo tubo conectaremos el cabezal.

PASO 1: Prepara la temperatura del agua.
Usa agua tibia, ni fría ni caliente. Si estás utilizando una bolsa de ducha, llena la bolsa con agua caliente, sin pasarte. NO uses jabón líquido con el agua. El jabón es un detergente y limpia tanto las cosas buenas como las malas de la parte interior del recto. Si estás utilizando un accesorio conectado al tubo de ducha, obtén el agua corriente de forma suave. No es necesario atacar tu agujero con un chorro de agua a gran presión. Sólo tienes que llenarlo con agua. No se trata de lavarlo mediante la presión del chorro.

PASO 2: Pre-lubrica tu agujero.
Pon un poco de lubricante alrededor de tu ojete y desliza un dedo lubricado en el interior del culo. Ésto no sólo te prepara para la inserción del cabezal, sino que también te puede dar una idea de si tienes materia fecal en la zona.

PASO 3: Inserta el cabezal.
Desliza suavemente el extremo del tubo o la boquilla dentro del culo hasta que la boquilla esté un poco más allá del esfínter. No debes tratar la boquilla como un consolador. El objetivo es conseguir el agua para llenar el interior del culo, no follarse con la boquilla 

PASO 4: Detente cuando te sientas lleno.
Sentirás que el agua empieza a llenarte. Esto hará un poco de presión, y comenzarás a tener la sensación de que el recto está “lleno”. PARA, y retira la manguera de tu culo. La idea es que haya entrado el agua suficiente para “soltar” la suciedad y ayudar a todo lo que esté en el recto a salir, no se trata de limpiar todo el camino que va del colon hasta el estómago.

PASO 5: Espera un poco.
Antes de deshacerte del agua que tienes dentro, tómate un momento para enderezarte. Las cosas de tu interior se agitan un poco. Amasa los intestinos apretando el abdomen un poco. Sentirás una especie de chapoteo en el interior. Esto se hace para ayudar a aflojar algo sólido que pueda haber.

PASO 6: Deshazte del agua.
Mantén las nalgas apretadas, sal de la bañera y siéntate en el inodoro. Este es el mejor lugar para expulsar el agua sucia. Algunos hombres prefieren quedarse en la bañera a la hora de eliminar el agua, pero el desagüe de la bañera no está diseñado para recibir este tipo de residuos. Y lo que puede salir de ahí no huele bien, ni es bonito de ver. Si además tienes un poco de pelo o pelusa en el desagüe de la ducha, incluso puedes encontrarte hasta los tobillos con el agua sucia debido a la obstrucción del desagüe. Es mejor que sientes el culo en el inodoro y dejes que todo salga. No debería ser necesario hacer fuerza para obligar a que salga todo fuera. La gravedad, por sí sola, expulsará la mayor parte del agua. Sin embargo es posible que tengas que apretar para conseguir expulsarla totalmente toda.

Vacía el inodoro. De esta manera, cuando repitas el proceso serás capaz de ver si el agua que está saliendo es limpia o no.

PASO 7: Repite.
Vuelve a la bañera y hazlo de nuevo. Repite los pasos 3 a 6 hasta que el agua salga limpia, recuerda que debes evitar un excesivo llenado con agua del culo cada vez, porque el agua puede quedar atrapada en los vericuetos del colon y salir en un momento posterior cuando no te lo esperas.

Con esto ya deberías disfrutar plenamente de la penetración anal. Sólo tienes que encontrar cual es tu sistema ideal y olvidarte de las desagradables sorpresas que suceden en ocasiones cuando no has tomado la precaución de hacerte una limpieza.

Reviews

There are no reviews yet.

Be the first to review “ENEMA MENZSTUFF ANAL DOUCHE 310 ML”

Carrito

Cupón Bienvenida