La Eyaculacion Precoz

Tradicionalmente se ha querido ver a la eyaculación precoz como un problema que afecta al hombre, cuando en realidad es un problema que afecta a la pareja y se origina, en la mayoría de los casos, en un aprendizaje distorsionado de la sexualidad. Si bien afecta de mayor manera al hombre, la mujer está llamada a apoyar con las soluciones y tiene las herramientas para hacerlo, claro esta, si quiere hacerlo.

La eyaculación precoz es la disfunción sexual masculina más frecuente en nuestro país y por lo general se observa a cualquier edad; muchas personas piensan que es un problema de los jóvenes, pero en la experiencia clínica se ha encontrado que afecta incluso a hombre de mas de 60 años. En nuestro país, la frecuencia de esta afección es de 70%, lo que quiere decir que 7 de casa 10 hombres la padecemos en algún momento de nuestra vida.

En edades avanzadas, se puede producir por la angustia que generan los cambios que impone el paso del tiempo, hombres de entre 50 y 70 años sufren de eyaculación precoz. La ventaja, si pudiésemos hablar de alguna, es que puede solucionarse en 90% de los casos.

La definición aceptada actualmente para este problema es: el hombre que tiene dificultad persistente para controlar voluntariamente el reflejo eyaculatorio.

El avance de la Sexología Clínica ha permitido incorporar en la terapia de rehabilitación la dinámica de la relación de pareja, así como, la historia personal, familiar y social de la persona que presenta la disfunción.

En virtud de que también la mujer se siente insatisfecha con la relación, cuando el hombre alcanza muy rápido la eyaculación, y en la mayoría de los casos, el tiempo no le permite alcanzar un orgasmo, es conveniente revisar esta disfunción con una óptica de pareja; a excepción de cuando el hombre sabe que presenta la disfunción, pero por algún motivo no tiene pareja momentáneamente.

Definición de la Eyaculación Precoz.

La Eyaculación Precoz es la incapacidad de controlar voluntariamente el reflejo eyaculatorio, es decir que la eyaculación se presenta sin poder lograr su control.

Los criterios para definir a un hombre como eyaculador precoz son:

a. Ausencia del control voluntario sobre su eyaculación.
b. Insatisfacción del propio hombre o su pareja, con respecto al tiempo que tarda en eyacular, pues se produce mas rápido de lo que el desearían.
c. La eyaculación se produce antes o al poco tiempo de la penetración
d. Las relaciones sexuales son tan rápidas que no le da tiempo a su pareja de lograr el orgasmo.

Causas de la Eyaculación Precoz.

*) De origen orgánico.

Son poco frecuentes y pueden ser por lesiones de la uretra y próstata y todos aquellos problemas neurológicos que interfieren con las vías nerviosas que ejercen o controlan el reflejo eyaculatorio.

*) De origen Psíquico-emocional:

La ansiedad, la inseguridad, el temor al fracaso, la depresión, el estrés, los problemas entre la pareja, etc. puede desencadenar la eyaculación precoz.

*) De origen educacional:

Cuando el aprendizaje sexual basado en la masturbación o en relaciones coitales rápidas, condiciona la respuesta sexual del hombre a la rapidez. Esto es bastante frecuente en nuestro país, ya que los niños y adolescentes cuando empiezan a experimentar el placer sexual, explorar las sensaciones a través de la masturbación. Socialmente la masturbación se considera mala o pecaminosa, así que los niños y jóvenes condicionan el ejercicio de la masturbación al logro de eyaculaciones rápidas, para evitar que sus padres los descubran o repriman, de igual manera con sus maestros o familiares

Para estos casos es importante que el Sexólogo realice una exploración de las primeras experiencias sexuales, realizadas en situaciones donde existiría el temor a ser descubierto o bien experiencias con prostitutas que alentaban el rápido desahogo de su cliente. Estas situaciones pueden generar en el hombre una eyaculación rápida en los encuentros sexuales posteriores

Existen un gran número de terapias para tratar de controlar la eyaculación precoz, solo que las experiencias de hombre que han intentado el control eyaculatorio a través de los consejos de los libros o amigos, no siempre dan el resultado deseado, ya que el hombre cuando hace conciencia de su eyaculación, generalmente entra en estados emocionales que afectan otras esferas de su vida, como son la baja autoestima, el temor al desempeño sexual, los problemas de pareja, las fantasías de que la pareja encuentre otro hombre que la “atienda bien”, el rompimiento de la relación por la insatisfacción de la mujer, la ansiedad o nerviosismo por no poder lograr satisfacer a la pareja, etc.

La recomendación es tratar el discontrol eyaculatorio en pareja, con la ayuda de un profesional de la sexología que oriente el tratamiento y auxilie a reestablecer la armonía emocional de la persona y la pareja

Deja un comentario