Bolas chinas en la prevención de disfunciones del suelo pélvico.

Indicaciones de las bolas chinas

En general, tal y como comentábamos anteriormente, cualquier mujer adulta, sana y con un mínimo de fuerza en sus músculos de suelo pélvico podría usar unas bolas chinas.

Bolas chinas en la prevención de disfunciones del suelo pélvico

Como terapia preventiva antes de que aparezcan los primeros síntomas de disfunciones (incontinencias, prolapso, etc.) en aquéllas mujeres sanas que quieren fortalecer su suelo pélvico porque se encuentren o vayan a entrar en un grupo de riesgo:

  • Ante la planificación de un embarazo.
  • Tras uno o varios partos, sobre todo si han sido traumáticos largos, múltiples y complejos. Por supuesto, una vez superada la cuarentena.
  • Mujeres con sobrepeso u obesidad.
  • En la menopausia para prevenir la aparición de prolapsos.
  • Mujeres adultas de cualquier edad que practican habitualmente deportes hiperpresivos o de impacto (aerobic, running, tenis, etc.).
  • Cantantes.
  • Estreñimiento crónico.
  • Mujeres que habitualmente deben cargar peso.
  • Tratamiento coadyuvante antes y después de una cirugía genitourinaria o pélvica siempre que se respeten los plazos que nos prescriba nuestro especialista. Normalmente debe esperarse unas seis semanas tras una cirugía pélvica.

Bolas chinas para la incontinencia y otras disfunciones del suelo pélvico

Como terapia de mejoría de los siguientes síntomas y siempre que se haya consultado previamente con un especialista:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo.
  • Incontinencia urinaria mixta.
  • Fortalecimiento del suelo pélvico tras el parto, una vez superada la cuarentena.
  • Tratamiento de disfunciones sexuales (falta de sensibilidad, disminución de la intensidad del orgasmo) provocadas por la debilidad de los músculos del suelo pélvico.

uso de las bolas chinas

Bolas chinas durante el embarazo

En general, ningún fabricante que conozcamos recomienda el uso de bolas chinas durante el embarazo.

Aunque debes saber que si tu embarazo no es considerado de riesgo puedes consultar a tu ginecólogo sobre la idoneidad de usarlas y, muy probablemente, te insistirá entonces en que pongas una especial atención al cumplimiento estricto de las normas de higiene y mantenimiento de tus bolas chinas.

Bolas chinas en el postparto

Durante la cuarentena y en las primeras semanas de recuperación postparto se debe evitar el uso de bolas chinas.

Debemos esperar hasta que nuestro ginecólogo nos dé vía libre para poder comenzar a usar estos dispositivos.

Una vez pasada la cuarentena, si notas que has quedado con una abertura vaginal excesiva, muy frecuente tras el parto, o una gran debilidad del suelo pélvico, lo mejor es que acudas a un especialista (consulta nuestro Directorio de Profesionales) para que te valore y prescriba el mejor tratamiento para tu caso.

Como decíamos antes, las bolas chinas no son la solución para todo por lo que, a veces, intentar fortalecer el suelo pélvico tras el parto con bolas chinas puede originar más frustración que otra cosa al comprobar que no se consiguen retener dentro de la vagina.

En estos casos, muy a menudo es mucho más eficaz el uso de vibradores que logran mejorar la propiocepción del suelo pélvico y, si conseguimos llegar al orgasmo, como decíamos en este otro artículo de nuestro blog, estaremos realizando uno de los mejores ejercicios del suelo pélvico: el orgasmo.

Bolas chinas durante la menstruación.

Durante la menstruación, junto con tampones absorbentes, no se deben usar las bolas chinas.

Sinceramente, chicas, ¿a alguien le apetece ponerse unas bolas chinas y ponerse a hacer ejercicios de Kegel mientras está con la regla?

Bolas chinas en caso de prolapso

En caso de que sospeches que tienes un prolapso o ya te lo hayan diagnosticado, por norma general, el uso de bolas chinas no está recomendado.

Pero, como cada mujer y sus circunstancias son diferentes y además existen diferentes tipos y grados de prolapso, lo mejor, (¡¡perdonad que seamos taaan pesadas!!) es acudir a un especialista en suelo pélvico para que te valore y prescriba el mejor tratamiento para tu caso.

Normalmente, el tratamiento de un prolapso implica muchos aspectos más que limitarse a fortalecer los músculos de una zona concreta: implica mejorar la postura, compensar posibles desequilibrios en el core, evitar o reducir prácticas perjudiciales o de riesgo, etc. etc.

Como comentábamos para los casos de abertura vaginal excesiva, muchas veces es más eficaz el uso de vibradores que no se tienen que retener dentro de la vagina y además, si logramos llegar al orgasmo, estaremos realizando uno de los mejores ejercicios del suelo pélvico: el orgasmo.

Contraindicaciones de las bolas chinas

Como hemos dicho al principio de este post, si hay algo que debes recordar es que las bolas chinas no sirven para todo ni para todas las mujeres.

Las bolas chinas no son beneficiosas para todo el mundo e incluso hay casos en los que pueden resultar perjudiciales, como por ejemplo, en los casos de hipertonía del suelo pélvico, dolor en la penetración o vaginismo.

Lo ideal es que siempre se consulte con un especialista antes de su uso y, en general, se deben evitar si te encuentras en alguna de las siguientes circunstancias:

  • Si sientes molestias y dolor al llevarlas puestas.
  • Si padeces una infección vaginal y/o del tracto urinario.
  • En las relaciones sexuales durante la penetración.
  • Como norma general, en las seis semanas siguientes a una cirugía genitourinaria o pélvica.

Colocación de las bolas chinas.

Puedes comenzar usando una bola más grande de poco peso y seguir con otra bola igual de tamaño pero más peso, luego dos bolas, otras más pequeñas y más pesadas, etc., hasta agotar las posibilidades que te ofrezca el pack que te hayas comprado.

La bola china debe quedar insertadas aproximadamente en el sitio donde se colocaría un tampón, procurando que el cordón sobresalga ligeramente de la vagina para facilitar su extracción.

Se recomienda el uso de un poco de lubricante de base acuosa, nunca a base de silicona, para hacer más cómoda su inserción.

Una vez colocadas, es imprescindible ponerte de pie y comenzar a andar y a moverte.

La gravedad y tus músculos harán todo el trabajo.

Cuánto tiempo se usan las bolas chinas

Normalmente, se suele empezar por 10-15 minutos diarios, si puedes lograr mantenerlas en su sitio, para ir aumentando progresivamente hasta llegar a dos o tres horas diarias.

Más no es necesario y además podría no ser tan beneficioso.

Piensa que un exceso de tono, hipertonía, no es bueno y sí, ¡puedes llegar a tener agujetas!

Si no eres capaz de mantenerlas en su sitio, puedes volver a colocarlas las veces que sea necesario o incluso usarlas tumbada e intentar contraer los músculos del suelo pélvico para evitar que salgan mientras tiras del cordón de extracción como una manera de empezar a ejercitar tu suelo pélvico.

Lo ideal, en casos de tanta debilidad muscular que te resulte imposible mantener una sola bola colocada, es que comiences con una rutina de ejercicios de Kegel.

Después, una vez hayas tomado conciencia de los músculos del suelo pélvico y sepas localizarlos y contraerlos de manera independiente, podrás plantearte  continuar con el uso de bolas chinas según tus músculos vayan adquiriendo progresivamente más fuerza y tono.

Cómo se usan las bolas chinas

Como he intentado explicar en la primera parte de este post, los beneficios que aporta el uso de bolas chinas se consiguen “tan sólo” llevándolas puestas o, en el caso de las menos afortunadas, “intentando” mantenerlas colocadas.

Su mecanismo, basado en la vibración o choque de la pequeña bolita que contienen en su interior contra las paredes de la vagina, hace que éstas y los músculos que la rodean aumenten su tonicidad, lubricación e irrigación sanguínea. Con lo cual, sólo colocándolas y manteniéndolas mientras estamos en movimiento ya estaremos aumentando el tono de nuestro suelo pélvico.

Si además de llevarlas puestas, realizamos una rutina de ejercicios de Kegel, estaremos no sólo aumentando la tonicidad, sino también la fuerza de nuestros músculos de suelo pélvico:

  1. Contrae y eleva
  2. Mantén la contracción
  3. Suelta la contracción
  4. Descansa y relaja

Efecto de las bolas chinas: Cuándo comenzaré a notar resultados

En general, los músculos del suelo pélvico son bastante agradecidos y en cuanto comenzamos a trabajarlos con cierta continuidad sus beneficios llegan muy rápidamente.

Siempre que seas constante en tu rutina de llevar tus bolas chinas unos 15-30 minutos diarios, deberías empezar a notar sus beneficios en menos de un mes.

Limpieza y mantenimiento de las bolas chinas.

Hay que tener en cuenta que vamos a usar las bolas chinas en nuestra vagina, con lo cual, es fundamental mantener una estricta higiene antes y después de cada uso.

Normalmente, para la limpieza de los dispositivos de uso íntimo como las bolas chinas basta con un poco de agua tibia y jabón neutro antes y después de su uso.

Para una limpieza más profunda puedes usar un higienizante específico bactericida, que no sólo elimina la suciedad, sino también las bacterias.

Intenta evitar el uso de sustancias con alcohol, acetona o gasolina para limpiar las bolas chinas ya que podrían alterar su composición.

En cualquier caso, lee detenidamente las recomendaciones que cada fabricante hace al respecto de sus productos.

Los fabricantes suelen recomendar que las conservemos en una bolsita de tela que las mantenga alejada