Repercusiones de la Dispareunia.

La dispareunia puede darse tanto en hombres como en mujeres.

Cuando hablamos de dispareunia nos estamos refiriendo a ese dolor que se experimenta en los genitales cuando se está manteniendo una relación sexual plena.

La dispareunia, aunque aparece también es hombres, es más habitual encontrarla en mujeres.
Normalmente aparece mientras se está realizando la penetración, aunque hay personas que presentan dolor incluso antes o después, de mantener relaciones sexuales. Incluso puede aparecer dispareunia en posiciones determinadas o en algunas relaciones y en otras no producirse.

El dolor que se presenta es muy variable, por su puesto que dependiendo de la mujer que lo padece, así será. Hay personas que lo perciben como escozor más que como dolor en sí, otras como un picor o un dolor intenso.

No sólo el tipo de dolor varía, si no que también lo hace la zona donde se produce el dolor. Hay mujeres que lo presentan en zonas más externas como puede ser en la entrada a la vagina, mientras que otras mujeres lo perciben en la parte más profunda de la vagina.

(Cuando el dolor se produce al principio del coito se denomina dispareunia superficial)

Tipos de Dispareunia

Si tenemos en cuenta el momento de aparición de la dispareunia, existen diferentes tipos:

* Primaria: siempre que realiza el coito experimenta dolor.

* Secundaria: ha mantenido relaciones sexuales completas sin que hubiera habido dolor en ellas y posteriormente en las siguientes relaciones que mantiene comienza a sentir dolor. Es decir, ha tenido relaciones sexuales completas normales y después, en las siguientes relaciones, sí aparece el dolor.

* Situacional: aparece dolor durante el coito solo en determinadas ocasiones, suele ser con determinadas posiciones, normalmente.

* Completa: el coito resulta doloroso siempre que lo realice.

Repercusión de la Dispareunia

Como ya hemos comentado anteriormente, el número de casos más elevado se da en el sexo femenino.

Es complicado saber con total precisión la frecuencia estadística de este trastorno, ya que en numerosos casos se da la dispareunia unida al vaginismo y por eso aparece una dificultad a tener en cuenta.

Aproximadamente el 30% de los casos que llegan a consulta por problemas sexuales, tienen un problema o de dispareunia o de vaginismo.

El principal problema es el de asociar el dolor al hecho de mantener relaciones sexuales, de este modo lo que ocurrirá es que cada vez que vaya a producirse una interacción sexual, aumentará la tensión por parte de los miembros de la pareja.

Deja un comentario