Adiccion al Sexo. Causas y Sintomas

Adiccion al Sexo. Nuestro Tratamiento

Es posible superar la adiccion al sexo y generalmente tiene un buen pronóstico a medio y largo plazo.  Para ello es necesario llevar a cabo una intervención psicoterapéutica exhaustiva y cualificada dado que nos encontramos ante un cuadro donde están asociados síntomas de ansiedad, estado de ánimo bajo, culpa, vergüenza,inseguridad,  autoestima baja, inmadurez, pensamiento obsesivo, baja tolerancia a la frustración, etc.

Nuestro tratamiento especializado va dirigido en primer lugar a hacer consciente el problema y facilitar el conocer qué es lo que la persona adicta está compensando a través de la conducta sexual.

 Adicción al sexo. Qué es

La adicción al sexo se caracteriza por la necesidad obsesiva de pensar en sexo y de mantener relaciones sexuales de cualquier tipo y en cualquier momento, o de practicar la masturbación compulsivamente.  Como en todas las dependencias, la adicción al sexo está basada en la dificultad de control y la ausencia de límites.

En inicio es una conducta mantenida por las creencias culturales de que “el sexo es lo más placentero e importante de la vida” pero a medida que se genera y consolida la adicción se convierte en algo que no lleva a generar placer, sino más bien acaba siendo sólo un alivio momentáneo.

La persona adicta al sexo se relaciona con personas cada vez más desconocidas lo que le garantiza el anonimato. Según va pasando el tiempo la actividad sexual va obsesionando su vida y paradójicamente el sexo se va convirtiendo en algo más insatisfactorio hasta llegar a un momento en que se convierte en algo repetitivo y obsesivo.

Síntomas de la adicción al sexo

Estos son los síntomas de la adicción al sexo:

  1. Conducta fuera de control: El adicto al sexo no puede controlar el impulso de pensar obsesivamente en sexo y de buscar nuevas oportunidades de mantener contactos sexuales de todo tipo
  2. Esfuerzo o deseo constante de limitar la conducta sexual que no acaba en resultado positivo
  3. Cambios severos del estado de ánimo alrededor del sexo. La conducta adictiva inicialmente proporciona placer pero realmente cumple otras funciones, especialmente evitar tensión y dolor o reducir malestares psíquicos. En el fondo de la adicción al sexo existen problemas de angustia, abandono, rabia, vacío, miedos… El adicto encuentra que a través del sexo puede compensar estos estados emocionales negativos: llena vacíos con una actividad estimuladora, alivia su miedo, encuentra en el sexo virtual, la masturbación compulsiva o el sexo comercial un espacio seguro donde no arriesgarse a ser abandonado,  o es simplemente una forma de descargar frustración o rabia.
  4. La adicción conlleva consecuencias negativas en la vida privada y laboral. Como en toda adicción la persona dependiente, si tiene pareja estable,  llega a la mentira para ocultar su adicción, lo que le hace sentir culpa y malestar.  Además, en función del nivel de adicción, esta conducta puede acarrear también problemas laborales y de otro tipo (riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, ideas de suicidio, etc.)

Continue reading

Controlar tus impulsos

En Psicólogos Valencia te damos algunas recomendaciones para controlar tus impulsos.

A veces sentimos que nos irritamos o enfadamos con mucha facilidad, que no podemos dejar de hacer algo a pesar de que sabemos que nos perjudicará o que no podemos contener nuestras emociones. Poner límites a nuestros impulsos no siempre es fácil. En este artículo te entregamos algunas técnicas para que sepas cómo controlarlos.

Piensa antes de actuar. Ante una situación que te altere, detente y piensa con la cabeza fría, a fin de evaluar qué es lo que te está molestando y así encontrar la mejor manera de reaccionar. En este momento necesitarás tu esfuerzo para intercambiar la respuesta automática que en otra circunstancia hubieras dado, por una más racional y analizada.shutterstock_116612623

Busca otras alternativas. Frente a una situación crítica, piensa: esta vez en lugar de reaccionar así, reaccionaré de esta otra manera. Si eres capaz de decidir la reacción que tendrás ante un problema, te comienzas a hacer dueñ@ de tus respuestas y de tus emociones, pudiendo controlarlas y logrando enfrentar las dificultades con más serenidad.

Aprende de errores anteriores. Revisa la forma que has tenido hasta ahora de reaccionar frente a situaciones problemáticas. Evita los patrones de comportamiento que sabes que te han perjudicado más que ayudado a solucionar la situación. El autocontrol requiere de la capacidad de analizar y comprender tus impulsos, para así lograr contener la rabia, la hostilidad y la ansiedad. Si puedes reconocer patrones disfuncionales de conducta anteriores, podrás evitarlos en el futuro. Continue reading