Vaginismo. Solución mediante terapia sexual.

El vaginismo se produce cuando existe una gran dificultad para conseguir una penetración normal debido a que la vagina se contrae involuntariamente, lo que no permite el paso del pene. Y no sólo es involuntaria, sino que quien la padece no suele saber a que se debe el dolor que surge cuando practica el coito.

Las causas de este trastorno son psicológicas: El vaginismo aparece cuando existe miedo, cuando la mujer teme dicha penetración, sea por causas que conozca o no. Es un sistema de defensa no siempre fácil de controlar por una misma.

 Hay que tener en cuenta que no siempre es porque efectivamente se haya dado un hecho anterior que explique ese miedo; puede resultar también de un temor irracional , ser la consecuencia de una educación estricta o de la inexperiencia como amante.

El tratamiento del vaginismo irá encaminado, así pues, a conseguir que la mujer aprenda a controlar los músculos de la vagina, a conocer sus reacciones y entenderlas, para así dominarlas y adiestrar su cuerpo.

Existen varios tipos de ejercicios que resultan muy apropiados para lograr este control, como, por ejemplo, los ejercicios de Kegel, que van dirigidos a aprender a tensar y a relajar a voluntad los músculos vaginales.

Si deseas pedir cita rogamos contactes con nosotros para pedir cita previa.

 

Deja un comentario