Usar juguetes eróticos tiene muchos beneficios, según un estudio.

Juguetes Eróticos y sus beneficios.

Ahora que los juguetes eróticos ya empiezan a estar presentes en muchos cajones de mesitas de noche y las tiendas  eroticas físicas y online no paran de crecer, los estudios sobre éstos no han tardado en ver la luz.
El último ha sido llevado a cabo por el Centro de Promoción de la Salud Sexual en la Universidad de Indiana (EE.UU) y ha constatado que usar los juguetes eróticos sirven para muchas más cosas que para dar placer.

Estimulador Mini Romeo. - Juguetes Eróticos

Estimulador Mini Romeo. Es un amante sin igual a compartir con tu pareja. Doble vibrador manos libres para clítoris y el punto G.

Concretamente, los juguetes eróticos pueden ayudar a superar problemas sexuales como la anorgasmia, que es la ausencia del orgasmo después de una fase de excitación, siendo ésta bastante habitual entre las mujeres.

Estimulador clitorial

Estimulador clitorial Smart dream.
Huevo control remoto con estimulador de clítoris. Realizado en silicona. Te permitirá jugar a solas o en compañía. Diez funciones distintas de vibración!

Otro beneficio es que el hecho de usar vibradores permite conocerte mejor sexualmente y aprender más de las reacciones de tu cuerpo estimulándote. Además, este hecho permitiría que después disfrutaras más en el sexo en pareja, ya que sabrías concretamente lo que te gusta de verdad y podrías explicárselo para que realizara lo que te apeteciera.

Para las mujeres que padecen vaginismo, los juguetes eróticos pueden ser un gran aliado. En estos casos la vagina se contrae, dificultando la penetración. Para esto, los dilatadores permiten mejorar las relaciones sexuales elevando el deseo sexual.

En disfunciones del suelo pélvico las bolas chinas llevan tiempo siendo aconsejadas por los doctores, ya que permiten fortalecer toda la musculatura que rodea la vagina y volver a tener relaciones sexuales placenteras.

En el caso de los hombres, el estudio reveló que el 53% de los participantes usaban vibradores, constatando que ellos también hacen uso de estos juguetes para innovar o vivir nuevas experiencias con la pareja. Además, hay muchos juguetes sexuales que pueden ayudar en casos de tener una erección débil.

Unos elementos que han empezado a dejar de ser temas tabúes, convirtiéndose más bien en recurrentes, y que ya está siendo demostrado que sólo aportan beneficios.

Masters of Sex.

Masters of Sex. Serie de TV recomendada para los profesionales e interesados en la sexualidad humana.

Masters of Sex es una serie de televisión estadounidense desarrollada por Michelle Ashford basada, con ciertas libertades , en la biografía escrita por Thomas Maier, Masters of Sex: La vida y obra de William Masters y Virginia Johnson, la pareja que enseñó a América cómo amar.

mastersossex_sexologosvalencia

Ambientada en los años 1950 y 1960, la serie cuenta la historia del Doctor William Masters y Virginia Johnson, interpretados por Michael Sheen y Lizzy Caplan, respectivamente. La serie ha recibido elogios de la crítica, incluyendo un Globo de Oro (nominación a Mejor Serie Dramática) en 2013. Fue estrenada el 29 de septiembre de 2013, en Showtime.

Su segunda temporada, la cual se estrenó el 13 de julio de 2014, ya fue transmitida. El 20 de agosto de 2014, Showtime renovó Masters of Sex para una tercera temporada de 12 episodios, la cual se estrenó el 12 de julio de 2015.

masters-of-sex-sexologos-valencia-clinica-perez-vieco

masters-of-sex-season-1-dvd-cover

Ambientada en la década de 1950 hasta principios de 1960, la serie explora la investigación y la relación entre el Dr. William Masters (Michael Sheen) y Virginia Johnson (Lizzy Caplan), dos investigadores pioneros de la sexualidad humana en la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri.

William H. Masters (1916 – 2001) y Virginia Johnson (Kolodny, 2001 – 2013).

En 1966 publican «Respuesta Sexual Humana, libro que presenta evidencia sobre los orígenes de la lubricación vaginal y de los cambios fisiológicos durante la excitación sexual y orgasmo; demuestran la existencia de orgasmos múltiples en mujeres y proveen datos sobre los cambios en la respuesta sexual a través de la edad, tanto en hombres como en mujeres. Describen además todos los cambios asociados al orgasmo. Proponen un modelo de 4 etapas de excitación fisiológica y subjetiva para ambos sexos (“el ciclo de respuesta sexual”: excitación, meseta, orgasmo y resolución) y plantean la primacía de factores psicológicos, particularmente de déficit del aprendizaje y ansiedad de ejecución, en la etiología y mantención de las disfunciones sexuales.

Co-authors of "Human Sexual Response" Dr. Virginia Johnson (L) with Dr. William Masters (R).

Co-authors of «Human Sexual Response» Dr. Virginia Johnson (L) with Dr. William Masters (R).

En 1970 publican el libro “Human Sexual Inadecuacy” (Incompatibilidad Sexual Humana), y presentan allí un acercamiento clínico altamente eficaz y de corta duración para las disfunciones sexuales. Muestran estudios de seguimiento realizados hasta 5 años después, con las parejas con problemas de disfunción sexual.

La Terapia Sexual de Masters y Johnson.

En términos generales, proponen una psicoterapia breve, directiva (no interpretativa), en coterapia, que utiliza tareas conductuales, técnicas cognitivas y aborda los aspectos comunicacionales de la pareja. Consideran también como intervención la educación sexual y la atención individual y de pareja, orientadas a adquirWilliam-Masters-Virginia-Johnson-Sexologos-Valenciair insight sobre los factores que causan o mantienen las dificultades sexuales y de relación.

Un aporte central de la terapia de Masters & Johnson fue la creación de un de ejercicios simples, que denominaron focalización sensorial”, que se entregaba como tarea a la pareja, para ser realizados en la intimidad, con el objetivo de indagar sobre nuevas maneras de alcanzar intimidad y erotismo.

La teoría y la técnica de la terapia sexual nace de los trabajos pioneros de Masters & Johnson y Helen S. Kaplan. Inicialmente, W. Masters, un ginecólogo, usó un programa de dos semanas de duración (posteriormente se transformó en sesiones semanales) que enfatizaba en ejercicios de focalización sensorial y reducción de la ansiedad de actuación para tratar los problemas sexuales.

Hacia 1980, la terapia sexual devino cognitivo-conductual, y se usaron variaciones de las propuestas de Masters y Johnson, tales como el modelo de Helen S. Kaplan de la respuesta sexual humana: deseo, excitación, orgasmo y resolución. Este modelo no es necesariamente lineal, y las causas pueden devenir efectos. Por ejemplo, una disfunción eréctil puede provocar disminución del deseo.