Disfunción Eréctil o Impotencia. Consecuencias psicológicas.

Consecuencias psicológicas de la Impotencia.

La impotencia en sí misma no es una enfermedad grave. Únicamente genera problemas psicológicos que en ocasiones puede alterar el desarrollo normal de la vida cotidiana del paciente.

El problema de impotencia conlleva para el hombre un comportamiento depresivo y una desvalorización de si mismo. En casi todas las culturas y grupos sociales, gran parte de la autoestima varonil se basa en la capacidad de erección, por lo que la mayor parte de los hombres reaccionan con profunda consternación ante este tipo de problemas, siendo frecuente la aparición de trastornos depresivos y la pérdida de la autoestima.

No existe ninguna otra condición o trastorno sexual potencialmente tan frustrante, humillante y traumatizante como la impotencia sexual o Disfunción eréctil.

Vida de pareja

Sólo un pequeño porcentaje de hombres consideran que algún fallo es esperable, y menos aún entienden que la sexualidad no sólo consiste en obtener una buena erección, sino que implica una relación más amplia y personal, relativizando la importancia del problema. Las recciones de la pareja son así mismo importantes, ya que con frecuencia colaboran a agravar el problema, ya que en lugar de restarle importancia o tratar de tranquilizar al hombre, no es infrecuente que, por falta de conocimientos, traten de exigirle bien una respuesta de erección que escapa a su control o le culpabilicen aludiendo a supuestas relaciones extramatrimoniales, a una presunta homosexualidad, a pérdida de interés por ella, etc…, o se culpabilicen a sí mismas como responsables de este problema. Sigue leyendo

Impotencia Sexual Masculina

Definición de Impotencia Sexual Masculina

La impotencia sexual masculina o disfunción eréctil es la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria. Debe diferenciarse de otros problemas de la esfera sexual como son la falta de deseo, las alteraciones de la eyaculación (eyaculación prematura, eyaculación retrasada, ausencia de eyaculación) o los trastornos del orgasmo. La impotencia o disfunción eréctil es una enfermedad muy frecuente que puede afectar las relaciones de quien la padece con su pareja, con la familia, así como con el entorno laboral y social. Existen una serie de factores de riesgo que pueden favorecer la impotencia o disfunción eréctil: diabetes, hipertensión arterial, consumo de tabaco y alcohol, niveles altos de colesterol, toma de determinados fármacos y depresión.

Etiología de la Impotencia o Disfunción eréctil

La impotencia o disfunción eréctil puede ser causada por:

Causas psicológicas: el pene no tiene ninguna alteración física, pero problemas psicológicos como la ansiedad (provocada con frecuencia por el miedo a no conseguir una erección o a defraudar a la mujer), la depresión, los problemas con la pareja e incluso el estrés pueden afectar al acto sexual. También la preocupación excesiva por los problemas laborales, sociales o familiares implican que no se dedique la atención necesaria al acto sexual. La fatiga, la inapetencia, la falta de ejercicio, el insomnio o un fracaso laboral también desequilibran los reflejos sexuales. Sigue leyendo

Educación y Anorgasmia

Papel de la Educación contra la Anorgásmia Femenina.

La anorgásmia femenina o ausencia de orgasmo en la mujer puede ser tratada con una terapia combinada en la que debe tener una importancia fundamental la educación, que resuelve gran parte de las disfunciones sexuales.

Entre los factores que originan la anorgásmia también se encuentran los posibles “antecedentes de abuso sexual o antecedentes biológicos y médicos”, como la toma de fármacos como antidepresivos “o enfermedades de base como las vasculares, que también predisponen”.

No existe ningún fármaco aprobado específicamente para tratar esta disfunción, “pero se están realizando estudios, por ejemplo con testosterona, ya sea oral o en parches, aunque principalmente en mujeres en la pos menopausia, cuando se produce una disminución de esta hormona”.

Otras posibilidades son “los ejercicios de respiración, el yoga y la meditación” y, en el campo de la terapia cognitiva y conductual y de la educación, “que la persona tenga un mejor conocimiento de su cuerpo y de sus percepciones”, además de “técnicas sexuales en cuanto al coito que permitan una mayor estimulación del clítoris, o el uso de juguetes sexuales”.

Los cuatro “pilares fundamentales” del tratamiento de esta disfunción son la educación, la terapia conductual, la terapia sexual y el uso de fármacos, aunque es “la terapia combinada la que mejor resultado puede dar”, según los Sexólogos o especialistas en sexología. Sigue leyendo

Eyaculación Precoz y Estrés

Es realmente impresionante la cantidad de estrés que fluye por nuestro cuerpo diariamente, aunque la mayoría de las personas no esta consciente de ello. El estrés no solo está asociado a las preocupaciones por trabajo o dinero, mas bien es un compendio de todos los sentimientos: felicidades, tristezas, sorpresas y dolores que se experimentan día a día.

Por supuesto el estrés no es solo una condición que nos afecta mental y emocionalmente, también viene acompañado de problemas físicos y sensoriales; ya que tanto el estrés como la ansiedad activan una serie de cambios químicos en todo el cuerpo humano.

Usualmente nuestro cuerpo está en la capacidad de manejar los efectos rutinarios del estrés, pero cuando las preocupaciones y los problemas aumentan, nuestro organismo no es capaz de lidiar con esto naturalmente y empezamos a sentir ciertos efectos negativos.

En el plano sexual, el estrés puede causar falta de deseo, impotencia y eyaculación precoz, entre otros problemas; esto como resultado de un desbalance químico, hormonal y una estimulación del sistema simpático. El estrés actúa sobreexcitando los nervios del sistema simpático, por lo que el hombre comenzará la relación sexual con un alto impulso para eyacular y por supuesto llegar al clímax demasiado rápido. Además, el estrés también retarda y debilita el control de los nervios para-simpáticos los cuales tienen como función provocar o mantener un estado corporal de relajación, dificultando aún más el control sobre la eyaculación.
Sigue leyendo

Causas que provocan la disfunción eréctil

La existencia de algunas enfermedades o el consumo de determinados fármacos pueden ser la causa de la disfunción eréctil. Pero hay más.

Disfunción Eréctil. Etiología.

Algunos expertos dividen en seis grandes grupos las grandes causas de la disfunción eréctil o impotencia, la mayoría de las cuales son de origen orgánico.

Problemas vasculares, endocrinos o urológicos
Cualquier afección que limite el riego sanguíneo o la capacidad de acumular la sangre en el pene.
• Tabaco
Hipertensión
Diabetes
• Enfermedades cardiacas
Colesterol elevado
• Fallo renal

Efectos post-operatorios o traumáticos
• Cirugía de próstata o de la parte inferior del intestino (recto)
• Fractura de pelvis

Enfermedades neurológicas
Trastornos que inciden en la interrupción en el envío de los mensaje desde el cerebro al pene.
• Esclerosis múltiple
• Enfermedad de Parkinson
• Lesiones de la médula espinal

Efectos secundarios de medicamentos
Varios medicamentos, especialmente los utilizados para los trastornos psíquicos, cardiacos o para controlar la tensión arterial, pueden interferir en la capacidad de erección.

Causas Psicológicas
• Estrés
• Problemas emocionales
Problemas de pareja
Ansiedad
Sentimientos de culpa
• Miedo al fracaso
Eyaculación precoz previa Sigue leyendo

Acudir a un Sexólogo en Valencia

¿Pensando en Acudir a un sexólogo o buscando un sexólogo en Valencia?

Acudir al médico puede ser algo normal para la mayoría de las personas, pero hablar de ir a un sexólogo puede ser más complicado debido a los mitos que existen en torno a la sexualidad.

Existen distintas razones para ir al sexólogo, lo que muchas personas en ocasiones dejan pasar por miedo, o cuestiones morales, entre otras. No permitas que te suceda y conoce diez razones para ir al sexólogo.

¿Cuándo ir al sexólogo?

1. Disfunción eréctil. Ya sea total o parcial su origen puede ser relacionado con situaciones emocionales, por ejemplo, una mala relación, resentimientos o enfermedades como la diabetes e hipertensión.

Es importante acudir con un sexólogo o Especialista en Sexología y sobre todo que lo hagan ambos, ya que esta situación afecta a la pareja.

2. Eyaculación precoz. De acuerdo con la Universidad de Harvard uno de cada cinco hombres presenta problemas de eyaculación precoz, algo que en la mayoría de los casos no pueden controlar. El sexólogo es es especialista en el tratamiento de la Eyaculación Precoz.

Aunque se puede creer que el hombre disfruta estos breves y placenteros momentos y la mujer es quien sufre, eso es totalmente falso.

El hombre experimenta una gran desilusión al no poder disfrutar el momento por más tiempo. Buscar ayuda mejorará tu condición y desde luego también tu relación. El sexólogo es es especialista en el tratamiento de la Eyaculación Precoz.

3. Disminución en el deseo sexual. Este padecimiento afecta tanto a hombres como mujeres, donde no importa las caricias o acciones que haga la pareja el deseo disminuye o incluso desaparece. El sexólogo pondrá solución a vuestras dificultades más pronto de lo que te imagines.

Existen muchos motivos que pueden estar relacionados con éste, como el estrés, un autoestima baja, problemas familiares o económicos, o en ocasiones la falta de deseo puede relacionarse con la falta o pérdida de amor. Sigue leyendo

Como mejorar la Relación de Pareja

Como construir y potenciar una relación de pareja.

Siguiendo a Judith S. Wallerstein se incluyen en este artículo las funciones psicológicas que hay que cumplir para incrementar la posibilidad de éxito en las relaciones de pareja. La base son las investigaciones que ha seguido la autora citada.
Su propuesta es potenciar la estructura interna de la pareja basada en la pasión, la intimidad y el compromiso junto con su papel que tiene en la sociedad como entidad única y diferenciada.

Papel social de la pareja:

Toma de decisiones. La toma de decisiones en la pareja se establece en la relaciones de poder que dan estabilidad y que se acomodan, la mayoría de las veces, a las capacidades de cada miembro de la pareja. No existe una forma ideal de tomar las decisiones, sino que se tiene que realizar de forma aceptable para ambos miembros de la pareja.
Separación de la familia de origen. La pareja es una unidad social, por eso es fundamental separarse emocionalmente de la familia de origen. No para romper relaciones, sino para tener una identidad diferenciada de padres y hermanos y poder construir la propia familia.

Actuación en el amor

La teoría triangular del amor incluye la pasión, la intimidad y el compromiso. Para potenciar y conseguir una relación de pareja plena hay que actuar en las tres vertientes.

Incrementar la pasión. Para lo que es preciso:

Conservar las imágenes románticas, idealizadas iniciales que se han tenido del otro, y que hicieron que te enamoraras de él, ayuda a enfrentar las realidades y cambios que imprime el tiempo tanto en el cuerpo con los achaques normales de la edad, como con las manías y costumbres que se van desarrollando o perdiendo con la rutina de la convivencia . Sigue leyendo