Problemas de pareja y Eyaculacion precoz.

Cuando hablamos de eyaculación precoz nos referimos a un falta de control en la fase del orgasmo. Es decir, se trata de eyacular antes de lo que nos gustaría durante nuestras relaciones íntimas. En los casos más graves la eyaculación precoz, puede generarnos grandes problemas de pareja. Llegando a eyacular antes de la penetración o segundos después. Haciendo de nuestros actos sexuales algo insatisfactorio.

La eyaculación precoz es uno de los problema sexuales más frecuente en hombres, afectando a entre el 25 y el 40 % de los hombres.

LA EYACULACIÓN PRECOZ GENERA PROBLEMAS DE PAREJA

Casi todos los hombres pueden experimentar eyaculación precoz en algún momento de sus vidas. Nuestro problema puede surgir cuando no podemos evitar que se produzca de manera recurrente. Cuando esto ocurre no es de extrañar que se vea afectada nuestra autoestima sexual. Por otro lado, puede que nos domine el miedo y el nerviosismo de que pueda volver ocurrir. Generándonos gran ansiedad y estrés. Es decir, entramos en un círculo vicioso. La eyaculacion precoz se convierte en un problema sexual que se reitera y genera problemas de pareja.

¿Cómo afecta entonces a nuestra relación?

Cuando tenemos eyaculacion precoz muchas veces surgen problemas de pareja, ya que ambos miembros no consiguen disfrutar del sexo. Asimismo, al padecer eyaculación precoz nuestro sexo suele durar muy poco, por lo que nuestra pareja no consigue vivir una satisfacción sexual. En la misma línea puede que empecemos a experimentar sentimientos negativos en la relación sexual, generando en ambos gran frustración.

Por otro lado, cuando esto transcurre en el tiempo, empezamos a vivir nuestras relaciones sexuales como algo decepcionante y puede que las evitemos. Cuando esto ocurre muchas veces dejamos de mantener actividades sexuales, por miedo a vivir un fracaso de nuevo o por que se vea afectada nuestra motivación en el sexo. Es decir muchas veces la eyaculación precoz genera problemas en la pareja, y puede que nuestro deseo y apetito sexual disminuya por ambos miembros.

Muchas de estas consecuencias provocan que la relación y la comunicación sexual y afectiva en la pareja se vea afectada. Llegando a sentir resentimiento u hostilidad con nuestra pareja. Todo ello, solo provoca que cada vez nos sintamos más alejados de nuestra relación, y por lo tanto nuestra llama sexual se vaya apagando. En el peor de los casos pueden existir infidelidades por insatisfacción por parte de la pareja o al contrario por buscar una solución por parte de quien lo padece.

QUÉ PODEMOS HACER SI PADECES EYACULACION PRECOZ

Lo principal para cuando sufrimos eyaculacion precoz y comienzan a surgir problemas de pareja es hablarlo. Es decir, ambos miembros de la pareja deben conocer y ser conscientes del problema y poder juntos buscar soluciones. El mayor problema existe cuando por vergüenza o por sentimos incómodos, no nos atrevemos hablar del tema. Y por lo tanto, haciendo que nuestras emociones negativas crezcan y alojandonos cada vez más de nuestra pareja.

Sino buscamos solución cuando padecemos eyaculacion precoz, es posible que surjan problemas de pareja y que finalmente terminemos con la relación sentimental.

Si tenéis problemas en vuestras relaciones sexuales, junto con un especialista y un tratamiento psicológico podéis volver a disfrutar del sexo. La eyaculacion precoz es algo que afecta a ambos miembros de la pareja. Por ello es primordial que ambos miembros queráis cooperar. Es decir, junto con vuestro sexólogo podéis reconstruir una nueva vida sexual y vivirla de manera satisfactoria. Puedes contar con nuestro equipo de sexólogos siempre que lo necesites. Estamos para ayudarte.

Aunque se trata de una disfunción sexual masculina, la eyaculación precoz “no es un problema solo de los hombres, sino de la pareja”, según han puesto de relieve los expertos internacionales que han participado en la puesta de largo de la campaña, avalada por la Sociedad Europea de Medicina Sexual (ESSM).

“A largo plazo y sin ser tratada amenaza el futuro de una relación y da lugar a separaciones y divorcios”

“Es una cuestión de tiempo, llega demasiado pronto; pero también de control”.

 

Bastan uno o dos minutos para que se produzca la eyaculación e, incluso, en algunos casos, llega antes de la penetración. Bochorno y vergüenza es lo que sienten los afectados y es la principal razón por la que no hablan del problema ni acuden al médico. También suele ocurrir que muchas veces los afectados no lo perciben como un problema médico “real”, con causas y tratamientos disponibles. Y si en el hombre produce vergüenza, en la mujer, frustración. Pero ella, según los expertos, puede jugar un papel fundamental en la solución.

Diagnóstico y Tipos de Eyaculación Precoz

Pautas que determinan el diagnóstico y los tipos de eyaculación precoz.

Estos son los 4 factores que se valoran para definir la eyaculación precoz: tiempo hasta la eyaculación (TLEI), capacidad para controlar la eyaculación, estrés ante las relaciones íntimas y problemas para relacionarse por miedo a mantener relaciones.

Para diagnosticar la eyaculación precoz el sexólogo o psicosexólogo se basa principalmente en la historia clínica y sexual del paciente. Para ello le preguntará por su estado de salud, tratamientos y hábitos (p. ej. consumo de drogas, tabaco, alcohol…), y necesitará conocer diferentes factores relacionados con su vida sexual como, por ejemplo, si le pasa desde siempre o más bien en momentos puntuales, entre otras cuestiones.

¿Qué es el tiempo de latencia eyaculatoria intravaginal o TLEI?

De esta manera se define el tiempo que tarda un hombre en eyacular desde que empieza la penetración. Esta medida por sí sola no sirve para decidir si un hombre tiene o no eyaculación precoz, porque la sensación de control sobre la eyaculación también tiene un papel importante, pero se ha observado que el TLEI está muy relacionado con el nivel de satisfacción en las relaciones sexuales.

¿Cómo pueden evaluar en consulta la satisfacción con las relaciones, el miedo y el impacto en la calidad de vida?

Hay unos cuestionarios específicos que permiten al sexólogo conocer el grado de satisfacción sexual, control y angustia, aunque estos no se utilizan habitualmente en consulta.

¿Qué tipos de eyaculación precoz existen?

Se han definido cuatro tipos de eyaculación precoz:

  • Eyaculación precoz primaria o de por vida: se caracteriza por presentar problemas desde la primera relación sexual en todas o casi todas las veces y por un TLEI (tiempo hasta la eyaculación) menor de 1 minuto.
  • Eyaculación precoz secundaria o adquirida: en este caso las relaciones en el pasado transcurrían con normalidad y la eyaculación precoz aparece como consecuencia de un problema físico (como la prostatitis) o psicológico (estrés, problemas de pareja…). En este caso el TLEI es menor de 3 minutos.
  • Eyaculación precoz variable: este tipo se caracteriza porque de forma irregular e inconsistente se alternan periodos de eyaculación normal con otros de eyaculación rápida, por lo tanto, el TLEI puede ser normal o corto.
  • Eyaculación precoz subjetiva, en este caso hay una sensación subjetiva de eyaculación rápida aunque el TLEI es normal o incluso más duradero. Para tratarlo se recurre principalmente a terapia psicológica porque no hay una causa física que lo provoque.

Recordamos que lo ideal, si cree que puede padecer eyaculación precoz, es acudir a un especialista (psicosexólogo, sexólogo clínico, urólogo sexólogo, sexólogo andrólogo, …), ya que éste será la persona indicada para el tratamiento de esta dificultad.

Tan solo el 9% de los afectados por esta dificultad sexual acuden a un especialista en sexología o Sexólogo, y es aquí, en Sexólogos Valencia, donde se puede encontrar una solución para la eyaculación precoz.

¿Qué hacer ante un caso de eyaculación precoz?

Lo primero que hay que tener en cuenta ante una situación de eyaculación precoz es que, a día de hoy y gracias a los especialistas, existen soluciones para su tratamiento.

Es importante que, en el caso de que un hombre padezca eyaculación precoz acuda lo antes posible a un especialista, ya que, el hecho de no hacerlo, puede tener como consecuencia a largo plazo mayores problemas en la relación sexual y, por tanto, en la pareja.

Reconocer la situación

Más de un 20% de los hombres españoles padecen eyaculación precoz, por lo que, si tú formas parte de ese porcentaje, es importante que sepas que tu situación no es un caso aislado y que tiene solución.

También es importante saber que padecer eyaculación precoz es independiente a la edad del hombre; es decir, tener eyaculación precoz no depende de la edad que se tenga.

Hablar con tu pareja

La sinceridad y la confianza son la base de toda relación. Si tu pareja te quiere te apoyará ante esta situación y la entenderá. Por otro lado, a día de hoy existen una gran variedad de posibilidades y opciones para poder mantener relaciones sexuales satisfactorias sin necesidad de penetración.

Acudir al especialista

El especialista podrá ayudarnos a diagnosticar qué tipo de eyaculación precoz padecemos, primaria o secundaria; además de establecer el tratamiento más adecuado según nuestras características. A día de hoy podemos distinguir varios tipos: orales, tópicos, psicológicos y conductuales.

De entre todos los varones diagnosticados, tan sólo el 9% de ellos decide acudir al especialista en busca de ayuda debido a la vergüenza y a la inseguridad que les genera esta situación. Sin embargo, el hecho de no solicitar ayuda sólo tendrá consecuencias negativas para la pareja y para uno mismo, ya que la eyaculación precoz no es algo que se vaya a arreglar con el tiempo; todo lo contrario: la situación puede ir a peor. 

Cuidado con automedicarse

Es de vital importancia que seamos conscientes de los peligros que acarrea la automedicación para la salud. En el caso de que decidamos tomar algún fármaco que nos ayude a mejorar nuestra respuesta sexual debe ser siempre bajo prescripción médica y con el seguimiento de un profesional médico.

Puedes estar seguro de que si acudes a tu profesional buscando ayuda, éste se va a mostrar cercano y comprensivo dado la complejidad de la situación y sus consecuencias a nivel emocional. ¡No tengas miedo de consultar con tu Sexólogo!

Ejercicios de Kegel en el tratamiento de la Eyaculación Precoz

Ejercicios de Kegel, solución para controlar la eyaculación precoz.

Los ejercicios de Kegel, los cuales reciben el nombre de su creador Arnold Kegel, fueron diseñados por éste como tratamiento contra la incontinencia urinaria de las mujeres tras el parto. Son un tipo de entrenamiento que permite fortalecer los músculos de la región pélvica. Se pueden realizar en cualquier momento del día y en cualquier lugar, independientemente de si estamos de pie, sentados o caminando.

La mecánica de estos ejercicios es sencilla: contraer y fortalecer los músculos pélvicos.

Para saber a qué tipo de músculos nos estamos refiriendo, es necesario que imaginemos que nos estamos orinando mucho y queremos frenar la “salida” de esa orina. El músculo encargado de esa acción recibe el nombre de pubocoxígeo y es el que hay que relajar y contraer a la hora de hacer los ejercicios de Kegel.

Aunque, por norma general, estos ejercicios se relacionan más frecuentemente con las mujeres, lo cierto es que también se recomiendan a los hombres porque son un método para tratar tanto la eyaculación precoz, ya que ayudan a controlarla, como la disfunción eréctil.

Beneficios de los ejercicios Pélvicos en los hombres

Entre los beneficios para los hombres de seguir una rutina diaria incorporando estos ejercicios cabe destacar:

  • Contribuyen a controlar la eyaculación, por lo que ayuda a tratar la eyaculación precoz en los hombres.
  • Mejora la erección a la hora de mantener relaciones sexuales
  • Repercuten positivamente en los hombres que padecen disfunción eréctil
  • Mejoran la incontinencia urinaria o fecal

Los Especialistas en sexología o Sexólogos aconsejan realizar los ejercicios, al menos, tres veces al día, con una serie de 10 o 20 repeticiones. Los resultados se perciben al poco tiempo de empezar a practicarlos.

Ejercicios fortalecedores del suelo pélvico para hacer en pareja e individualmente que ayudan a combatir la eyaculación precoz.

La eyaculación precoz es un problema frecuente que afecta en algún momento a 1 de cada 4 hombres y que puede mejorar haciendo ejercicios con la pareja o de manera individual.

En la eyaculación precoz intervienen causas físicas y psicológicas, por tanto, dependiendo del origen el médico puede recomendarte usar medicamentos indicados para eyaculación precoz, asesoramiento psicológico, terapia conductual o una combinación de todo lo anterior.

Se dice que la práctica hace al maestro, así que es importante ser constante y paciente en la realización de los ejercicios para notar resultados, y si no se resuelve, pide ayuda a tu médico, los especialistas como urólogos, andrólogos o sexólogos son los profesionales mejor indicados para que el paciente con esta disfunción sexual pueda llegar a controlar su eyaculación.

Ejercicios que se pueden practicar individualmente para retardar la eyaculación

Estos ejercicios se basan en contraer y relajar la musculatura implicada en la eyaculación. El objetivo final es ayudarte a controlar de forma consciente esa musculatura para cuando estés preparado poder ponerlo en práctica con tu pareja.

Ejercicios Pubocoxígeos

Estos ejercicios sirven para identificar y fortalecer los músculos de la base de la pelvis. ¿En qué consisten? Te lo contamos paso a paso:

  • Para identificar los músculos del suelo pélvico, imagina que estás orinando y que cortas el paso del pis durante 10 segundos. Si lo haces bien, además notarás que se contrae el ano. Después suelta poco a poco. Se recomienda hacer series de 10-40 contracciones/relajaciones en 2 o 3 veces al día durante al menos 2-3 meses.
  • Contrae todos los músculos del suelo pélvico, mantén 3 segundos y vuelve al reposo poco a poco durante 3 segundos. Prueba a hacerlo varias veces seguidas y cuando lo controles bien podrás practicar estando de pie o andando.

Masturbación

Por ejemplo, se recomienda que recurras a libros eróticos para cambiar la forma y la velocidad con la que te estimulas. Mientras estás leyendo te acaricias el cuerpo sin ir de forma directa al pene, de manera que en cuanto sientas que estás cerca de eyacular debes parar y relajarte. Cuando no sientas excitación hay que repetir el proceso hasta cuatro veces. Y se recomienda hacerlo al menos dos veces por semana.

Y para practicar con tu pareja cuando te sientas preparado:

Técnica de parar y apretar

Para realizar esta técnica puedes seguir estos pasos:

  1. En los preliminares estimula el pene hasta que sientas que estás preparado para eyacular.
  2. Tu pareja debe apretar el punto en el que el glande (la cabeza del pene) se une a tu cuerpo durante unos segundos, hasta que se vayan las ganas de eyacular.
  3. Repetid el proceso varias veces hasta que puedas penetrar a tu pareja sin eyacular.

Técnica de empezar y parar

En aquellos casos en los que la técnica anterior provoque dolor o no funcione se puede recurrir a esta Técnica de empezar y parar”. En este caso se empieza la estimulación sexual hasta antes de la eyaculación y en ese momento se para hasta que la excitación se reduce. Después se vuelve a empezar.

No conviertas la eyaculación precoz en un tabú

Afrontar la eyaculación precoz: algunos datos

La eyaculación precoz es un problema sexual frecuente en el hombre, muchas veces infradiagnosticado porque cuesta hablar de los síntomas con el médico. Descubre algunos datos clave sobre la eyaculación precoz que pueden ayudarte a prepararte para hablar sobre ello y a aprovechar la consulta con tu psicólogo – sexólogo lo máximo posible.

No conviertas la eyaculación precoz en un tabú

Para poder identificar el origen del problema el médico te preguntará por tu vida sexual y tus síntomas.

Estas son algunas preguntas que puedes prepararte:

  • ¿Con qué frecuencia tienes eyaculación precoz?
  • ¿Cuándo fue la primera vez que experimentaste eyaculación precoz?
  • ¿Tienes eyaculación precoz solo con una persona específica o con más personas?
  • ¿Experimentas eyaculación precoz cuando te masturbas?
  • ¿Experimentas eyaculación precoz cada vez que tienes relaciones sexuales?
  • ¿Con qué frecuencia tienes relaciones sexuales?
  • ¿Cuánto te molesta o te preocupa la eyaculación precoz?
  • ¿Cuánto te molesta o te preocupa a tu pareja la eyaculación precoz?
  • ¿Estás satisfecho con tu relación actual?
  • ¿También tienes dificultades para lograr y mantener una erección?
  • ¿Tomas medicamentos recetados? Si la respuesta es sí, ¿qué medicamentos?
  • ¿Consumes drogas de uso recreativo?

En el diagnóstico de la eyaculación precoz se tienen en cuenta varias circunstancias más allá del tiempo hasta la eyaculación:

  1. Que la eyaculación suceda antes de lo deseado
  2. Que haya falta de control para retrasar la eyaculación
  3. Que aparezca una sensación de incomodidad que afecte tanto a la confianza en uno mismo como a la relación de pareja.

Además de algunas preguntas, el Sexólogo te hará un examen clínico general exhaustivo y es posible que solicite algunas pruebas para averiguar si hay otros problemas de salud detrás de la eyaculación precoz.

Si tienes pareja es ideal, pero no necesario que ambos participéis en la consulta

La eyaculación precoz se convierte en motivo de sufrimiento personal, pero también de la pareja. De hecho, puede afectar tanto a la pareja como a quien sufre la eyaculación precoz, ya que la eyaculación sucede antes de que la pareja haya logrado una respuesta satisfactoria.

Los hombres con eyaculación precoz piensan que sus parejas no entienden lo humillante y frustrante que les resulta. Esto puede generar tensiones en la relación. De hecho, se han observado problemas de ansiedad, sobre todo cuando la eyaculación precoz aparece en muy poco tiempo.

No abordar el problema puede terminar en un círculo vicioso, es decir, haber tenido un problema de eyaculación precoz anteriormente genera malestar en la pareja (falta de deseo sexual, estrés, miedo), y esto a su vez podría afectar a la pérdida de control sobre la eyaculación.

Hay varias opciones de tratamiento de la eyaculación precoz

Para el tratamiento de la eyaculación precoz se dispone de múltiples opciones como técnicas relacionadas con la conducta que ayudan a quitar presión y mejorar tu autocontrol. También hay tratamientos tópicos que se aplican en la zona genital y medicamentos que se toman por vía oral.

Es posible que lleve algún tiempo encontrar el tratamiento o la combinación adecuada para tu caso. Para reducir la ansiedad y sobrellevar el estrés puede ayudarte hablar con un profesional de salud mental.

Formulario de contacto. Pon fin a tu eyaculación precoz.

Trastornos Sexuales y Disfunciones Sexuales en Psicologia

Trastornos Sexuales en la actualidad

¿Qué es un trastorno sexual? ¿Qué diferencia hay entre una disfunción y un trastorno? ¿Cómo puedo tratar mis problemas sexuales?

En nuestra sociedad, las conductas sexuales siguen siendo un tema tabú, es por ello que siguen apareciendo muchas dudas respecto a los diferentes problemas y trastornos relacionados con el sexo. Si todas estas dudas aparecen en tu mente, te recomendamos seguir leyendo este interesante artículo. En él encontrarás un amplio estudio de las disfunciones sexuales y el listado con síntomas de los trastornos sexuales según el DSM-V: el manual diagnóstico más utilizado en psicología.

Trastornos sexuales según la psicología

Por suerte, la psicología ha intentado recoger toda la información posible relacionada con la conducta y las orientaciones sexuales. Desde el psicoanálisis de Freud hasta la escala de orientación sexual de Kinsey, han sido muchos los expertos que han intentado estudiar la conducta humana del acto sexual. En la penúltima edición del manual diagnóstico DSM (El DSM-IV, publicado en 1994[1]) podemos observar que se recogieron los trastornos sexuales de la siguiente manera:

Disfunciones sexuales en el DSM-IV

Bajo el nombre de disfunciones sexuales se incluyen todas aquellas alteraciones (esencialmente inhibiciones) que se producen en cualquiera de las fases de la respuesta sexual y que impiden o dificultan el disfrute satisfactorio de la sexualidad (Labrador, 1994). En la especificación de las categorías diagnósticas, el DSM-IV (APA, 1994) se basa en el modelo trifásico del ciclo de respuesta sexual: deseo, excitación y orgasmo.

La APA recoge una categoría adicional en la que se incluyen aquellas disfunciones que suponen más que alteración de una fase de la respuesta, la aparición de dolor en cualquier momento de la actividad sexual. En consecuencia, el DSM-IV considera estas cuatro categorías principales de disfunciones:

  • Trastornos del deseo sexual, que incluyen deseo sexual inhibido (o hipoactivo) y trastorno por aversión al sexo;
  • Trastornos de la excitación sexual, diferenciándolo en el hombre (trastorno de la erección) y en la mujer;
  • Trastornos del orgasmo, diferenciando también entre disfunción orgásmica femenina y masculina, e incluyendo además una categoría específica para el diagnóstico de la eyaculación precoz;
  • Trastornos sexuales por dolor, que comprenden la dispareunia y el vaginismo.

Trastornos sexuales en el DSM-V

La última revisión del manual diagnóstico se realizó en 2014, el DSM-V contiene alguna variación respecto a los criterios diagnósticos de los trastornos sexuales definidos en el DSM-IV.

En este manual, se dividen los trastornos relacionados con la conducta sexual de la siguiente manera:

  • Disfunciones sexuales: aquellas anteriormente recogidas en el DSM-IV
  • Trastornos Parafílicos: trastornos relacionados con la excitación sexual no adecuada o poco normativa (fetichismos, filias, atracción inusual por objetos…)
  • Disforia de género: perturbación y malestar por el género asignado socialmente al nacer. Las personas con disforia de género suelen recurrir a un cambio de sexo u optan por definirse por otro género con el objetivo de mejorar su bienestar psicológico.

Lista de trastornos sexuales comunes y sus síntomas

A continuación, ofrecemos algunos de los trastornos sexuales más comunes y cuáles son sus criterios diagnósticos:

1. Disfunciones Sexuales

Para poder diagnosticar las disfunciones sexuales que hemos ido mencionando a lo largo del artículo, se deben cumplir los siguiente criterios:

  • No exista patología orgánica/ o de sustancias produzca malestar acusado dificultades en las relaciones interpersonales
  • Presente en la mayor parte de las relaciones sexuales (70-80%)
  • Persistencia al menos de 6 meses

    Clinica de Sexologia Përez Vieco. Sexologos en Valencia

2. Deseo sexual hipoactivo

  • Disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente o recurrente. El juicio de deficiencia o ausencia debe ser efectuado por el clínico, teniendo en cuenta factores que, como la edad, el sexo y el contexto de la vida del individuo, afectan a la actividad sexual.
  • El trastorno sexual hipoactivo provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal.
  • El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otra disfunción sexual) y no se debe exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o a una enfermedad médica.

3. Aversión al sexo

  • Aversión extrema persistente o recidivante hacia, y con evitación de, todos (o prácticamente todos) los contactos sexuales genitales con una pareja sexual.
  • La alteración provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.
  • El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otro trastorno sexual).

4. Parafilias

  • Conductas sexuales no normativas en las cuales el paciente muestra una absoluta dependencia de ese objeto o conducta para obtener placer.
  • Actualmente se admite también el término adicción.
  • Algunas de las parafilias más comunes son: exhibicionismo, fetichismo, frotteurismo, masoquismo sexual y sadismo sexual.

Para mayor información o contacto: