Técnicas manuales para el orgasmo clitórico

La Mariposa De Venus:

A continuación se ilustra la posición de las dos manos de la Mariposa de Venus, que se hace mejor cuando el hombre esta sentado junto a su pareja. El término tiene algo de mito urbano que, por lo que dicen, proviene de los guionistas de la famosa serie La Ley de Los Angeles. Aunque en la serie nunca desvelaron lo que era la famosa mariposa, ha habido muchos que ha utilizado el término, y aquí ofrecemos una opción de las llamadas “manuales” de los Schwartz. El pulgar y los dedos de la mano inferior acarician las nalgas, permaneciendo en contacto con el cuerpo, pero sin introducir ninguno de ellos, ni en la vagina ni en el ano. El dedo corazón de la activa mano superior irá haciendo el movimiento de untar mantequilla, arriba y abajo del área del clítoris. Los Schwartz proponen imaginar que el dedo corazón es la delicada ala de una mariposa. Asegúrate de utilizar el lubricante suficiente para que no reseque.

Hacen Falta Tres:

Utiliza tres dedos juntos, inclinados sobre los labios; usa el dedo corazón para acariciar el clítoris y ocasionalmente deslizarlo hacia el interior de la vagina. Se pueden también utilizar el índice y el anular para juntar los labios externos, presionando lateralmente. También se puede acariciar con movimientos de adelante hacia atrás y/o apretujar, con una vibración arriba y abajo.

El Nudo “Y”:

Para hacer el movimiento del Nudo Y, el hombre separa los labios con dos dedos de una mano y, con la otra mano encima, coloca el dedo corazón, o dos dedos, encima del clítoris para acariciarlo con movimientos laterales, arriba y abajo, o circulares. Esta técnica está muy bien porque no fatiga las manos del hombre. Ella también siente una sensación más agradable porque la cubren las manos, en vez de tan sólo un dedo. El hombre puede también desde arriba, insertar un dedo y doblarlo adentro y hacia fuera de la vagina.

El Escultor:

El movimiento del Escultor tiene dos estilos diferentes: el estático y el dinámico. Las mujeres los llaman los movimientos “llévame a casa”. La mano del hombre adopta la forma de una gran C. Para orientar la mano, imaginaros un reloj sobre la vulva de la mujer y colocad el pulgar para entrar a las seis. Hay unas cuantas cosas básicas que hay que tener en mente:
-El dedo pulgar es introducido en la vagina, y la zona interior de los nudillos, por el lado de la palma, es la que va a crear la sensación sobre el clítoris.
-La cara interior del pulgar insertado puede presionar sobre el punto G, y esta sensación se puede intensificar todavía más utilizando la otra mano para presionar ligeramente sobre el abdomen, sobre el vello púbico. El hombre debe poder sentir la ligera presión de su pulgar a través de la pared abdominal. Haz un movimiento circular de balanceo con la mano en forma de C para extender la C y presionar sobre la zona púbica. A muchas mujeres les gusta esta presión mientras están estimuladas.

 

Deja un comentario