Vaginismo. Qué es el Vaginismo.

Definicion de Vaginismo.

El vaginismo se clasifica dentro de los trastornos sexuales que implican dolor, junto con otra disfunción sexual llamada dispareunia (dolor en la penetración). Se caracteriza por la aparición persistente o recurrente de espasmos involuntarios de la musculatura del tercio externo vaginal frente a la introducción del pene o los dedos, y también frente a otros estímulos no sexuales como los tampones vaginales o la exploración ginecológica.

Las mujeres durante la relación sexual relajan la musculatura que rodea la entrada de la vagina para facilitar la penetración; cuando existe una contracción automática de esta musculatura se imposibilita la entrada del pene y a este fenómeno se le denomina vaginismo. La dificultad en conseguir una penetración normal es debida a que la vagina se contrae de forma involuntaria.

A diferencia de la dispareunia, los espasmos involuntarios no causan dolor en sí mismos, sino que solamente dificultan la entrada del pene. En la dispareunia, el dolor es mucho más intenso, pero no existen las conductas de evitación que sí pueden existir en el vaginismo.

El vaginismo no orgánico se asocia a un componente fóbico, a un miedo insuperable e irracional a la penetración, pudiendo extenderse a otras conductas sexuales como la autoestimulación. En algunas mujeres, sólo la idea de la penetración vaginal puede producir un espasmo muscular.

Cuando se padece este trastorno, la actividad sexual queda limitada porque generalmente el espasmo sexual impide el coito. Como consecuencia, puede haber un deterioro en las relaciones de pareja (aunque tanto el deseo, como el placer y la capacidad orgásmica pueden no estar afectados). La existencia de vaginismo no presupone ausencia de excitación. A menudo, en los casos más leves, la conducta sexual es satisfactoria mediante alternativas sexuales a la penetración (se potencian caricias y otro tipo de estimulación no intravaginal).

El vaginismo se clasifica según su intensidad. La contracción puede ir desde una ligera molestia a una contracción tan intensa que impida la penetración. A veces, sólo se produce durante la actividad sexual y no ante otros estímulos sexuales.

Quién padece de Vaginismo.

El vaginismo y la dispareunia afectan al 8% de las mujeres, siendo más frecuentes las consultas por vaginismo. Quien lo padece no suele saber a qué se debe el dolor que surge cuando practica el coito.

Deja un comentario